El dueño de Basilea
Cargando...
Por Redacción

El dueño de Basilea



Se habían enfrentado por última vez en el Abierto de Australia de 2014 y hay que remontarse hasta Roma 2013 para tenerlos como protagonistas de una final, pero un día volvieron a estar frente a frente y los dos monarcas de la última década mostraron lo mejor de sus tenis.


Roger Federer superó a Rafael Nadal por 6-3,5-7 y 6-3 en el ATP 500 de Basilea, en la reedición de uno de los duelos más destacados de las historias moderna del tenis. El suizo fue campeón ante su público y conquistó el título 88 de su carrera, el sexto del año y el séptimo en este torneo.


Ahora el historia está con 11 victorias para el helvético y 23 para el español, que tras una temporada irregular volvió a jugar una final. El actual Nº3 del mundo logró vencer a su rival tras más de tres años, no lo hacía desde Indian Wells 2012.


Federer se impuso en un partido vibrante, con los dos tenistas mostrando lo mejor de su repertorio, gracias a sus tiros ganadores -doblegó al mallorquín en ese rubro- y la alta efectividad de su primer saque.


En la primera manga, el suizo consiguió dos quiebres en cuatro oportunidades y levantó los dos breaks en contra para quedarse con el parcial. Parecía que la definición iba a ser en el segundo set pero Nadal mantuvo su saque a pesar de la presión del local y con un quiebre en los momentos definitorios estiró la resolución del título.


En el set final, el español presentaba algunos problemas físico sin embargo luchó hasta el final, levantó un par de match point, uno de ellos con una espectacular pelota cruzada, pero no pudo con la solidez del suizo en el saque.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

El dueño de Basilea

imagen

Se habían enfrentado por última vez en el Abierto de Australia de 2014 y hay que remontarse hasta Roma 2013 para tenerlos como protagonistas de una final, pero un día volvieron a estar frente a frente y los dos monarcas de la última década mostraron lo mejor de sus tenis.

Roger Federer superó a Rafael Nadal por 6-3,5-7 y 6-3 en el ATP 500 de Basilea, en la reedición de uno de los duelos más destacados de las historias moderna del tenis. El suizo fue campeón ante su público y conquistó el título 88 de su carrera, el sexto del año y el séptimo en este torneo.

Ahora el historia está con 11 victorias para el helvético y 23 para el español, que tras una temporada irregular volvió a jugar una final. El actual Nº3 del mundo logró vencer a su rival tras más de tres años, no lo hacía desde Indian Wells 2012.

Federer se impuso en un partido vibrante, con los dos tenistas mostrando lo mejor de su repertorio, gracias a sus tiros ganadores -doblegó al mallorquín en ese rubro- y la alta efectividad de su primer saque.

En la primera manga, el suizo consiguió dos quiebres en cuatro oportunidades y levantó los dos breaks en contra para quedarse con el parcial. Parecía que la definición iba a ser en el segundo set pero Nadal mantuvo su saque a pesar de la presión del local y con un quiebre en los momentos definitorios estiró la resolución del título.

En el set final, el español presentaba algunos problemas físico sin embargo luchó hasta el final, levantó un par de match point, uno de ellos con una espectacular pelota cruzada, pero no pudo con la solidez del suizo en el saque.

comentarios

imagen imagen
Login