Cargando...
Por Redacción

El dictador norcoreano quiere a Messi en su país



La fama de Messi, la estrella del Barcelona y del fútbol mundial, llega hasta Corea del Norte. A pesar de ser el país más hermético y aislado del mundo, los aficionados al popular deporte, sobre todo los más jóvenes, conocen al astro argentino y quieren verlo en persona. Para cumplir sus sueños, Han Un-gyong, miembro norcoreano del comité ejecutivo de la Confederación Asiática de Fútbol, ha invitado a Messi a visitar una escuela deportiva de Pyongyang donde se entrenan unos 200 niños de entre diez y once años.


“Quiero invitarlo porque nuestros chicos lo adoran. Cuando les pregunto quién piensan que es el mejor jugador del mundo, todos dicen que les encanta Messi, incluso las niñas”, explicó Han Un-gyong en una reunión de la Confederación Asiática de Fútbol celebrada en Manila, según informa la agencia France Press. A su juicio, “a muchos estudiantes les gusta Messi porque es un hombre honesto que ama a los niños”.


Si el delantero del Barça accede a esta invitación, seguiría los pasos de Dennis Rodman, el polémico exjugador de la NBA que ya ha visitado Corea del Norte en varias ocasiones y hasta se ha hecho buen amigo de su joven dictador, Kim Jong-un. Como casi todo en este país, la Escuela Internacional de Fútbol de Pyongyang también ha sido idea suya porque, según la propaganda, es un gran aficionado a los deportes, aunque su figura no lo demuestre.


Tal y como relató Han Un-gyong, dicha academia abrió este año y reúne a las más jóvenes promesas del futuro fútbol norcoreano. “Leen libros sobre Messi y ven sus partidos a través de internet en nuestra escuela”, aseguró este directivo, quien detalló que los estudiantes “son seleccionados de todo el país y juegan muchos partidos para comprobar quiénes son los mejores. Si vemos que no evolucionan, los mandamos de vuelta a sus casas y elegimos a otros”.



comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

El dictador norcoreano quiere a Messi en su país

La fama de Messi, la estrella del Barcelona y del fútbol mundial, llega hasta Corea del Norte. A pesar de ser el país más hermético y aislado del mundo, los aficionados al popular deporte, sobre todo los más jóvenes, conocen al astro argentino y quieren verlo en persona. Para cumplir sus sueños, Han Un-gyong, miembro norcoreano del comité ejecutivo de la Confederación Asiática de Fútbol, ha invitado a Messi a visitar una escuela deportiva de Pyongyang donde se entrenan unos 200 niños de entre diez y once años.

“Quiero invitarlo porque nuestros chicos lo adoran. Cuando les pregunto quién piensan que es el mejor jugador del mundo, todos dicen que les encanta Messi, incluso las niñas”, explicó Han Un-gyong en una reunión de la Confederación Asiática de Fútbol celebrada en Manila, según informa la agencia France Press. A su juicio, “a muchos estudiantes les gusta Messi porque es un hombre honesto que ama a los niños”.

Si el delantero del Barça accede a esta invitación, seguiría los pasos de Dennis Rodman, el polémico exjugador de la NBA que ya ha visitado Corea del Norte en varias ocasiones y hasta se ha hecho buen amigo de su joven dictador, Kim Jong-un. Como casi todo en este país, la Escuela Internacional de Fútbol de Pyongyang también ha sido idea suya porque, según la propaganda, es un gran aficionado a los deportes, aunque su figura no lo demuestre.

Tal y como relató Han Un-gyong, dicha academia abrió este año y reúne a las más jóvenes promesas del futuro fútbol norcoreano. “Leen libros sobre Messi y ven sus partidos a través de internet en nuestra escuela”, aseguró este directivo, quien detalló que los estudiantes “son seleccionados de todo el país y juegan muchos partidos para comprobar quiénes son los mejores. Si vemos que no evolucionan, los mandamos de vuelta a sus casas y elegimos a otros”.

comentarios

imagen imagen
Login