Cargando...
Por Redacción

El Estado Islámico habría atacado con armas químicas a los Kurdos



Una “supuesta” prueba de campo realizada por el Ejército estadounidense sobre el uso de gas mostaza por parte del Estado Islámico contra combatientes kurdos en el norte de Irak a principios de este mes, ha dado positivo aunque no de forma concluyente, según ha informado este viernes el general de Infantería de la Marina estadounidense, Kevin Killea.


El general, jefe de personal para operaciones contra grupos milicianos, ha afirmado que la prueba no es concluyente para demostrar el uso de armas químicas y que los fragmentos serán sometidos a una prueba definitiva para confirmar el hallazgo.


Killea ha asegurado que las granadas de mortero habían sido lanzadas contra posiciones de los Peshmerga kurdos cerca de la ciudad de Majmur, en el norte de Irak, el 11 de agosto. Los fragmentos de las granadas fueron recopilados por los combatientes kurdos y se los entregaron a las fuerzas estadounidenses en la región.


“Pudimos recoger los fragmentos de algunas de las granadas de mortero y hacer una prueba de campo de esos fragmentos, y nos ha mostrado la presencia de HD, también conocido como gas mostaza”, ha explicado Killea. Según ha relatado, el gas mostaza es un agente químico de clase 1, que significa que tiene varios usos fuera de la guerra química.


“Es muy importante entender que esto es una prueba de campo hipotética y no es concluyente, y que estos resultados nos dicen que se trata simplemente de la presencia de esta sustancia química”, ha agregado.


Las autoridades estadounidenses mostraron sospechas la semana pasada acerca de la posible obtención del Estado Islámico de gas mostaza en Siria, cuyo Gobierno admitió haber tenido grandes cantidades del mismo en el año 2013, así como de su posible uso contra combatientes kurdos.



comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

El Estado Islámico habría atacado con armas químicas a los Kurdos

Una “supuesta” prueba de campo realizada por el Ejército estadounidense sobre el uso de gas mostaza por parte del Estado Islámico contra combatientes kurdos en el norte de Irak a principios de este mes, ha dado positivo aunque no de forma concluyente, según ha informado este viernes el general de Infantería de la Marina estadounidense, Kevin Killea.

El general, jefe de personal para operaciones contra grupos milicianos, ha afirmado que la prueba no es concluyente para demostrar el uso de armas químicas y que los fragmentos serán sometidos a una prueba definitiva para confirmar el hallazgo.

Killea ha asegurado que las granadas de mortero habían sido lanzadas contra posiciones de los Peshmerga kurdos cerca de la ciudad de Majmur, en el norte de Irak, el 11 de agosto. Los fragmentos de las granadas fueron recopilados por los combatientes kurdos y se los entregaron a las fuerzas estadounidenses en la región.

“Pudimos recoger los fragmentos de algunas de las granadas de mortero y hacer una prueba de campo de esos fragmentos, y nos ha mostrado la presencia de HD, también conocido como gas mostaza”, ha explicado Killea. Según ha relatado, el gas mostaza es un agente químico de clase 1, que significa que tiene varios usos fuera de la guerra química.

“Es muy importante entender que esto es una prueba de campo hipotética y no es concluyente, y que estos resultados nos dicen que se trata simplemente de la presencia de esta sustancia química”, ha agregado.

Las autoridades estadounidenses mostraron sospechas la semana pasada acerca de la posible obtención del Estado Islámico de gas mostaza en Siria, cuyo Gobierno admitió haber tenido grandes cantidades del mismo en el año 2013, así como de su posible uso contra combatientes kurdos.

comentarios

imagen imagen
Login