Cargando...
Por Redacción

De joven promesa, al Congreso



Luis Petri, de profesión abogado, ingresó muy joven a militar en el radicalismo. Pronto, varios dirigentes de esa época vieron en este joven, que estudiaba leyes en Santa Fe, una figura promisoria con un gran futuro. Con el correr de los años, ya con el título bajo el brazo, su actividad política se acentuó al integrar las filas del movimiento radical que presidía el senador José Genoud, y fue justamente este viejo caudillo que impulsó en su momento la carrera política del joven proveniente de San Martín.

Cuando el sector interno se divide con la partida de Juan Carlos Jaliff al cobismo, Petri decide seguirlo, y casi al unísono logra ser candidato a diputado provincial. En la Legislatura mostró mucho de los que sus viejos maestros esperaban de él, se presentó en el Palacio de las Leyes como un legislador muy inquieto y estudioso. Sus dotes de orador lo tuvieron como protagonista en casi todas las sesiones, destacándose en temas de seguridad entre otros. Junto al legislador peronista Daniel Cassia, fue uno de los que más trabajó en la Ley de Ejecución Penal, conocida como “Ley Petri”, tras la muerte del joven Matías Quiroga, asesinado en ocasión del frustrado robo a un blindado en Godoy Cruz.


Camino al Congreso

Producto de las trenzas y contubernios lógicos en épocas del armado de las listas legislativas, el joven diputado sintió en carne propia los rigores de la política, y veía como se truncaba su reelección por el segundo distrito; es que justamente esa jurisdicción era dominada por los “territoriales”, movimiento al cual Petri no pertenecía.

Cuando rumiando bronca no le quedaba otra cosa que irse a su casa o luchar por una banca como concejal, vino la propuesta salvadora de otro jefe, Julio Cobos, quien pidió que Petri ocupara el tercer lugar en la lista de diputados nacionales, detrás justamente del ex vicepresidente y de Patricia Giménez. Si bien no era un lugar seguro, por lo menos era lo que en política se dice “un lugar bala en boca”, donde con una muy buena elección, podría tener la chance de llegar al Congreso de la Nación.

Y así sucedió, después de la rotunda paliza electoral que el radicalismo mendocino le dio al justicialismo en octubre del año pasado, el joven seguía escribiendo su destino. Actualmente se encuentra desempeñando su rol de legislador nacional con el mismo entusiasmo, empeño y estudio, tal cual lo hizo en la Legislatura mendocina.

Conocedor que jugar en las ligas mayores es más difícil, según sus allegados, “hace un gran esfuerzo por prepararse en todos los temas y más aún los que se refieren a Mendoza, además no descuida un momento la tarea militante”.


Recorriendo el país

Por estos días además de compartir la banca con Julio Cobos, Luis Petri en su rol de jefe de campaña del ex vicepresidente lo acompaña por todo el país y destaca: “Los actos multitudinarios son importantes, pero mucho más lo es recorrer pueblo por pueblo y ciudad por ciudad, aún el paraje más lejano de la geografía nacional, y eso Julio lo hace a diario”.

Ya han recorrido la ruta 40 desde Mendoza a Humahuaca visitando lugares para muchos desconocidos como Belén o Londres en Catamarca, Amaicha en Tucumán o Cachi en Salta, entre otros. Más tarde fue el turno de Neuquén, Río Negro y otros lugares de la Patagonia. Este fin de semana Petri y Cobos se encontraban en Río Cuarto en ocasión del 80 aniversario de la Sociedad Rural, en un encuentro muy concurrido, que contó con la presencia de las principales figuras de la política nacional. El gobernador cordobés José De la Sota durante el discurso destacó la presencia de Hermes Binner, Juan Carlos Schiaretti y Julio Cobos (uno de los más aplaudidos) a quienes se refirió denominándolos como “tres patriotas”.

Desde esta semana, los caminos a recorrer serán los del Gran Buenos Aires, donde se encuentra el mayor caudal electoral del país. Desde el cobismo destacan la muy buena relación y el vínculo afectivo que se ha creado entre Hermes Binner y Julio Cobos, y no dejan de afirmar que están muy lejos de Mauricio Macri, a quien bajo ningún motivo lo ven integrando en frente UNEN.

Sin dudas que la carrera ascendente de Luis Petri le tendrá reservado en el futuro lugares importantes en la política mendocina, mientras tanto se maneja con cautela y prefiere seguir acompañando en la campaña nacional a Julio Cobos, su referente y amigo, para que sea el próximo presidente de todos los argentinos.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

De joven promesa, al Congreso

Luis Petri, de profesión abogado, ingresó muy joven a militar en el radicalismo. Pronto, varios dirigentes de esa época vieron en este joven, que estudiaba leyes en Santa Fe, una figura promisoria con un gran futuro. Con el correr de los años, ya con el título bajo el brazo, su actividad política se acentuó al integrar las filas del movimiento radical que presidía el senador José Genoud, y fue justamente este viejo caudillo que impulsó en su momento la carrera política del joven proveniente de San Martín.
Cuando el sector interno se divide con la partida de Juan Carlos Jaliff al cobismo, Petri decide seguirlo, y casi al unísono logra ser candidato a diputado provincial. En la Legislatura mostró mucho de los que sus viejos maestros esperaban de él, se presentó en el Palacio de las Leyes como un legislador muy inquieto y estudioso. Sus dotes de orador lo tuvieron como protagonista en casi todas las sesiones, destacándose en temas de seguridad entre otros. Junto al legislador peronista Daniel Cassia, fue uno de los que más trabajó en la Ley de Ejecución Penal, conocida como “Ley Petri”, tras la muerte del joven Matías Quiroga, asesinado en ocasión del frustrado robo a un blindado en Godoy Cruz.

Camino al Congreso
Producto de las trenzas y contubernios lógicos en épocas del armado de las listas legislativas, el joven diputado sintió en carne propia los rigores de la política, y veía como se truncaba su reelección por el segundo distrito; es que justamente esa jurisdicción era dominada por los “territoriales”, movimiento al cual Petri no pertenecía.
Cuando rumiando bronca no le quedaba otra cosa que irse a su casa o luchar por una banca como concejal, vino la propuesta salvadora de otro jefe, Julio Cobos, quien pidió que Petri ocupara el tercer lugar en la lista de diputados nacionales, detrás justamente del ex vicepresidente y de Patricia Giménez. Si bien no era un lugar seguro, por lo menos era lo que en política se dice “un lugar bala en boca”, donde con una muy buena elección, podría tener la chance de llegar al Congreso de la Nación.
Y así sucedió, después de la rotunda paliza electoral que el radicalismo mendocino le dio al justicialismo en octubre del año pasado, el joven seguía escribiendo su destino. Actualmente se encuentra desempeñando su rol de legislador nacional con el mismo entusiasmo, empeño y estudio, tal cual lo hizo en la Legislatura mendocina.
Conocedor que jugar en las ligas mayores es más difícil, según sus allegados, “hace un gran esfuerzo por prepararse en todos los temas y más aún los que se refieren a Mendoza, además no descuida un momento la tarea militante”.

Recorriendo el país
Por estos días además de compartir la banca con Julio Cobos, Luis Petri en su rol de jefe de campaña del ex vicepresidente lo acompaña por todo el país y destaca: “Los actos multitudinarios son importantes, pero mucho más lo es recorrer pueblo por pueblo y ciudad por ciudad, aún el paraje más lejano de la geografía nacional, y eso Julio lo hace a diario”.
Ya han recorrido la ruta 40 desde Mendoza a Humahuaca visitando lugares para muchos desconocidos como Belén o Londres en Catamarca, Amaicha en Tucumán o Cachi en Salta, entre otros. Más tarde fue el turno de Neuquén, Río Negro y otros lugares de la Patagonia. Este fin de semana Petri y Cobos se encontraban en Río Cuarto en ocasión del 80 aniversario de la Sociedad Rural, en un encuentro muy concurrido, que contó con la presencia de las principales figuras de la política nacional. El gobernador cordobés José De la Sota durante el discurso destacó la presencia de Hermes Binner, Juan Carlos Schiaretti y Julio Cobos (uno de los más aplaudidos) a quienes se refirió denominándolos como “tres patriotas”.
Desde esta semana, los caminos a recorrer serán los del Gran Buenos Aires, donde se encuentra el mayor caudal electoral del país. Desde el cobismo destacan la muy buena relación y el vínculo afectivo que se ha creado entre Hermes Binner y Julio Cobos, y no dejan de afirmar que están muy lejos de Mauricio Macri, a quien bajo ningún motivo lo ven integrando en frente UNEN.
Sin dudas que la carrera ascendente de Luis Petri le tendrá reservado en el futuro lugares importantes en la política mendocina, mientras tanto se maneja con cautela y prefiere seguir acompañando en la campaña nacional a Julio Cobos, su referente y amigo, para que sea el próximo presidente de todos los argentinos.

comentarios

imagen imagen
Login