ciudadanodiario.com.ar
El Estado Islámico refuerza control en el este de Siria
Cargando...
Por Redacción

El Estado Islámico refuerza control en el este de Siria



Un grupo extremista suní ocupó este lunes áreas de una capital provincial siria cerca de la frontera con Irak después de desalojar a combatientes rivales del gobierno central de ese país, dijeron activistas. El avance de milicianos del autodenominado Estado Islámico en la ciudad de Deir el-Zour los acerca a un choque con las fuerzas del presidente Bashar Assad. El Estado Islámico capturó recientemente ciudades y pueblos en el norte de Irak y los unió a buena parte del territorio que controla en el este de Siria.


El Observatorio Sirio por los Derechos Humanos , dijo que milicianos del estado Islámico desplazaron a combatientes del Frente Nusra, los cuales controlaban la mencionada locación. Esta acción expande y consolida las áreas ocupadas por el Estado Islámico en territorios contiguos de las convulsionadas Siria e Irak. Esta facción insurgente, que ahora controla una significativa parte del territorio sirio, domina casi totalmente la provincia petrolera de Deir el-Zour en el este, que va desde la ciudad fronteriza de Boukamal hasta la capital provincial al noroeste. Las fuerzas de Assad todavía conservan la mitad de la ciudad de Deir el-Zour y todavía no se han reportado combates allí entre estos y el grupo extremista.


Dirigido por un ambicioso miliciano iraquí conocido como Abu Bakr al-Baghdadi, el Estado Islámico declaró unilateralmente el establecimiento de un califato, en los territorios que capturó en Siria e Irak. Proclamó a al-Baghdadi como jefe del nuevo supuesto Estado y exigió que todos los musulmanes le presten lealtad. La mayoría de los grupos rebeldes sirios que luchan por derrocar a Al Assad han rechazado la declaración de al-Baghdadi. Los grupos rebeldes, incluso el Frente Nusra, han combatido al grupo extremista desde comienzos de año. Unas 7.000 personas han muerto en la lucha, y decenas de miles de civiles se han visto obligados a abandonar sus hogares. El Frente Nusra parece estar perdiendo la guerra contra el gobierno central sirio, a medida que combatientes aliados desertan para sumarse al grupo de al-Baghdadi.


Simultáneamente a lo acontecido, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó por unanimidad una resolución que autorizó la entrega de alimentos y ayuda a los pobladores en zonas controladas por los rebeldes, con aprobación del gobierno.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

El Estado Islámico refuerza control en el este de Siria

Un grupo extremista suní ocupó este lunes áreas de una capital provincial siria cerca de la frontera con Irak después de desalojar a combatientes rivales del gobierno central de ese país, dijeron activistas. El avance de milicianos del autodenominado Estado Islámico en la ciudad de Deir el-Zour los acerca a un choque con las fuerzas del presidente Bashar Assad. El Estado Islámico capturó recientemente ciudades y pueblos en el norte de Irak y los unió a buena parte del territorio que controla en el este de Siria.

El Observatorio Sirio por los Derechos Humanos , dijo que milicianos del estado Islámico desplazaron a combatientes del Frente Nusra, los cuales controlaban la mencionada locación. Esta acción expande y consolida las áreas ocupadas por el Estado Islámico en territorios contiguos de las convulsionadas Siria e Irak. Esta facción insurgente, que ahora controla una significativa parte del territorio sirio, domina casi totalmente la provincia petrolera de Deir el-Zour en el este, que va desde la ciudad fronteriza de Boukamal hasta la capital provincial al noroeste. Las fuerzas de Assad todavía conservan la mitad de la ciudad de Deir el-Zour y todavía no se han reportado combates allí entre estos y el grupo extremista.

Dirigido por un ambicioso miliciano iraquí conocido como Abu Bakr al-Baghdadi, el Estado Islámico declaró unilateralmente el establecimiento de un califato, en los territorios que capturó en Siria e Irak. Proclamó a al-Baghdadi como jefe del nuevo supuesto Estado y exigió que todos los musulmanes le presten lealtad. La mayoría de los grupos rebeldes sirios que luchan por derrocar a Al Assad han rechazado la declaración de al-Baghdadi. Los grupos rebeldes, incluso el Frente Nusra, han combatido al grupo extremista desde comienzos de año. Unas 7.000 personas han muerto en la lucha, y decenas de miles de civiles se han visto obligados a abandonar sus hogares. El Frente Nusra parece estar perdiendo la guerra contra el gobierno central sirio, a medida que combatientes aliados desertan para sumarse al grupo de al-Baghdadi.

Simultáneamente a lo acontecido, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó por unanimidad una resolución que autorizó la entrega de alimentos y ayuda a los pobladores en zonas controladas por los rebeldes, con aprobación del gobierno.

comentarios

Login