ciudadanodiario.com.ar
Curioso destino de un auto robado
Cargando...
Por Redacción

Curioso destino de un auto robado



Una familia de Maipú vivió una verdadera historia fantástica en relación a un auto que fue robado, recuperado, vuelto a robar e incendiado. Todo esto, en un lapso de siete días.


La historia comenzó el jueves 14 de abril, cuando un hombre domiciliado en el barrio Agua y Energía, de Luzuriaga, se disponía a llevar a su hija a la escuela. Sacó su automóvil VW Fox, patente LYI 293 a la vereda, descendió del mismo, y se acercó a la casa para buscar a la nena. Al salir, se encontró con un individuo armado que lo amenazó y le quitó el rodado.


Tres días más tarde, y tras haber hecho las denuncias correspondientes en la Fiscalía n°10, se les anunció que habían recuperado el auto. Al llegar al lugar del hallazgo, en calle Rawson, del barrio La Gloria, se activó la alarma, pero llamó poderosamente la atención de policías y damnificados que se apagó automáticamente. Esto les dio la pauta de que en las cercanías había alguien con las llaves en su poder.


Fue entonces que el auto fue remolcado a la Oficina Fiscal n°3, frente a la plaza Godoy Cruz, pero dado que había que hacer peritajes, la familia no pudo llevárselo. El coche tuvo que quedar en la calle, ya que dicha fiscalía no dispone de espacio para guardar vehículos. Tres días estuvo estacionado en el exterior. En este tiempo, los dueños sacaban fotos en varias oportunidades.


Misterio y final


“El martes nos llamaron para preguntarnos si teníamos una copia de la llave, así que les entregamos una”, contó la dueña del auto. Pero la alegría duró poco, ya que un rato después les informaron que se lo habían robado de nuevo. Indignada, la mujer reclamó que “sabían que el ladrón tenía la llave, y lo dejaron sin custodia, en plena calle”.


El final de esta historia sucedió en la mañana de este jueves 21, cuando el coche apareció totalmente incendiado en el mismo barrio donde fue encontrado por primera vez.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Curioso destino de un auto robado

Una familia de Maipú vivió una verdadera historia fantástica en relación a un auto que fue robado, recuperado, vuelto a robar e incendiado. Todo esto, en un lapso de siete días.

La historia comenzó el jueves 14 de abril, cuando un hombre domiciliado en el barrio Agua y Energía, de Luzuriaga, se disponía a llevar a su hija a la escuela. Sacó su automóvil VW Fox, patente LYI 293 a la vereda, descendió del mismo, y se acercó a la casa para buscar a la nena. Al salir, se encontró con un individuo armado que lo amenazó y le quitó el rodado.

Tres días más tarde, y tras haber hecho las denuncias correspondientes en la Fiscalía n°10, se les anunció que habían recuperado el auto. Al llegar al lugar del hallazgo, en calle Rawson, del barrio La Gloria, se activó la alarma, pero llamó poderosamente la atención de policías y damnificados que se apagó automáticamente. Esto les dio la pauta de que en las cercanías había alguien con las llaves en su poder.

Fue entonces que el auto fue remolcado a la Oficina Fiscal n°3, frente a la plaza Godoy Cruz, pero dado que había que hacer peritajes, la familia no pudo llevárselo. El coche tuvo que quedar en la calle, ya que dicha fiscalía no dispone de espacio para guardar vehículos. Tres días estuvo estacionado en el exterior. En este tiempo, los dueños sacaban fotos en varias oportunidades.

Misterio y final

“El martes nos llamaron para preguntarnos si teníamos una copia de la llave, así que les entregamos una”, contó la dueña del auto. Pero la alegría duró poco, ya que un rato después les informaron que se lo habían robado de nuevo. Indignada, la mujer reclamó que “sabían que el ladrón tenía la llave, y lo dejaron sin custodia, en plena calle”.

El final de esta historia sucedió en la mañana de este jueves 21, cuando el coche apareció totalmente incendiado en el mismo barrio donde fue encontrado por primera vez.

comentarios

Login