Cargando...
Por Redacción
imagen

Cumplieron la promesa



Solo la muerte separó a Don y Maxine Simpson, una pareja que llevaba casada 62 años y que, agarrados de la mano, se despidieron de este mundo por problemas de salud. Maxine padecía de cáncer desde hace varios años, mientras que su esposo sufrió un accidente que provocó fracturas en su cadera.


A petición de los familiares, sus camas estaban en la misma habitación en un hospital de Bakersfield en California, Estados Unidos. Maxine murió primero. Cuatro horas más tarde, y en presencia de sus nietos e hijos, Don falleció. Al momento del deceso de su mujer, el hombre nunca la soltó, cuentan los familiares a ABC News. “Esto es hermoso, una verdadera historia de amor”, contaron a la cadena estadounidense.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

Cumplieron la promesa

Solo la muerte separó a Don y Maxine Simpson, una pareja que llevaba casada 62 años y que, agarrados de la mano, se despidieron de este mundo por problemas de salud. Maxine padecía de cáncer desde hace varios años, mientras que su esposo sufrió un accidente que provocó fracturas en su cadera.

A petición de los familiares, sus camas estaban en la misma habitación en un hospital de Bakersfield en California, Estados Unidos. Maxine murió primero. Cuatro horas más tarde, y en presencia de sus nietos e hijos, Don falleció. Al momento del deceso de su mujer, el hombre nunca la soltó, cuentan los familiares a ABC News. “Esto es hermoso, una verdadera historia de amor”, contaron a la cadena estadounidense.

comentarios

imagen imagen
Login