ciudadanodiario.com.ar
Desdoblamiento caliente
Cargando...
Por Redacción

Desdoblamiento caliente



Después de tres años de gobierno de Paco Pérez, a nadie le cabe ninguna duda de que el verdadero hombre fuerte del PJ provincial es el lasherino Carlos Ciurca, tal vez uno de los políticos más ortodoxos, sin temor a los cacerolazos o al “que se vayan todos”. Mucha agua ha corrido desde que ese joven cuyos padres tenían en sus mesitas de luz la fotos de Evita y Perón; asumió como legislador acompañado de todo el folclore peronista con bombos incluidos, cuando la mayoría de los políticos tenían miedo de ir a comer a un restorán o cuando hasta el propio Viti Fayad era escrachado en la Peatonal un sábado a la mañana.


Ciurca fue el negociador obligado para tratar de resolver problemas cuando el Ejecutivo estaba prácticamente tirando la toalla, el que se tiró toda la campaña de Alejandro Abraham como diputado nacional al hombro; y después de la estrepitosa derrota a manos de la UCR, y cuando algunos halcones del cuarto piso de la Casa de Gobierno se le venían encima, se las ingenió para salir indemne y que ese traspié no fuera utilizado en su contra por los alfiles de Pérez.


El vicegobernador, aunque nadie se atreva a decirlo, logró torcer el brazo del ultrapoderoso operador Juan Carlos Mazón, a quien desde la Casa Rosada le indicaron que evitara el desdoblamiento. Por eso no extrañó el viraje que obligó al propio Gobernador. El futuro de Ciurca está en Las Heras, pero dentro de cuatro años y medio posiblemente lo espere el principal despacho de la calle Peltier; claro que para eso renunció a la nada despreciable posibilidad de ser legislador nacional.


Pero con muy buen olfato le esquiva a esa tranquilidad política y económica que suele ser el ostracismo de los gobernadores. Y si no, pregúntenle a Gabrielli, Lafalla, Iglesias o Jaque: ninguno de ellos pudo hacer pie nuevamente en la provincia. Por todo eso, Ciurca, uno de los artífices del desdoblamiento, aparece como el primer ganador en esta pulseada.


Julio Cobos, la ‘niña bonita’

Otro ganador –sin buscarlo y para beneplácito de algunos seguidores que no comulgan con Alfredo Cornejo– es Julio Cobos. El ex gobernador y ex vicepresidente, ahora diputado nacional, aparece nuevamente en escena en la política provincial incentivado principalmente por algunos dirigentes territoriales, entre los cuales se encuentra el intendente de Junín, Mario Abed, que hasta sueña con ser su vicegobernador en una hipotética fórmula.

Que Cobos es la ‘niña bonita’, políticamente hablando, en la provincia, no le cabe duda a nadie. Según dicen algunos cercanos a Cleto, hasta su propia familia le pide que vuelva a hacer política en Mendoza y que en su horizonte apunte como objetivo a la Casa de Gobierno.


Al fin y al cabo, no hay una sola encuesta que no lo dé como el político con más imagen de la provincia, asegurando de esa manera un triunfo contundente que ayudaría a colocar la mayor cantidad de legisladores posibles en la Casa de las Leyes, para que de ese modo la UCR no dependa del PJ en el tratamiento de los proyectos más importantes de un gobierno.


Claro que, por otro lado, no son pocos los que le dicen que siga en su lucha presidencial, que llegue a las PASO y logre superar a todos los candidatos de UNEN para quedar posicionado como el radical con más poder y, por supuesto, jefe indiscutido del centenario partido nacional.


Un importante pope cercano a Cobos desea que el futuro de éste sea en el escenario nacional, reconociendo que Cornejo ha hecho los méritos necesarios para ser el candidato natural de la UCR mendocina, aunque por lo bajo lo critica en el sentido de que “el Alfredo abre demasiados flancos y con algunos enfrentamientos estériles. Cuando él solucione y arregle ese defecto, no me cabe ninguna duda que será un excelente gobernador, porque si hay algo que le sobra es prepotencia de trabajo”.


Cornejo gana, a pesar de Paco

Muchos piensan, equivocadamente, que el desdoblamiento perjudica a Cornejo, algo que no es cierto porque se sabe que cuando el PJ y la UCR se enfrenten en la provincia sin condicionamientos nacionales, es muy posible que ésta sea votada por otros partidos opositores, como el PD, que ve en Cornejo un político con grandes valores desde lo dogmático hasta su excelente gestión frente a la comuna de Godoy Cruz.


El hecho de que Paco Pérez no haga otra cosa que pegarle a Cornejo ha producido un efecto contrario al buscado por el Gobernador. Es que ha convertido al cacique godoicruceño en la cara visible y más importante de la oposición, y los que lo conocen lo ven como un político full time, “como los de antes, amigo de sus amigos y permanentemente trabajando por la gente”.


“Sabe medir los tiempos, pero también sabe de su fuerza, y siempre le decimos: ‘si tenés poder, utilizalo, no lo resignés, el poder no se delega’, y este es su momento, hasta el propio Julio lo sabe”, comentaba un alfil cornejista.


Por lo pronto, no hay un solo radical con más poder territorial que él, adosado a su muy buena imagen e intención de voto a gobernador, por lo que el futuro parece promisorio y varios sueñan verlo dirigir la provincia desde la calle Peltier.


La retirada de Paco

Sin ningún poder partidario en las filas del PJ, Francisco Pérez tuvo que ceder al desdoblamiento, un poco por la presión de su propio partido y otro poco porque pensó equivocadamente que este desdoblamiento perjudicaba al principal candidato a llegar a la Casa de Gobierno en el 2015, Alfredo Cornejo, quien ha pasado a ser una pesadilla para el Gobernador.


No hay acto partidario u oficial en que el mandatario no le mande un mensaje al jefe de Godoy Cruz, a quien parece lo tiene entre ceja y ceja. Es que Cornejo, desde su municipio, ha demostrado tener más poder político y territorial que el propio Gobernador, quien debe acatar las decisiones de su vice Ciurca.


Desde estas páginas siempre dijimos y afirmamos que Paco Pérez es el primer gobernador luego de la reinstauración de la democracia en 1983 que no tiene su propio movimiento interno, algo que a la larga iba a terminar perjudicándolo. Seguramente debe estar desando entregar la banda de gobernador lo más antes posible. Claro que para rematar este mal inicio del 2015, sólo restaría entregarle los atributos de mando a su archienemigo Alfredo Cornejo, algo que es bastante probable.


Carmona, el gran perdedor

Al no tener ninguna injerencia y ser totalmente ignorado por toda la cúpula de la conducción partidaria, el diputado Guillermo Carmona resultó perjudicado por el desdoblamiento. Esto habla a las claras que al legislador ultrakirchnerista no lo consideran un dirigente importante dentro de las filas de PJ, y algunos arriesgan que “es un sello de goma, no tiene ningún trabajo de militancia geográficamente hablando y sólo se apoya en la Presidenta”.


Por estos días, en una conferencia de prensa que dio con dirigentes afines al Gobierno nacional, volvió a declarar: “Ratifico mi precandidatura a gobernador”, algo que no es tomado con seriedad ni con preocupación por los principales popes del justicialismo, los que ven que el kirchnerismo está en franca retirada y que la opinión de CFK ya no tiene ninguna influencia por estos lares.


“Para muestra vale un botón y el desdoblamiento en Mendoza lo dice todo”, opinaba lacónicamente un allegado a las tomas de decisiones dentro del partido gobernante.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Desdoblamiento caliente

Después de tres años de gobierno de Paco Pérez, a nadie le cabe ninguna duda de que el verdadero hombre fuerte del PJ provincial es el lasherino Carlos Ciurca, tal vez uno de los políticos más ortodoxos, sin temor a los cacerolazos o al “que se vayan todos”. Mucha agua ha corrido desde que ese joven cuyos padres tenían en sus mesitas de luz la fotos de Evita y Perón; asumió como legislador acompañado de todo el folclore peronista con bombos incluidos, cuando la mayoría de los políticos tenían miedo de ir a comer a un restorán o cuando hasta el propio Viti Fayad era escrachado en la Peatonal un sábado a la mañana.

Ciurca fue el negociador obligado para tratar de resolver problemas cuando el Ejecutivo estaba prácticamente tirando la toalla, el que se tiró toda la campaña de Alejandro Abraham como diputado nacional al hombro; y después de la estrepitosa derrota a manos de la UCR, y cuando algunos halcones del cuarto piso de la Casa de Gobierno se le venían encima, se las ingenió para salir indemne y que ese traspié no fuera utilizado en su contra por los alfiles de Pérez.

El vicegobernador, aunque nadie se atreva a decirlo, logró torcer el brazo del ultrapoderoso operador Juan Carlos Mazón, a quien desde la Casa Rosada le indicaron que evitara el desdoblamiento. Por eso no extrañó el viraje que obligó al propio Gobernador. El futuro de Ciurca está en Las Heras, pero dentro de cuatro años y medio posiblemente lo espere el principal despacho de la calle Peltier; claro que para eso renunció a la nada despreciable posibilidad de ser legislador nacional.

Pero con muy buen olfato le esquiva a esa tranquilidad política y económica que suele ser el ostracismo de los gobernadores. Y si no, pregúntenle a Gabrielli, Lafalla, Iglesias o Jaque: ninguno de ellos pudo hacer pie nuevamente en la provincia. Por todo eso, Ciurca, uno de los artífices del desdoblamiento, aparece como el primer ganador en esta pulseada.

Julio Cobos, la ‘niña bonita’
Otro ganador –sin buscarlo y para beneplácito de algunos seguidores que no comulgan con Alfredo Cornejo– es Julio Cobos. El ex gobernador y ex vicepresidente, ahora diputado nacional, aparece nuevamente en escena en la política provincial incentivado principalmente por algunos dirigentes territoriales, entre los cuales se encuentra el intendente de Junín, Mario Abed, que hasta sueña con ser su vicegobernador en una hipotética fórmula.
Que Cobos es la ‘niña bonita’, políticamente hablando, en la provincia, no le cabe duda a nadie. Según dicen algunos cercanos a Cleto, hasta su propia familia le pide que vuelva a hacer política en Mendoza y que en su horizonte apunte como objetivo a la Casa de Gobierno.

Al fin y al cabo, no hay una sola encuesta que no lo dé como el político con más imagen de la provincia, asegurando de esa manera un triunfo contundente que ayudaría a colocar la mayor cantidad de legisladores posibles en la Casa de las Leyes, para que de ese modo la UCR no dependa del PJ en el tratamiento de los proyectos más importantes de un gobierno.

Claro que, por otro lado, no son pocos los que le dicen que siga en su lucha presidencial, que llegue a las PASO y logre superar a todos los candidatos de UNEN para quedar posicionado como el radical con más poder y, por supuesto, jefe indiscutido del centenario partido nacional.

Un importante pope cercano a Cobos desea que el futuro de éste sea en el escenario nacional, reconociendo que Cornejo ha hecho los méritos necesarios para ser el candidato natural de la UCR mendocina, aunque por lo bajo lo critica en el sentido de que “el Alfredo abre demasiados flancos y con algunos enfrentamientos estériles. Cuando él solucione y arregle ese defecto, no me cabe ninguna duda que será un excelente gobernador, porque si hay algo que le sobra es prepotencia de trabajo”.

Cornejo gana, a pesar de Paco
Muchos piensan, equivocadamente, que el desdoblamiento perjudica a Cornejo, algo que no es cierto porque se sabe que cuando el PJ y la UCR se enfrenten en la provincia sin condicionamientos nacionales, es muy posible que ésta sea votada por otros partidos opositores, como el PD, que ve en Cornejo un político con grandes valores desde lo dogmático hasta su excelente gestión frente a la comuna de Godoy Cruz.

El hecho de que Paco Pérez no haga otra cosa que pegarle a Cornejo ha producido un efecto contrario al buscado por el Gobernador. Es que ha convertido al cacique godoicruceño en la cara visible y más importante de la oposición, y los que lo conocen lo ven como un político full time, “como los de antes, amigo de sus amigos y permanentemente trabajando por la gente”.

“Sabe medir los tiempos, pero también sabe de su fuerza, y siempre le decimos: ‘si tenés poder, utilizalo, no lo resignés, el poder no se delega’, y este es su momento, hasta el propio Julio lo sabe”, comentaba un alfil cornejista.

Por lo pronto, no hay un solo radical con más poder territorial que él, adosado a su muy buena imagen e intención de voto a gobernador, por lo que el futuro parece promisorio y varios sueñan verlo dirigir la provincia desde la calle Peltier.

La retirada de Paco
Sin ningún poder partidario en las filas del PJ, Francisco Pérez tuvo que ceder al desdoblamiento, un poco por la presión de su propio partido y otro poco porque pensó equivocadamente que este desdoblamiento perjudicaba al principal candidato a llegar a la Casa de Gobierno en el 2015, Alfredo Cornejo, quien ha pasado a ser una pesadilla para el Gobernador.

No hay acto partidario u oficial en que el mandatario no le mande un mensaje al jefe de Godoy Cruz, a quien parece lo tiene entre ceja y ceja. Es que Cornejo, desde su municipio, ha demostrado tener más poder político y territorial que el propio Gobernador, quien debe acatar las decisiones de su vice Ciurca.

Desde estas páginas siempre dijimos y afirmamos que Paco Pérez es el primer gobernador luego de la reinstauración de la democracia en 1983 que no tiene su propio movimiento interno, algo que a la larga iba a terminar perjudicándolo. Seguramente debe estar desando entregar la banda de gobernador lo más antes posible. Claro que para rematar este mal inicio del 2015, sólo restaría entregarle los atributos de mando a su archienemigo Alfredo Cornejo, algo que es bastante probable.

Carmona, el gran perdedor
Al no tener ninguna injerencia y ser totalmente ignorado por toda la cúpula de la conducción partidaria, el diputado Guillermo Carmona resultó perjudicado por el desdoblamiento. Esto habla a las claras que al legislador ultrakirchnerista no lo consideran un dirigente importante dentro de las filas de PJ, y algunos arriesgan que “es un sello de goma, no tiene ningún trabajo de militancia geográficamente hablando y sólo se apoya en la Presidenta”.

Por estos días, en una conferencia de prensa que dio con dirigentes afines al Gobierno nacional, volvió a declarar: “Ratifico mi precandidatura a gobernador”, algo que no es tomado con seriedad ni con preocupación por los principales popes del justicialismo, los que ven que el kirchnerismo está en franca retirada y que la opinión de CFK ya no tiene ninguna influencia por estos lares.

“Para muestra vale un botón y el desdoblamiento en Mendoza lo dice todo”, opinaba lacónicamente un allegado a las tomas de decisiones dentro del partido gobernante.

comentarios

Login