Cargando...
Por Redacción

El campo denunció ataques a silobolsas con granos



Los ataques anónimos contra silobolsas en momentos en que el Gobierno presiona para que los productores liquiden su cosecha e ingresen dólares al país levantaron todo tipo de sospechas. Pero el titular de Coninagro (Confederación Intercooperativa Agropecuaria Ltda.), Carlos Garetto, optó por no sembrar más sospechas y pidió que sea la Justicia la que determine el origen de las agresiones.


El dirigente rural advirtió también que ese tipo de ataques “se da en varios lugares pero trascienden poco”, muchas veces por lo alejados que están los campos de los centros urbanos. “Conocemos muchos casos”, insistió, en la entrevista que concedió al programa Página abierta, de radio América.


Garetto reconoció que “siempre hay alguna suspicacia” respecto al origen de esas agresiones, pero advirtió: “Hasta que esto no se determine nosotros como dirigentes no podemos decir nada”. “La Justicia tiene que actuar”, reclamó.


Este miércoles, la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) denunció a través de un comunicado la rotura de ocho silobolsas con soja y maíz del productor Tomás López.


La entidad aseguró además que el ataque contra el campo que alquila en la localidad de Speluzzi tuvo una intencionalidad muy marcada: “Las roturas efectuadas en la madrugada del lunes pasado dan cuenta de un claro mensaje, ya que no hubo sustracción ni motivo alguno para dicho suceso”.


De las ocho silobolsas rotas, seis contenían soja y dos maíz; según fuentes rurales -citadas por Infocampo– en ellas había unas 1.200 toneladas de la leguminosa y 400 del segundo cereal, por lo que se calcula que el acopio tenía un valor aproximado a los tres millones de pesos.


De todas formas, en el reportaje Garetto confirmó también que tras el encuentro que mantuvieron este miércoles distintas agrupaciones rurales con representantes del Gobierno se acordó avanzar en la venta de la producción almacenada. “En los próximos tres o cinco meses se liquidarán los dólares de la cosecha”, anticipó


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

El campo denunció ataques a silobolsas con granos

Los ataques anónimos contra silobolsas en momentos en que el Gobierno presiona para que los productores liquiden su cosecha e ingresen dólares al país levantaron todo tipo de sospechas. Pero el titular de Coninagro (Confederación Intercooperativa Agropecuaria Ltda.), Carlos Garetto, optó por no sembrar más sospechas y pidió que sea la Justicia la que determine el origen de las agresiones.

El dirigente rural advirtió también que ese tipo de ataques “se da en varios lugares pero trascienden poco”, muchas veces por lo alejados que están los campos de los centros urbanos. “Conocemos muchos casos”, insistió, en la entrevista que concedió al programa Página abierta, de radio América.

Garetto reconoció que “siempre hay alguna suspicacia” respecto al origen de esas agresiones, pero advirtió: “Hasta que esto no se determine nosotros como dirigentes no podemos decir nada”. “La Justicia tiene que actuar”, reclamó.

Este miércoles, la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) denunció a través de un comunicado la rotura de ocho silobolsas con soja y maíz del productor Tomás López.

La entidad aseguró además que el ataque contra el campo que alquila en la localidad de Speluzzi tuvo una intencionalidad muy marcada: “Las roturas efectuadas en la madrugada del lunes pasado dan cuenta de un claro mensaje, ya que no hubo sustracción ni motivo alguno para dicho suceso”.

De las ocho silobolsas rotas, seis contenían soja y dos maíz; según fuentes rurales -citadas por Infocampo– en ellas había unas 1.200 toneladas de la leguminosa y 400 del segundo cereal, por lo que se calcula que el acopio tenía un valor aproximado a los tres millones de pesos.

De todas formas, en el reportaje Garetto confirmó también que tras el encuentro que mantuvieron este miércoles distintas agrupaciones rurales con representantes del Gobierno se acordó avanzar en la venta de la producción almacenada. “En los próximos tres o cinco meses se liquidarán los dólares de la cosecha”, anticipó

comentarios

imagen imagen
Login