Cargando...
Por Redacción

Distraída y confundida



Uno es un edificio con rejas y el otro es un lugar con una barra. Una mujer muy ebria al parecer tuvo problemas para distinguir una cárcel de un bar y terminó encerrada en una prisión en el suroeste de Michigan. La policía del condado Van Buren informó el domingo que una mujer de 39 años confundió la cárcel local con el bar donde recogería a su novio.


El departamento informó que el oficial Robert Miersma vio a la mujer entrando al estacionamiento de la cárcel, en Paw Paw, alrededor de las dos de la madrugada del domingo y se dio cuenta de que olía a alcohol y parecía estar intoxicada. Una prueba de aliento mostró que tenía en la sangre el doble del 0,08% de alcohol permitido en Michigan antes de declarar en estado de ebriedad a una persona. Se prevé que la mujer enfrente cargos por conducir alcoholizada.



comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Distraída y confundida

Uno es un edificio con rejas y el otro es un lugar con una barra. Una mujer muy ebria al parecer tuvo problemas para distinguir una cárcel de un bar y terminó encerrada en una prisión en el suroeste de Michigan. La policía del condado Van Buren informó el domingo que una mujer de 39 años confundió la cárcel local con el bar donde recogería a su novio.

El departamento informó que el oficial Robert Miersma vio a la mujer entrando al estacionamiento de la cárcel, en Paw Paw, alrededor de las dos de la madrugada del domingo y se dio cuenta de que olía a alcohol y parecía estar intoxicada. Una prueba de aliento mostró que tenía en la sangre el doble del 0,08% de alcohol permitido en Michigan antes de declarar en estado de ebriedad a una persona. Se prevé que la mujer enfrente cargos por conducir alcoholizada.

comentarios

imagen imagen
Login