ciudadanodiario.com.ar
El Brexit lleva al Reino Unido a su mayor inflación en dos años
Cargando...
Por Redacción

El Brexit lleva al Reino Unido a su mayor inflación en dos años



La inflación subió en septiembre al 1% en el Reino Unido, la más alta desde noviembre de 2014. En agosto pasado estaba en el 0,6%. El Instituto Nacional de Estadística lo fundamenta en el mayor precio de la energía, la ropa, los carburantes y los hoteles y cree que todavía no se puede relacionar con el Brexit. Pero muchos economistas discrepan y aseguran que se está comenzando a pagar la devaluación de la libra, que vale frente al dólar ahora mismo un 22% menos que en noviembre pasado.


El próximo dato puede ser mucho peor, pues el de septiembre no recoge todavía los efectos de la gran devaluación de este mes, que llegó después de que Theresa May pusiese fecha al Brexit y se inclinase por su versión más dura.


Algunos analistas creen que la inflación del año que viene podría llegar al 3,5%, con el consiguiente castigo para el poder adquisitivo de las familias. Lo cierto es que está subiendo en todo Occidente, por el repunte del petróleo y las materias primas. En Estados Unidos llegó al 1,5% en septiembre. En la zona euro marcó un 0,4%, la mitad del dato británico.


Matt Davies, el jefe de Tesco, la mayor cadena de supermercados del país, ha advertido que una subida en los precios de los alimentos “será letal para las firmas del retail, los fabricantes y las familias que luchan por llegar a fin de mes”.



 


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

El Brexit lleva al Reino Unido a su mayor inflación en dos años

La inflación subió en septiembre al 1% en el Reino Unido, la más alta desde noviembre de 2014. En agosto pasado estaba en el 0,6%. El Instituto Nacional de Estadística lo fundamenta en el mayor precio de la energía, la ropa, los carburantes y los hoteles y cree que todavía no se puede relacionar con el Brexit. Pero muchos economistas discrepan y aseguran que se está comenzando a pagar la devaluación de la libra, que vale frente al dólar ahora mismo un 22% menos que en noviembre pasado.

El próximo dato puede ser mucho peor, pues el de septiembre no recoge todavía los efectos de la gran devaluación de este mes, que llegó después de que Theresa May pusiese fecha al Brexit y se inclinase por su versión más dura.

Algunos analistas creen que la inflación del año que viene podría llegar al 3,5%, con el consiguiente castigo para el poder adquisitivo de las familias. Lo cierto es que está subiendo en todo Occidente, por el repunte del petróleo y las materias primas. En Estados Unidos llegó al 1,5% en septiembre. En la zona euro marcó un 0,4%, la mitad del dato británico.

Matt Davies, el jefe de Tesco, la mayor cadena de supermercados del país, ha advertido que una subida en los precios de los alimentos “será letal para las firmas del retail, los fabricantes y las familias que luchan por llegar a fin de mes”.

 

comentarios

Login