Cargando...
Por Redacción
imagen

Dilma agredeció a su “Seleçao”



La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, agradeció este domingo a la Seleçao por brindar “momentos de alegría” durante la Copa del Mundo a los brasileños, pese a las dos apabullantes derrotas de 1-7 contra Alemania y 0-3 contra Holanda que la dejaron en cuarto lugar. “Queridos jugadores y querida comisión técnica: ustedes y el fútbol brasileño son mayores que cualquier resultado pasajero”, dijo Dilma en una carta dirigida al equipo nacional.

La paliza sufrida por Brasil en semifinales contra Alemania fue la mayor derrota histórica de la selección en un Mundial, comparada con muchos brasileños con el Maracanazo de 1950, cuando contra todo pronóstico Uruguay ganó a Brasil en la final por 2-1. “Nosotros, brasileños, no levantamos el trofeo, pero hicimos la Copa de las Copas”, aseguró la mandataria, que en tres meses se juega la reelección. “Sin ustedes, eso jamás sería posible”, añadió.

“Lo que permanecerá más fuerte en el corazón de nuestro pueblo serán los momentos de alegría que ustedes nos proporcionaron en esta Copa y que, seguramente, nos garantizarán en Copas futuras”, apuntó con optimismo. Rousseff, que se ha quejado tras las derrotas de “las instituciones” del fútbol brasileño y de que los jugadores parten demasiado jóvenes al extranjero, volvió a reclamar una reforma. “Sabremos aprovechar las lecciones de ahora para mejorar más nuestro fútbol, dentro y fuera de los estadios. Es así que vamos a  ampliar la historia de éxito de nuestra Seleçao”, indicó.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

Dilma agredeció a su “Seleçao”

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, agradeció este domingo a la Seleçao por brindar “momentos de alegría” durante la Copa del Mundo a los brasileños, pese a las dos apabullantes derrotas de 1-7 contra Alemania y 0-3 contra Holanda que la dejaron en cuarto lugar. “Queridos jugadores y querida comisión técnica: ustedes y el fútbol brasileño son mayores que cualquier resultado pasajero”, dijo Dilma en una carta dirigida al equipo nacional.
La paliza sufrida por Brasil en semifinales contra Alemania fue la mayor derrota histórica de la selección en un Mundial, comparada con muchos brasileños con el Maracanazo de 1950, cuando contra todo pronóstico Uruguay ganó a Brasil en la final por 2-1. “Nosotros, brasileños, no levantamos el trofeo, pero hicimos la Copa de las Copas”, aseguró la mandataria, que en tres meses se juega la reelección. “Sin ustedes, eso jamás sería posible”, añadió.
“Lo que permanecerá más fuerte en el corazón de nuestro pueblo serán los momentos de alegría que ustedes nos proporcionaron en esta Copa y que, seguramente, nos garantizarán en Copas futuras”, apuntó con optimismo. Rousseff, que se ha quejado tras las derrotas de “las instituciones” del fútbol brasileño y de que los jugadores parten demasiado jóvenes al extranjero, volvió a reclamar una reforma. “Sabremos aprovechar las lecciones de ahora para mejorar más nuestro fútbol, dentro y fuera de los estadios. Es así que vamos a  ampliar la historia de éxito de nuestra Seleçao”, indicó.

comentarios

imagen imagen
Login