ciudadanodiario.com.ar
Sergio Masa dejó fríos a todos
Cargando...
Por Redacción

Sergio Masa dejó fríos a todos



El líder del Frente Renovador, Sergio Massa, lanzó sus opiniones de cara al balotaje que el 22 de este mes definirá al nuevo presidente de los argentinos. En ese sentido, dijo que no está “planeando apoyar a ninguno de los dos candidatos” presidenciales, aunque señaló que su agenda está “sin ninguna duda más ligada al cambio”. “Hay cinco millones de hacedores de reyes, no uno. Tratar de influir en el caudal electoral sería burlarse de su confianza en mí. No estoy planeando apoyar a ninguno de los dos

candidatos”, lanzó el excandidato presidencial de UNA. Sin embargo, el dirigente opositor resaltó que su visión de futuro y sus propuestas están “sin ninguna duda más ligadas al cambio”.

En una entrevista con el diario británico Financial Times, el tigrense consideró “absurdo” que baraje apoyar al postulante de Cambiemos, Mauricio Macri, para obtener cargos en un eventual Gobierno del líder del PRO. “(Los votantes) Me dieron la tarea de controlar al Gobierno, aportando propuestas y señalando los errores; y esa es la tarea que tendré después del 10 de diciembre”, subrayó el diputado nacional. A la vez, Massa criticó la “campaña del miedo” del kirchnerismo contra Macri y aseguró: “La Argentina debe votar con esperanza, no con miedo”.

Por otra parte, en declaraciones al matutino salteño El Tribuno, Massa dijo que después de las elecciones podría tener una charla “de hombres” con Daniel Scioli, quien en primer lugar había dudado de su denuncia sobre el robo que sufrió en 2013 en su domicilio llevado a cabo por un integrante de Prefectura Naval que fue condenado por el episodio.

El gobernador bonaerense en los últimos días pidió disculpas públicas por los dichos que profirió entonces y dijo que lo llamó por teléfono a Massa por ese motivo. El líder del Frente Renovador advirtió que “después del 22 de noviembre corresponde una charla, mano a mano, de hombres”. “No es un tema solamente político, es un tema familiar, no hay nada más sagrado que la familia y la casa de uno”, sostuvo Massa.

Tras quedar afuera de la segunda vuelta electoral, el líder del Frente Renovador se convirtió en el gran árbitro que podría definir al sucesor de la presidenta Cristina Kirchner.

Así, comenzó la recta hacia el balotaje enviando señales hacia el frente Cambiemos, pero en los últimos días tuvo la misma actitud para con el postulante oficialista.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Sergio Masa dejó fríos a todos

El líder del Frente Renovador, Sergio Massa, lanzó sus opiniones de cara al balotaje que el 22 de este mes definirá al nuevo presidente de los argentinos. En ese sentido, dijo que no está “planeando apoyar a ninguno de los dos candidatos” presidenciales, aunque señaló que su agenda está “sin ninguna duda más ligada al cambio”. “Hay cinco millones de hacedores de reyes, no uno. Tratar de influir en el caudal electoral sería burlarse de su confianza en mí. No estoy planeando apoyar a ninguno de los dos
candidatos”, lanzó el excandidato presidencial de UNA. Sin embargo, el dirigente opositor resaltó que su visión de futuro y sus propuestas están “sin ninguna duda más ligadas al cambio”.
En una entrevista con el diario británico Financial Times, el tigrense consideró “absurdo” que baraje apoyar al postulante de Cambiemos, Mauricio Macri, para obtener cargos en un eventual Gobierno del líder del PRO. “(Los votantes) Me dieron la tarea de controlar al Gobierno, aportando propuestas y señalando los errores; y esa es la tarea que tendré después del 10 de diciembre”, subrayó el diputado nacional. A la vez, Massa criticó la “campaña del miedo” del kirchnerismo contra Macri y aseguró: “La Argentina debe votar con esperanza, no con miedo”.
Por otra parte, en declaraciones al matutino salteño El Tribuno, Massa dijo que después de las elecciones podría tener una charla “de hombres” con Daniel Scioli, quien en primer lugar había dudado de su denuncia sobre el robo que sufrió en 2013 en su domicilio llevado a cabo por un integrante de Prefectura Naval que fue condenado por el episodio.
El gobernador bonaerense en los últimos días pidió disculpas públicas por los dichos que profirió entonces y dijo que lo llamó por teléfono a Massa por ese motivo. El líder del Frente Renovador advirtió que “después del 22 de noviembre corresponde una charla, mano a mano, de hombres”. “No es un tema solamente político, es un tema familiar, no hay nada más sagrado que la familia y la casa de uno”, sostuvo Massa.
Tras quedar afuera de la segunda vuelta electoral, el líder del Frente Renovador se convirtió en el gran árbitro que podría definir al sucesor de la presidenta Cristina Kirchner.
Así, comenzó la recta hacia el balotaje enviando señales hacia el frente Cambiemos, pero en los últimos días tuvo la misma actitud para con el postulante oficialista.

comentarios

Login