Cargando...
Por Redacción

El gasto público creció 67% por encima del ritmo de la economía



Un estudio privado indica que “según datos del Ministerio de Economía, entre 2004 y 2014 el gasto público nacional pasó del 20% al 33% del PBI. Es decir, al cabo de 10 años el gasto público creció 13 puntos porcentuales del PBI, esto es en una magnitud que equivale a dos veces lo que se invierte anualmente en educación pública”.


Tan relevante como el crecimiento del gasto público es la forma en que se financia el incremento. Con datos oficiales de Economía Idesa estimó que en la última década: “la presión impositiva aumentó en 8 puntos porcentuales del PBI de los cuales la Nación se apropió de 6 puntos y el resto fue a las provincias vía coparticipación; las transferencias del Banco Central, Anses y otros organismos públicos se incrementaron en 2 puntos porcentuales del PBI y el resto, o sea 5 puntos del PBI, fue aumento del déficit fiscal”.


Semejante incremento en la gravitación del gasto público respecto del tamaño de la economía revela “por un lado, un aumento de 67% por encima de lo que creció la economía y por el otro, que menos de la mitad de ese aumento se financió con el inédito crecimiento de la presión impositiva. Para el resto se apeló a consumir ahorros previsionales y reservas del Banco Central, emisión monetaria y ahora endeudamiento en dólares a tasas muy altas”.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

El gasto público creció 67% por encima del ritmo de la economía

Un estudio privado indica que “según datos del Ministerio de Economía, entre 2004 y 2014 el gasto público nacional pasó del 20% al 33% del PBI. Es decir, al cabo de 10 años el gasto público creció 13 puntos porcentuales del PBI, esto es en una magnitud que equivale a dos veces lo que se invierte anualmente en educación pública”.

Tan relevante como el crecimiento del gasto público es la forma en que se financia el incremento. Con datos oficiales de Economía Idesa estimó que en la última década: “la presión impositiva aumentó en 8 puntos porcentuales del PBI de los cuales la Nación se apropió de 6 puntos y el resto fue a las provincias vía coparticipación; las transferencias del Banco Central, Anses y otros organismos públicos se incrementaron en 2 puntos porcentuales del PBI y el resto, o sea 5 puntos del PBI, fue aumento del déficit fiscal”.

Semejante incremento en la gravitación del gasto público respecto del tamaño de la economía revela “por un lado, un aumento de 67% por encima de lo que creció la economía y por el otro, que menos de la mitad de ese aumento se financió con el inédito crecimiento de la presión impositiva. Para el resto se apeló a consumir ahorros previsionales y reservas del Banco Central, emisión monetaria y ahora endeudamiento en dólares a tasas muy altas”.

comentarios

imagen imagen
Login