Cargando...
Por Redacción

EE.UU. mantendrá su presencia en Afganistán después de 2016



El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció que ralentizará el proceso de repliegue de sus fuerzas militares destacadas en Afganistán durante 2016, para mantener la mayor parte del año próximo unos 9.800 militares en el país centroasiático.


“Las fuerzas afganas no son todavía tan fuertes como deberían”, admitió Obama en una comparecencia ante los medios en la Casa Blanca, en la que dijo que la situación de seguridad en ese país sigue siendo “muy frágil”.


El plan de Obama contempla mantener el actual despliegue de 9.800 soldados presentes en Afganistán hasta el final de 2016.


El primer mandatario consideró que es “lo correcto”, dada la situación sobre el terreno en Afganistán, y que este “ajuste” de la retirada puede contribuir a consolidar “el difícil progreso” que está realizando ese país en materia de seguridad.


De acuerdo con los nuevos planes anunciados por el mandatario este jueves, las fuerzas militares estadounidenses se reducirán hasta los 5.500 efectivos en 2017, distribuidos en cuatro puntos del país: Kabul, Bagram, Jalalabad y Kandahar.


La coalición militar internacional liderada por Estados Unidos finalizó su misión de combate en Afganistán tras trece años de operaciones a finales de 2014 y, desde entonces, las fuerzas de seguridad afganas asumen el control de su territorio, con el respaldo de fuerzas de la OTAN y de Estados Unidos.


Sin embargo, las fuerzas afganas han sufrido algunos retrocesos en los últimos meses frente a los extremistas talibanes, que han llegado a hacerse durante unos días con el control de la ciudad de Kunduz, en el norte del país.


Mantener unos 5.500 militares en cuatro puntos de Afganistán se presume que costará unos 14.600 millones de dólares al año, frente al coste inicialmente estimado de 1.000 millones de dólares para continuar únicamente con un contingente en la Embajada en Kabul.


Los países de la OTAN también han expresado su interés en mantener un contingente en Afganistán, según las fuentes consultadas. En la actualidad, la misión aliada “Apoyo Resuelto” tiene más de 6.000 militares no estadounidenses.



comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

EE.UU. mantendrá su presencia en Afganistán después de 2016

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció que ralentizará el proceso de repliegue de sus fuerzas militares destacadas en Afganistán durante 2016, para mantener la mayor parte del año próximo unos 9.800 militares en el país centroasiático.

“Las fuerzas afganas no son todavía tan fuertes como deberían”, admitió Obama en una comparecencia ante los medios en la Casa Blanca, en la que dijo que la situación de seguridad en ese país sigue siendo “muy frágil”.

El plan de Obama contempla mantener el actual despliegue de 9.800 soldados presentes en Afganistán hasta el final de 2016.

El primer mandatario consideró que es “lo correcto”, dada la situación sobre el terreno en Afganistán, y que este “ajuste” de la retirada puede contribuir a consolidar “el difícil progreso” que está realizando ese país en materia de seguridad.

De acuerdo con los nuevos planes anunciados por el mandatario este jueves, las fuerzas militares estadounidenses se reducirán hasta los 5.500 efectivos en 2017, distribuidos en cuatro puntos del país: Kabul, Bagram, Jalalabad y Kandahar.

La coalición militar internacional liderada por Estados Unidos finalizó su misión de combate en Afganistán tras trece años de operaciones a finales de 2014 y, desde entonces, las fuerzas de seguridad afganas asumen el control de su territorio, con el respaldo de fuerzas de la OTAN y de Estados Unidos.

Sin embargo, las fuerzas afganas han sufrido algunos retrocesos en los últimos meses frente a los extremistas talibanes, que han llegado a hacerse durante unos días con el control de la ciudad de Kunduz, en el norte del país.

Mantener unos 5.500 militares en cuatro puntos de Afganistán se presume que costará unos 14.600 millones de dólares al año, frente al coste inicialmente estimado de 1.000 millones de dólares para continuar únicamente con un contingente en la Embajada en Kabul.

Los países de la OTAN también han expresado su interés en mantener un contingente en Afganistán, según las fuentes consultadas. En la actualidad, la misión aliada “Apoyo Resuelto” tiene más de 6.000 militares no estadounidenses.

comentarios

imagen imagen
Login