Cargando...
Por Redacción

El ‘Globo’ voló a la siguiente fase



El Tomás Adolfo Ducó fue el escenario de un espectáculo que comenzó con una carga nostálgica muy intensa. Tras haber conseguido un importante empate en BrasilHuracán recibió a Sport Recife con el sueño de seguir avanzando en el ámbito internacional.


Recién a la media hora el “Globo” pudo gestar la primera acción de riesgo. Mediante un pelotazo de Mauro Bogado, a las espaldas de los centrales, el de San Martín encontró a Cristian Espinoza, quien con la pelota rebotando en el borde del área grande desperdició su remate por encima del travesaño. Fue una muestra de carácter ante las escasas ideas ofensivas.


En el amanecer del complemento los de Eduardo Domínguez demostraron otra agresividad y luego de un contragolpe perfecto consiguió marcar la diferencia. La magnífica asistencia del atacante con pasado en la Selección Sub 20 y la definición de Ramón Ábila hicieron delirar a un barrio que soñaba con volver a los tiempos gloriosos del setenta.


No conforme con el 1 a 0, el volante con pasado en Argentinos Juniors volvió a gritar paraHuracán. Con su excelente pegada, Mauro Bogado capitalizó un despeje de Ferrugem y dejó sin chances a Danilo Fernandes. La clasificación ya era cuestión de tiempo.


Cuando todavía faltaba algo más de un cuarto de hora, “Wanchope” transformó la victoria en goleada para que la fiesta sea completa. El 3 a 0 generó la desesperación en los brasileños, que a partir de ese instante empezaron a aplicar el juego brusco. Una fuerte infracción de Ferrugemsobre Bogado significó la expulsión del defensor que tuvo una noche para el olvido. Muy similar al codazo que le pegó Wendel a la figura del cotejo.


Al ritmo del tango porteño, el “Globo” se metió entre los mejores ocho participantes del torneo internacional, y en esa instancia se medirá frente al vencedor del duelo que animarán Defensor Sporting y Lanús.



comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

El ‘Globo’ voló a la siguiente fase

El Tomás Adolfo Ducó fue el escenario de un espectáculo que comenzó con una carga nostálgica muy intensa. Tras haber conseguido un importante empate en BrasilHuracán recibió a Sport Recife con el sueño de seguir avanzando en el ámbito internacional.

Recién a la media hora el “Globo” pudo gestar la primera acción de riesgo. Mediante un pelotazo de Mauro Bogado, a las espaldas de los centrales, el de San Martín encontró a Cristian Espinoza, quien con la pelota rebotando en el borde del área grande desperdició su remate por encima del travesaño. Fue una muestra de carácter ante las escasas ideas ofensivas.

En el amanecer del complemento los de Eduardo Domínguez demostraron otra agresividad y luego de un contragolpe perfecto consiguió marcar la diferencia. La magnífica asistencia del atacante con pasado en la Selección Sub 20 y la definición de Ramón Ábila hicieron delirar a un barrio que soñaba con volver a los tiempos gloriosos del setenta.

No conforme con el 1 a 0, el volante con pasado en Argentinos Juniors volvió a gritar paraHuracán. Con su excelente pegada, Mauro Bogado capitalizó un despeje de Ferrugem y dejó sin chances a Danilo Fernandes. La clasificación ya era cuestión de tiempo.

Cuando todavía faltaba algo más de un cuarto de hora, “Wanchope” transformó la victoria en goleada para que la fiesta sea completa. El 3 a 0 generó la desesperación en los brasileños, que a partir de ese instante empezaron a aplicar el juego brusco. Una fuerte infracción de Ferrugemsobre Bogado significó la expulsión del defensor que tuvo una noche para el olvido. Muy similar al codazo que le pegó Wendel a la figura del cotejo.

Al ritmo del tango porteño, el “Globo” se metió entre los mejores ocho participantes del torneo internacional, y en esa instancia se medirá frente al vencedor del duelo que animarán Defensor Sporting y Lanús.

comentarios

imagen imagen
Login