ciudadanodiario.com.ar
El drama de Sebastián Estevanez: “Si no me cuido, voy derecho al trasplante”
Cargando...
Por Redacción

El drama de Sebastián Estevanez: “Si no me cuido, voy derecho al trasplante”



El galán de telenovelas Sebastián Estevanez se dio cuenta de que algo malo pasaba con sus rodillas, y decidió consultar a un médico: “El dolor era inaguantable y me preocupé muchísimo. Pero hoy la estoy peleando y ya estoy mejor: la clave fue agarrarlo a tiempo”.


El protagonista de Dulce amor explicó el diagnóstico que le dieron los médicos: “Terminé de jugar un partido de tenis y casi no podía caminar. No era la primera vez que me pasaba, pero estaba vez no me podía recuperar. Consulté con un kinesiólogo y me dio el diagnóstico: tenía un edema óseo importante”.


Además Sebastián señaló que, como parte del tratamiento, se da inyecciones de ácido hialurónico y una serie de antibióticos. También realiza sesiones de kinesiología y ejercicios diarios para fortalecer los músculos de la cintura y las piernas.


“Es algo que tengo que hacer de por vida porque en caso contrario, los dolores vuelven a aparecer. Además, la médica no le dio vueltas al asunto y me dijo: si no me cuido voy derecho al trasplante. Igual no me siento bajoneado. Haberlo agarrado a tiempo me da un gran alivio”, agregó.


Por último, el actor recordó que en 1997 tuvo un accidente automovilístico y estuvo internado en coma: “Después de lo que viví, las rodillas era lo que menos me importaba. Yo ya estaba acostumbrado: aprendí a vivir con el dolor constante. Por suerte, la medicina avanzó a pasos agigantados y uno ahora puede recuperarse y aprender a revertir la situación. Estoy con todas las pilas para sentirme mejor. De hecho ya noto los cambios”.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

El drama de Sebastián Estevanez: “Si no me cuido, voy derecho al trasplante”

El galán de telenovelas Sebastián Estevanez se dio cuenta de que algo malo pasaba con sus rodillas, y decidió consultar a un médico: “El dolor era inaguantable y me preocupé muchísimo. Pero hoy la estoy peleando y ya estoy mejor: la clave fue agarrarlo a tiempo”.

El protagonista de Dulce amor explicó el diagnóstico que le dieron los médicos: “Terminé de jugar un partido de tenis y casi no podía caminar. No era la primera vez que me pasaba, pero estaba vez no me podía recuperar. Consulté con un kinesiólogo y me dio el diagnóstico: tenía un edema óseo importante”.

Además Sebastián señaló que, como parte del tratamiento, se da inyecciones de ácido hialurónico y una serie de antibióticos. También realiza sesiones de kinesiología y ejercicios diarios para fortalecer los músculos de la cintura y las piernas.

“Es algo que tengo que hacer de por vida porque en caso contrario, los dolores vuelven a aparecer. Además, la médica no le dio vueltas al asunto y me dijo: si no me cuido voy derecho al trasplante. Igual no me siento bajoneado. Haberlo agarrado a tiempo me da un gran alivio”, agregó.

Por último, el actor recordó que en 1997 tuvo un accidente automovilístico y estuvo internado en coma: “Después de lo que viví, las rodillas era lo que menos me importaba. Yo ya estaba acostumbrado: aprendí a vivir con el dolor constante. Por suerte, la medicina avanzó a pasos agigantados y uno ahora puede recuperarse y aprender a revertir la situación. Estoy con todas las pilas para sentirme mejor. De hecho ya noto los cambios”.

comentarios

Login