ciudadanodiario.com.ar
El enojo de Cristina con la ex SIDE
Cargando...
Por Redacción

El enojo de Cristina con la ex SIDE



Según publica hoy el diario Perfil, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner quiso descabezar a la Secretaría de Inteligencia en agosto de 2013 pero su entorno la frenó. En un expediente judicial que se inició en el juzgado federal de Sergio Torres y que ahora se encuentra en el tribunal federal de Luis Rodríguez, un legajo de escuchas al que accedió Perfil gracias a fuentes judiciales revela las conversaciones de algunos de los funcionarios de la SI más cercanos a CFK, como Fernando Pocino, director de Interior de la ex SIDE, y Enrique Barbuto, un dirigente del pingüino Héctor Icazuriaga, ex titular de la SI y amigo personal de los Kirchner.


Las conversaciones que transcurren entre julio y agosto de 2013 demuestran la desconfianza de la Presidenta sobre el número dos de la ex SIDE, Francisco Paco Larcher, la ruptura con Jaime Stiuso y relata escenas de la derrota electoral que marcó el punto final. Cristina estaba convencida de que un sector de la SI la había traicionado y los responsabilizaba por el triunfo de Sergio Massa.


Un mes antes de la elección ya había decidido barrer con la cúpula y la estructura de Inteligencia del Estado. El domingo 11 de agosto, tras conocerse los resultados de las PASO, tomó la decisión, pero su entorno la frenó. El número dos de Fernando Pocino, Alejandro Mota, admite en una conversación que CFK quería borrar la SI de un plumazo y formar un nuevo organismo. Eso se concretó dos años después con la creación de la Agencia Federal de Inteligencia.


Según las escuchas, el lunes después de las elecciones, Larcher tenía los días contados. Pero el martes “volvió todo a su normalidad, como si nada hubiese pasado”, contó Mota. Scatturice le dice que “la Presidenta quería meter los cambios el domingo y le aconsejaron que no era bueno”. El 15 de agosto de 2013, Scatturice le dice a Mota que “la Presidenta rompió toda la habitación del Intercontinental cuando se enteró del resultado de las elecciones” y “está muy enojada porque la tienen mal informada”. Mota cuenta que había encuestas que anticipaban la derrota pero nadie se las mostró a CFK porque “nadie se anima a contradecirla porque, si no, los echan”./ Fuente: Perfil.com


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

El enojo de Cristina con la ex SIDE

Según publica hoy el diario Perfil, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner quiso descabezar a la Secretaría de Inteligencia en agosto de 2013 pero su entorno la frenó. En un expediente judicial que se inició en el juzgado federal de Sergio Torres y que ahora se encuentra en el tribunal federal de Luis Rodríguez, un legajo de escuchas al que accedió Perfil gracias a fuentes judiciales revela las conversaciones de algunos de los funcionarios de la SI más cercanos a CFK, como Fernando Pocino, director de Interior de la ex SIDE, y Enrique Barbuto, un dirigente del pingüino Héctor Icazuriaga, ex titular de la SI y amigo personal de los Kirchner.

Las conversaciones que transcurren entre julio y agosto de 2013 demuestran la desconfianza de la Presidenta sobre el número dos de la ex SIDE, Francisco Paco Larcher, la ruptura con Jaime Stiuso y relata escenas de la derrota electoral que marcó el punto final. Cristina estaba convencida de que un sector de la SI la había traicionado y los responsabilizaba por el triunfo de Sergio Massa.

Un mes antes de la elección ya había decidido barrer con la cúpula y la estructura de Inteligencia del Estado. El domingo 11 de agosto, tras conocerse los resultados de las PASO, tomó la decisión, pero su entorno la frenó. El número dos de Fernando Pocino, Alejandro Mota, admite en una conversación que CFK quería borrar la SI de un plumazo y formar un nuevo organismo. Eso se concretó dos años después con la creación de la Agencia Federal de Inteligencia.

Según las escuchas, el lunes después de las elecciones, Larcher tenía los días contados. Pero el martes “volvió todo a su normalidad, como si nada hubiese pasado”, contó Mota. Scatturice le dice que “la Presidenta quería meter los cambios el domingo y le aconsejaron que no era bueno”. El 15 de agosto de 2013, Scatturice le dice a Mota que “la Presidenta rompió toda la habitación del Intercontinental cuando se enteró del resultado de las elecciones” y “está muy enojada porque la tienen mal informada”. Mota cuenta que había encuestas que anticipaban la derrota pero nadie se las mostró a CFK porque “nadie se anima a contradecirla porque, si no, los echan”./ Fuente: Perfil.com

comentarios

Login