Cargando...
Por Redacción

El billete de 100 cada vez vale menos



El ejercicio de la Consultora Ecolatina determinó que la pérdida de capacidad adquisitiva en los últimos 15 años fue equivalente a quitarle “un cero al poder de compra del peso”. “Esto no es nuevo en la historia argentina, en los últimos cien años nuestra moneda cambió de nombre varias veces y, en el camino, perdió trece ceros”, señaló el informe gerenciado por el economista jefe Lorenzo Sigaut Gravina.


Entre 1881 y 1969 estuvo vigente el peso moneda nacional, que fue reemplazado por el Peso Ley 18.188, que equivalía a 100 unidades de la anterior denominación. Por efecto de la inflación, el Peso Ley fue reemplazado en 1983 por el Peso Argentino, que rigió hasta 1985 y equivalía a 10 mil unidades de la anterior denominación. Luego apareció el Austral que estuvo vigente hasta 1991, que equivalía a mil pesos argentinos, y finalmente irrumpió el Peso Convertible con el dólar, cuya unidad equivalía a 10 mil Australes.


Según indica el informe de Ecolatina, la moneda argentina tiene un hoy poder de compra equivalente al 10 por ciento del que tenía en 1999, cuando el peso estaba atado al dólar estadounidense. La consultora de empresas sostuvo que “realizar transacciones cotidianas con billetes de bajo poder de compra dificulta las operaciones y genera costos innecesarios a los ciudadanos”. Ecolatina consideró que “las razones reales por las cuales no e crea un billete de mayor denominación consecuente con las necesidades de la población radican en la negativa del Ejecutivo a reconocer la verdadera inflación”.



Un claro ejemplo de la falta de denominación más grande está en los cajeros automáticos que hasta hace unos años expendían billetes de 10, 20 y 50 pesos. Ahora los bancos prefieren cargar las celdas donde van las unidades, que pueden ser 4 u 8 por cajero, solo con billetes de 100 pesos.


0011852824



comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

El billete de 100 cada vez vale menos

El ejercicio de la Consultora Ecolatina determinó que la pérdida de capacidad adquisitiva en los últimos 15 años fue equivalente a quitarle “un cero al poder de compra del peso”. “Esto no es nuevo en la historia argentina, en los últimos cien años nuestra moneda cambió de nombre varias veces y, en el camino, perdió trece ceros”, señaló el informe gerenciado por el economista jefe Lorenzo Sigaut Gravina.

Entre 1881 y 1969 estuvo vigente el peso moneda nacional, que fue reemplazado por el Peso Ley 18.188, que equivalía a 100 unidades de la anterior denominación. Por efecto de la inflación, el Peso Ley fue reemplazado en 1983 por el Peso Argentino, que rigió hasta 1985 y equivalía a 10 mil unidades de la anterior denominación. Luego apareció el Austral que estuvo vigente hasta 1991, que equivalía a mil pesos argentinos, y finalmente irrumpió el Peso Convertible con el dólar, cuya unidad equivalía a 10 mil Australes.

Según indica el informe de Ecolatina, la moneda argentina tiene un hoy poder de compra equivalente al 10 por ciento del que tenía en 1999, cuando el peso estaba atado al dólar estadounidense. La consultora de empresas sostuvo que “realizar transacciones cotidianas con billetes de bajo poder de compra dificulta las operaciones y genera costos innecesarios a los ciudadanos”. Ecolatina consideró que “las razones reales por las cuales no e crea un billete de mayor denominación consecuente con las necesidades de la población radican en la negativa del Ejecutivo a reconocer la verdadera inflación”.

Un claro ejemplo de la falta de denominación más grande está en los cajeros automáticos que hasta hace unos años expendían billetes de 10, 20 y 50 pesos. Ahora los bancos prefieren cargar las celdas donde van las unidades, que pueden ser 4 u 8 por cajero, solo con billetes de 100 pesos.

0011852824

comentarios

imagen imagen
Login