ciudadanodiario.com.ar
¿Desdoblar o no desdoblar?
Cargando...
Por Redacción

¿Desdoblar o no desdoblar?



Alfredo Cornejo, cacique de Godoy Cruz y uno de los números puestos para ser candidato en el 2015, instruyó a su tropa para que apure al Poder Ejecutivo con respecto a la comunicación del calendario electoral; es que según cómo se reglamenten las PASO, el tablero puede variar de piezas sustancialmente. Por eso, el oficialismo provincial se toma todo el tiempo del mundo para hacer el anuncio, mientras que en sus propias filas las opiniones son de lo más diversas. Además, tienen la orden de la Nación de que no se desdoblen las elecciones, lo opuesto al pensamiento de los principales caciques departamentales.


Las dudas del PJ

No son pocos los intendentes del justicialismo que desean que los comicios se realicen en fechas distintas, y así se lo han comunicado al propio Francisco Pérez. Una de las razones de los caciques es, en primer término, evitar el posible rechazo luego del desgaste de diez años de gobierno kirchnerista, lo que los arrastraría a una posible derrota electoral. Con el desdoblamiento apuestan a plebiscitar las gestiones de sus respectivos municipios, aunque esta idea “egoísta” de sus intendentes tiene a maltraer al Gobernador, que se ve obligado a postergar el anuncio del tan mencionado cronograma.

Otro motivo que preocupa a los intendentes del PJ es el ‘fenómeno’ Cobos, que está siempre como una sombra acechante, y desde hace unos años se ha transformado en ‘el espantaperonistas’.


El “cuco” es Cobos

No son pocos, inclusive algunos radicales, que tienen sus dudas respecto del futuro electoral de Julio Cobos, quien hoy por hoy es la figura de la UCR mejor posicionada a nivel nacional por conocimiento e intención de voto. Pero la realidad es que UNEN no le mueve la aguja a nadie y tiende a diluirse lentamente.

Por eso algunos opinan que ante un posible escenario negativo en la elección de los presidenciables, Cobos termine aterrizando en Mendoza como candidato a gobernador; y con ese escenario no sólo se preocuparán los justicialistas, sino que puede ser un dolor de cabeza para el propio Alfredo Cornejo.

Porque hasta el más incauto sabe que con Cobos como aspirante a liderar la provincia, entran hasta los quintos candidatos a diputados provinciales y se pueden ganar muchas comunas.


Las dudas de la UCR

En el radicalismo, las tropas legislativas más o menos tiran juntas, y más aún ante algún reclamo a Paco. Pero por lo bajo, no son pocos los que le hablan al oído a Cobos para que sea el candidato a gobernador; no sólo para ganarle al justicialismo, sino también para sacarse de encima a Alfredo Cornejo, al que algunos –sobre todo después del congreso partidario– lo ven como demasiado internista, rodeado sólo de sus amigos más fieles, dejando afuera y excluido al resto de la UCR.

En el último congreso partidario un destacado legislador comentaba: “¿Te imaginás si para una simple Junta Electoral actúa así, lo que va a ser si llega a ser gobernador? Nosotros no vamos a poder pasar ni a dos cuadras de la calle Peltier”, en alusión a la composición con mayoría cornejista de esa junta.

Entre los que apuestan a Cobos como candidato a gobernador, figura en primer término el intendente de Junín, Mario Abed, dirigente mencionado en charlas partidarias. Como él hay varios, pero por ahora hay un respeto temeroso hacia el intendente de Godoy Cruz, un excelente candidato con una muy buena gestión municipal, pero que pareciera que ha quedado enredado en ‘la telaraña’ de las internas que él supo tejer con mucha dedicación a través de años.

Según un pope radicheta, “Alfredo debe cambiar y darle espacio a todos, aún al más acérrimo adversario interno; debe estar más allá de la interna y punteros. Cuando actúe con grandeza y empiece a pensar como gobernador, logrará unir a todos, porque la elección sin Cobos en la lista necesita del trabajo de todos los radicales e inclusive de algunos aliados extrapartidarios”.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

¿Desdoblar o no desdoblar?

Alfredo Cornejo, cacique de Godoy Cruz y uno de los números puestos para ser candidato en el 2015, instruyó a su tropa para que apure al Poder Ejecutivo con respecto a la comunicación del calendario electoral; es que según cómo se reglamenten las PASO, el tablero puede variar de piezas sustancialmente. Por eso, el oficialismo provincial se toma todo el tiempo del mundo para hacer el anuncio, mientras que en sus propias filas las opiniones son de lo más diversas. Además, tienen la orden de la Nación de que no se desdoblen las elecciones, lo opuesto al pensamiento de los principales caciques departamentales.

Las dudas del PJ
No son pocos los intendentes del justicialismo que desean que los comicios se realicen en fechas distintas, y así se lo han comunicado al propio Francisco Pérez. Una de las razones de los caciques es, en primer término, evitar el posible rechazo luego del desgaste de diez años de gobierno kirchnerista, lo que los arrastraría a una posible derrota electoral. Con el desdoblamiento apuestan a plebiscitar las gestiones de sus respectivos municipios, aunque esta idea “egoísta” de sus intendentes tiene a maltraer al Gobernador, que se ve obligado a postergar el anuncio del tan mencionado cronograma.
Otro motivo que preocupa a los intendentes del PJ es el ‘fenómeno’ Cobos, que está siempre como una sombra acechante, y desde hace unos años se ha transformado en ‘el espantaperonistas’.

El “cuco” es Cobos
No son pocos, inclusive algunos radicales, que tienen sus dudas respecto del futuro electoral de Julio Cobos, quien hoy por hoy es la figura de la UCR mejor posicionada a nivel nacional por conocimiento e intención de voto. Pero la realidad es que UNEN no le mueve la aguja a nadie y tiende a diluirse lentamente.
Por eso algunos opinan que ante un posible escenario negativo en la elección de los presidenciables, Cobos termine aterrizando en Mendoza como candidato a gobernador; y con ese escenario no sólo se preocuparán los justicialistas, sino que puede ser un dolor de cabeza para el propio Alfredo Cornejo.
Porque hasta el más incauto sabe que con Cobos como aspirante a liderar la provincia, entran hasta los quintos candidatos a diputados provinciales y se pueden ganar muchas comunas.

Las dudas de la UCR
En el radicalismo, las tropas legislativas más o menos tiran juntas, y más aún ante algún reclamo a Paco. Pero por lo bajo, no son pocos los que le hablan al oído a Cobos para que sea el candidato a gobernador; no sólo para ganarle al justicialismo, sino también para sacarse de encima a Alfredo Cornejo, al que algunos –sobre todo después del congreso partidario– lo ven como demasiado internista, rodeado sólo de sus amigos más fieles, dejando afuera y excluido al resto de la UCR.
En el último congreso partidario un destacado legislador comentaba: “¿Te imaginás si para una simple Junta Electoral actúa así, lo que va a ser si llega a ser gobernador? Nosotros no vamos a poder pasar ni a dos cuadras de la calle Peltier”, en alusión a la composición con mayoría cornejista de esa junta.
Entre los que apuestan a Cobos como candidato a gobernador, figura en primer término el intendente de Junín, Mario Abed, dirigente mencionado en charlas partidarias. Como él hay varios, pero por ahora hay un respeto temeroso hacia el intendente de Godoy Cruz, un excelente candidato con una muy buena gestión municipal, pero que pareciera que ha quedado enredado en ‘la telaraña’ de las internas que él supo tejer con mucha dedicación a través de años.
Según un pope radicheta, “Alfredo debe cambiar y darle espacio a todos, aún al más acérrimo adversario interno; debe estar más allá de la interna y punteros. Cuando actúe con grandeza y empiece a pensar como gobernador, logrará unir a todos, porque la elección sin Cobos en la lista necesita del trabajo de todos los radicales e inclusive de algunos aliados extrapartidarios”.

comentarios

Login