ciudadanodiario.com.ar
EEUU y Turquía establecen una “zona de seguridad” para el norte de Siria
Cargando...
Por Redacción

EEUU y Turquía establecen una “zona de seguridad” para el norte de Siria



La Administración del presidente Obama ha llegado a un acuerdo con Turquía para la creación de una “zona de seguridad” en el norte de Siria, según han confirmado este lunes los medios estadounidenses. EE.UU., sin embargo, insiste en denominarla ”zona libre del Estado Islámico” para evitar incomodar al régimen sirio.


“De lo que estamos hablando con Turquía es de cooperar para apoyar a esos socios sobre el terreno en el norte de Siria que se enfrentan al Estado Islámico. El objetivo es establecer una zona libre del EI y asegurar una mayor seguridad y estabilidad a lo largo de la frontera entre Turquía y Siria”, afirmó un alto funcionario de EE.UU. en un comunicado citado por la prensa estadounidense.


“El acuerdo alcanzado ha cubierto nuestras preocupaciones hasta un cierto nivel”, afirmó el primer ministro Ahmet Davutoglu en una cena con los principales editores de prensa turcos.


“Un punto importante fue la cobertura aérea para el “Ejército Sirio Libre” y otros elementos moderados que luchan contra el Estado Islámico. Si no vamos a enviar tropas terrestres sobre el terreno, y ¡no vamos a hacerlo!, entonces estas fuerzas terrestres que cooperan con nosotros deben ser protegidas con el apoyo de fuego necesario”, explicó.


Los insurgentes sirios se beneficiarían así de un santuario desde el que operar a lo largo de la frontera turco-siria, de unos 90 kilómetros de longitud y hasta 50 kilómetros de profundidad, entre las localidades de Azaz y Jarabulus, donde el ejército turco se ocuparía de protegerlos de los bombardeos de la aviación siria.


Sin embargo, persisten las dudas sobre la categoría de “socios sobre el terreno”. Aunque Davutoglu se refirió al “Ejército Sirio Libre”, este es un destino poco dudoso ya que la mayoría de los insurgentes sirios anti-Estado Islámico que operan en la región norte están integrados por un abanico de grupos yihadistas llamado “Ejército de Conquista”, que recibe apoyo de Turquía y Arabia Saudí. Pero EE.UU. considera al Frente Al Nusra, la rama siria de Al Qaida, y a los salafistas de “Ahrar Al Sham”, dos de las milicias más fuertes del Ejército de Conquista, como organizaciones terroristas.


Y ante el fracaso del programa para entrenar en territorio turco a una nueva fuerza insurgente prooccidental, el único aliado que le queda a Washington son las milicias kurdas YPG, la organización hermana de la guerrilla del PKK, que opera en Turquía.


Cabe destacar que es el mismo PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán) al que Turquía bombardea en el norte de Irak, una operación sobre cuya necesidad Ankara tratará de convencer a sus socios de la Alianza Atlántica en la reunión de la OTAN convocada para esta semana.



comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

EEUU y Turquía establecen una “zona de seguridad” para el norte de Siria

La Administración del presidente Obama ha llegado a un acuerdo con Turquía para la creación de una “zona de seguridad” en el norte de Siria, según han confirmado este lunes los medios estadounidenses. EE.UU., sin embargo, insiste en denominarla ”zona libre del Estado Islámico” para evitar incomodar al régimen sirio.

“De lo que estamos hablando con Turquía es de cooperar para apoyar a esos socios sobre el terreno en el norte de Siria que se enfrentan al Estado Islámico. El objetivo es establecer una zona libre del EI y asegurar una mayor seguridad y estabilidad a lo largo de la frontera entre Turquía y Siria”, afirmó un alto funcionario de EE.UU. en un comunicado citado por la prensa estadounidense.

“El acuerdo alcanzado ha cubierto nuestras preocupaciones hasta un cierto nivel”, afirmó el primer ministro Ahmet Davutoglu en una cena con los principales editores de prensa turcos.

“Un punto importante fue la cobertura aérea para el “Ejército Sirio Libre” y otros elementos moderados que luchan contra el Estado Islámico. Si no vamos a enviar tropas terrestres sobre el terreno, y ¡no vamos a hacerlo!, entonces estas fuerzas terrestres que cooperan con nosotros deben ser protegidas con el apoyo de fuego necesario”, explicó.

Los insurgentes sirios se beneficiarían así de un santuario desde el que operar a lo largo de la frontera turco-siria, de unos 90 kilómetros de longitud y hasta 50 kilómetros de profundidad, entre las localidades de Azaz y Jarabulus, donde el ejército turco se ocuparía de protegerlos de los bombardeos de la aviación siria.

Sin embargo, persisten las dudas sobre la categoría de “socios sobre el terreno”. Aunque Davutoglu se refirió al “Ejército Sirio Libre”, este es un destino poco dudoso ya que la mayoría de los insurgentes sirios anti-Estado Islámico que operan en la región norte están integrados por un abanico de grupos yihadistas llamado “Ejército de Conquista”, que recibe apoyo de Turquía y Arabia Saudí. Pero EE.UU. considera al Frente Al Nusra, la rama siria de Al Qaida, y a los salafistas de “Ahrar Al Sham”, dos de las milicias más fuertes del Ejército de Conquista, como organizaciones terroristas.

Y ante el fracaso del programa para entrenar en territorio turco a una nueva fuerza insurgente prooccidental, el único aliado que le queda a Washington son las milicias kurdas YPG, la organización hermana de la guerrilla del PKK, que opera en Turquía.

Cabe destacar que es el mismo PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán) al que Turquía bombardea en el norte de Irak, una operación sobre cuya necesidad Ankara tratará de convencer a sus socios de la Alianza Atlántica en la reunión de la OTAN convocada para esta semana.

comentarios

Login