ciudadanodiario.com.ar
Desesperada búsqueda de fondos en Buenos Aires
Cargando...
Por Redacción

Desesperada búsqueda de fondos en Buenos Aires



El gobernador “Paco” Pérez solicitó al ministerio de Economía nacional un préstamo de 500 millones de pesos para poder pagar los sueldos públicos este viernes y busca cerrar el refinanciamiento de deudas ante la sequía de recursos.


Golpeado por haber perdido la posibilidad de asumir como parlamentario del Parlasur en diciembre próximo por la abultada derrota del justicialismo el domingo último, Pérez busca la forma de llegar al final de su mandato con los salarios al día.


Junto a Carlos Ciurca y su ministro de Agroindustria,  Marcelo Costa, el gobernador intentaba negociar un préstamo millonario en dos cuotas de 250 millones de pesos con el jefe del Palacio de Hacienda, Axel Kicillof, ante la necesidad de depositar el dinero el viernes.


El mandatario saliente de Mendoza necesita 250 millones de pesos para cancelar los salarios de octubre y otros 250 millones de pesos para cubrir los sueldos de noviembre, mientras que los de diciembre quedarán en manos de la debutante administración de Cornejo.


En paralelo, para alcanzar el pago total de los sueldos de los empleados públicos en una sola cuota y no en varias como en los últimos meses, Pérez deberá utilizar unos 600 millones de pesos de descubierto en el Banco Nación.


Con esa entidad, en tanto, busca refinanciar una deuda de unos 2.300 millones de pesos que viene siendo negociada desde el 15 de octubre con la venia de la presidenta Cristina Kirchner, quien ordenó dar oxígeno a la provincia cordillerana.


Mendoza le debe al Nación, que oficia de su agente financiero, los 2.300 millones de pesos a los que había accedido para pagar sueldos de los meses anteriores y ese dinero tendría que ser cancelado antes del 30 de diciembre próximo.


Pérez está en medio de las presiones que ejerce Cornejo, para no quedarse con una provincia sin dinero disponible el 10 de diciembre, y del propio justicialismo, donde hay un enojo muy fuerte al carga la responsabilidad de la derrota electoral en el gobernador.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Desesperada búsqueda de fondos en Buenos Aires

El gobernador “Paco” Pérez solicitó al ministerio de Economía nacional un préstamo de 500 millones de pesos para poder pagar los sueldos públicos este viernes y busca cerrar el refinanciamiento de deudas ante la sequía de recursos.

Golpeado por haber perdido la posibilidad de asumir como parlamentario del Parlasur en diciembre próximo por la abultada derrota del justicialismo el domingo último, Pérez busca la forma de llegar al final de su mandato con los salarios al día.

Junto a Carlos Ciurca y su ministro de Agroindustria,  Marcelo Costa, el gobernador intentaba negociar un préstamo millonario en dos cuotas de 250 millones de pesos con el jefe del Palacio de Hacienda, Axel Kicillof, ante la necesidad de depositar el dinero el viernes.

El mandatario saliente de Mendoza necesita 250 millones de pesos para cancelar los salarios de octubre y otros 250 millones de pesos para cubrir los sueldos de noviembre, mientras que los de diciembre quedarán en manos de la debutante administración de Cornejo.

En paralelo, para alcanzar el pago total de los sueldos de los empleados públicos en una sola cuota y no en varias como en los últimos meses, Pérez deberá utilizar unos 600 millones de pesos de descubierto en el Banco Nación.

Con esa entidad, en tanto, busca refinanciar una deuda de unos 2.300 millones de pesos que viene siendo negociada desde el 15 de octubre con la venia de la presidenta Cristina Kirchner, quien ordenó dar oxígeno a la provincia cordillerana.

Mendoza le debe al Nación, que oficia de su agente financiero, los 2.300 millones de pesos a los que había accedido para pagar sueldos de los meses anteriores y ese dinero tendría que ser cancelado antes del 30 de diciembre próximo.

Pérez está en medio de las presiones que ejerce Cornejo, para no quedarse con una provincia sin dinero disponible el 10 de diciembre, y del propio justicialismo, donde hay un enojo muy fuerte al carga la responsabilidad de la derrota electoral en el gobernador.

comentarios

Login