ciudadanodiario.com.ar
El 20% de los mendocinos sufre de cáncer de piel
Cargando...
Por Redacción

El 20% de los mendocinos sufre de cáncer de piel



Si bien es cierto que no todos los cánceres de piel son mortales, la mayoría de los casos pueden derivar en complicaciones que, de no detectarse y tratarse a tiempo pueden ser muy peligrosos. La Sociedad Argentina de Dermatología estima que alrededor del 20% (o uno de cada cinco personas) de la población regional en Cuyo, desarrollará cáncer de piel en algún momento de su vida.


Una de las profesionales más entendidas en el tema es Teresita Cravino. Esta renombrada dermatóloga, perteneciente al Comité Científico de la Fundación Argentina del Cáncer, explicó que el carcinoma de piel “es un tumor maligno, pero quirúrgicamente curable, como el caso del epitelioma o carcinoma basocelular, que es el más leve de todos, o el epitelioma o carcinoma espinocelular, de gravedad intermedia”, y  agregó que los carcinomas son malignos porque “son agresivos localmente; los melanomas, que también descubiertos a tiempo son curables, se diseminan a distancia”.


Sale el solcito

Las causas más sobresalientes que determinan la aparición de los cánceres de piel son la exposición al sol sin protección o el uso de las camas solares, situaciones que en su conjunto representan el 88% de los casos. Sin embargo, también se pueden producir por la exposición reiterada a los rayos X y los antecedentes familiares, entre otras causas, aunque son muy poco frecuentes.


“La manera más eficaz para prevenir el cáncer de piel es la educación: saber cómo, cuándo y cuánto exponernos al sol. El cáncer de piel es curable en la mayoría de los casos, por eso es importante hacerse exámenes propios constantes y visitar al dermatólogo por lo menos una vez al año como medida de prevención”, informan a través de un folleto los coordinadores de la 21ª Campaña Anual de Prevención del Cáncer de Piel en Mendoza.


A tiempo, hay solución

Desde la Sociedad Argentina de Dermatología con sede en Mendoza, informaron a El Ciudadano que “el cáncer de piel, no melanoma, ya se combate en la provincia con una práctica llamada cirugía de Mohs, que logra curar el 99% de los casos. Se calcula que la mitad de los diagnósticos de cáncer, en general, es de piel y, dentro de este grupo, el 95% es no melanoma”, dijo el doctor Abel González.


Además, el profesional señala que estos cuadros oncológicos suelen ser más comunes en el rostro y el cuello a efectos de una irresponsable exposición al sol en los horarios de riesgo (mañana y mediodía). “La cirugía de Mohs es muy ventajosa porque sólo se remueve una mínima capa de piel e incluye la reconstrucción plástica”, dice González.


Camas solares aumentan el riesgo de padecer cáncer

Los centros de bronceado, que ya habían sido acusados de favorecer el melanoma, también aumentan las posibilidades de tener carcinomas cutáneos, según un estudio publicado el miércoles pasado.


Su incidencia crece con el aumento de la esperanza de vida y los cambios de hábitos, en particular, la costumbre de exponerse rayos artificiales.

Un grupo de investigadores estadounidenses repasó los resultados de una serie de estudios realizados desde 1977, basándose en 80.000 personas originarias de seis países, y descubrió que había un vínculo entre concurrir a centros de bronceado y tener alguno de estos dos tipos de carcinoma cutáneo.


Así, el riesgo aumenta 29% para el cáncer basocelular, más benigno, y 67% para el cáncer espinocelular, el cual puede dar lugar con más frecuencia a metástasis./ Orlando Tirapu


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

El 20% de los mendocinos sufre de cáncer de piel

Si bien es cierto que no todos los cánceres de piel son mortales, la mayoría de los casos pueden derivar en complicaciones que, de no detectarse y tratarse a tiempo pueden ser muy peligrosos. La Sociedad Argentina de Dermatología estima que alrededor del 20% (o uno de cada cinco personas) de la población regional en Cuyo, desarrollará cáncer de piel en algún momento de su vida.

Una de las profesionales más entendidas en el tema es Teresita Cravino. Esta renombrada dermatóloga, perteneciente al Comité Científico de la Fundación Argentina del Cáncer, explicó que el carcinoma de piel “es un tumor maligno, pero quirúrgicamente curable, como el caso del epitelioma o carcinoma basocelular, que es el más leve de todos, o el epitelioma o carcinoma espinocelular, de gravedad intermedia”, y  agregó que los carcinomas son malignos porque “son agresivos localmente; los melanomas, que también descubiertos a tiempo son curables, se diseminan a distancia”.

Sale el solcito
Las causas más sobresalientes que determinan la aparición de los cánceres de piel son la exposición al sol sin protección o el uso de las camas solares, situaciones que en su conjunto representan el 88% de los casos. Sin embargo, también se pueden producir por la exposición reiterada a los rayos X y los antecedentes familiares, entre otras causas, aunque son muy poco frecuentes.

“La manera más eficaz para prevenir el cáncer de piel es la educación: saber cómo, cuándo y cuánto exponernos al sol. El cáncer de piel es curable en la mayoría de los casos, por eso es importante hacerse exámenes propios constantes y visitar al dermatólogo por lo menos una vez al año como medida de prevención”, informan a través de un folleto los coordinadores de la 21ª Campaña Anual de Prevención del Cáncer de Piel en Mendoza.

A tiempo, hay solución
Desde la Sociedad Argentina de Dermatología con sede en Mendoza, informaron a El Ciudadano que “el cáncer de piel, no melanoma, ya se combate en la provincia con una práctica llamada cirugía de Mohs, que logra curar el 99% de los casos. Se calcula que la mitad de los diagnósticos de cáncer, en general, es de piel y, dentro de este grupo, el 95% es no melanoma”, dijo el doctor Abel González.

Además, el profesional señala que estos cuadros oncológicos suelen ser más comunes en el rostro y el cuello a efectos de una irresponsable exposición al sol en los horarios de riesgo (mañana y mediodía). “La cirugía de Mohs es muy ventajosa porque sólo se remueve una mínima capa de piel e incluye la reconstrucción plástica”, dice González.

Camas solares aumentan el riesgo de padecer cáncer
Los centros de bronceado, que ya habían sido acusados de favorecer el melanoma, también aumentan las posibilidades de tener carcinomas cutáneos, según un estudio publicado el miércoles pasado.

Su incidencia crece con el aumento de la esperanza de vida y los cambios de hábitos, en particular, la costumbre de exponerse rayos artificiales.
Un grupo de investigadores estadounidenses repasó los resultados de una serie de estudios realizados desde 1977, basándose en 80.000 personas originarias de seis países, y descubrió que había un vínculo entre concurrir a centros de bronceado y tener alguno de estos dos tipos de carcinoma cutáneo.

Así, el riesgo aumenta 29% para el cáncer basocelular, más benigno, y 67% para el cáncer espinocelular, el cual puede dar lugar con más frecuencia a metástasis./ Orlando Tirapu

comentarios

Login