ciudadanodiario.com.ar
Denuncian a Dulcor por contaminación
Cargando...
Por Redacción

Denuncian a Dulcor por contaminación



La familia Aveiro de Tunuyán lleva adelante una lucha de muchos años para que se repare el daño que le produjo la empresa Dulcor a la finca familiar. La planta elaboradora de derivados agrícolas se encuentra en la localidad de Vista Flores en el departamento de Tunuyán. Y desde esas instalaciones se emitieron aguas contaminadas que mataron cerca de 350 plantas de cerezos en el año 2007.


denuncia a Dulcor


Edith de Aveiro ha hecho un largo peregrinaje de denuncias por la parte patrimonial como ambiental, pero no ha tenido respuestas de ninguna autoridad: “Esto comenzó en el 2007. El agua empieza a caer en la finca de suegro. Eso empezó a quedar amontonada pero en ese momento no le dimos importancia. Pero sí notamos que a los meses comenzaba la floración de cerezos, pero quedó ahí”.


Pero eso no terminó allí, ya que los damnificados denuncian que hoy en día, la empresa sigue emitiendo esas hediondas aguas que vierten a cauces de aguas públicas, como el arroyo “El Manzano”.



“Aparte de la pérdida de la plantación esa agua produce una irritación en las fosas nasales, depende algunos días más o menos. El agua sale de la fábrica al cauce, en muchos casos ha caído al Manzano pero también a otros cauces públicos. Por eso tenemos la denuncia en medioambiente. No tenemos solución ni resolución, está todo en el trayecto administrativo”, aseguró Aveiro.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Denuncian a Dulcor por contaminación

La familia Aveiro de Tunuyán lleva adelante una lucha de muchos años para que se repare el daño que le produjo la empresa Dulcor a la finca familiar. La planta elaboradora de derivados agrícolas se encuentra en la localidad de Vista Flores en el departamento de Tunuyán. Y desde esas instalaciones se emitieron aguas contaminadas que mataron cerca de 350 plantas de cerezos en el año 2007.

denuncia a Dulcor

Edith de Aveiro ha hecho un largo peregrinaje de denuncias por la parte patrimonial como ambiental, pero no ha tenido respuestas de ninguna autoridad: “Esto comenzó en el 2007. El agua empieza a caer en la finca de suegro. Eso empezó a quedar amontonada pero en ese momento no le dimos importancia. Pero sí notamos que a los meses comenzaba la floración de cerezos, pero quedó ahí”.

Pero eso no terminó allí, ya que los damnificados denuncian que hoy en día, la empresa sigue emitiendo esas hediondas aguas que vierten a cauces de aguas públicas, como el arroyo “El Manzano”.

“Aparte de la pérdida de la plantación esa agua produce una irritación en las fosas nasales, depende algunos días más o menos. El agua sale de la fábrica al cauce, en muchos casos ha caído al Manzano pero también a otros cauces públicos. Por eso tenemos la denuncia en medioambiente. No tenemos solución ni resolución, está todo en el trayecto administrativo”, aseguró Aveiro.

comentarios

Login