ciudadanodiario.com.ar
Descendientes sefardíes podrán ser españoles
Cargando...
Por Redacción

Descendientes sefardíes podrán ser españoles



“Los judíos expulsados nunca guardaron rencor hacia España, todo lo contrario, vivieron llenos de añoranza y nostalgia hacia la península de sus vidas pasadas. Hoy, 500 años después, se cumple el sueño de aquellos sefardíes expulsados, a quienes no solo les quedó el folclore, la música y la comida de España, sino también la esencia filosófica y religiosa de los sefardíes de la cual hay mucho que aprender”, comentó el Gran Rabino Isaac Sacca, quien este jueves estará encabezando un acto en la sinagoga de la comunidad israelita sefardí en Buenos Aires.


El 22 de noviembre de 2012 los ministros españoles de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, y de Exteriores, José Manuel García-Margallo presentaron en el Centro Sefarad Israel la propuesta de modificación del Código Civil por la cual los descendientes de los judíos que fueron expulsados de España en 1492, podrían optar a la nacionalidad española por carta de naturaleza. La misma es una instrucción basada en el “reencuentro” que va dirigida a todos “los que han sido injustamente privados de su nacionalidad y han recreado a través del afecto una España que nunca se resignaron a perder y que a partir de ahora es tan suya como nuestra, en lo que al derecho se refiere”.


Después de dos años de ponencia en ambas Cámaras, presentación de enmiendas y cambios en el texto finalmente denominado “Proyecto de Ley en materia de concesión de la nacionalidad española a los sefardíes originarios de España que justifiquen tal condición y su especial vinculación con España, por la que se modifica el artículo 23 del Código Civil y por la que se regula el procedimiento para la adquisición de la nacionalidad española por residencia”, es presentado por el actual ministro de Justicia, Rafael Catalá, en el Congreso de los Diputados en noviembre de 2014.


Tomando el relevo de su antecesor, la definió como “histórica porque cierra un capítulo doloroso de nuestra historia”, aunque otros partidos políticos plantearon reservas sobre ciertos puntos como las tasas a pagar, la cantidad de veces que tienen que personarse los interesados para tramitar los expedientes o la comparación de los sefardíes con otros colectivos.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Descendientes sefardíes podrán ser españoles

“Los judíos expulsados nunca guardaron rencor hacia España, todo lo contrario, vivieron llenos de añoranza y nostalgia hacia la península de sus vidas pasadas. Hoy, 500 años después, se cumple el sueño de aquellos sefardíes expulsados, a quienes no solo les quedó el folclore, la música y la comida de España, sino también la esencia filosófica y religiosa de los sefardíes de la cual hay mucho que aprender”, comentó el Gran Rabino Isaac Sacca, quien este jueves estará encabezando un acto en la sinagoga de la comunidad israelita sefardí en Buenos Aires.

El 22 de noviembre de 2012 los ministros españoles de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, y de Exteriores, José Manuel García-Margallo presentaron en el Centro Sefarad Israel la propuesta de modificación del Código Civil por la cual los descendientes de los judíos que fueron expulsados de España en 1492, podrían optar a la nacionalidad española por carta de naturaleza. La misma es una instrucción basada en el “reencuentro” que va dirigida a todos “los que han sido injustamente privados de su nacionalidad y han recreado a través del afecto una España que nunca se resignaron a perder y que a partir de ahora es tan suya como nuestra, en lo que al derecho se refiere”.

Después de dos años de ponencia en ambas Cámaras, presentación de enmiendas y cambios en el texto finalmente denominado “Proyecto de Ley en materia de concesión de la nacionalidad española a los sefardíes originarios de España que justifiquen tal condición y su especial vinculación con España, por la que se modifica el artículo 23 del Código Civil y por la que se regula el procedimiento para la adquisición de la nacionalidad española por residencia”, es presentado por el actual ministro de Justicia, Rafael Catalá, en el Congreso de los Diputados en noviembre de 2014.

Tomando el relevo de su antecesor, la definió como “histórica porque cierra un capítulo doloroso de nuestra historia”, aunque otros partidos políticos plantearon reservas sobre ciertos puntos como las tasas a pagar, la cantidad de veces que tienen que personarse los interesados para tramitar los expedientes o la comparación de los sefardíes con otros colectivos.

comentarios

Login