ciudadanodiario.com.ar
Cuentos de choreos
Cargando...
Por Redacción

Cuentos de choreos



Pasa en las películas, pasa en la vida real y todavía en el film es más sutil. En Nueve reinas, Ricardo Darín y Gastón Pauls le robaban a una anciana, llamando al portero y haciéndose pasar por un supuesto nieto al cual le acababan de robar, y el amigo venía a buscar algo de dinero para auxiliarlo. En la vida real, en Mendoza, en las calles más top, una banda de ladrones estafó a dos ancianas, otra zafó, diciéndoles de manera burda que los ‘fondos buitres’ le habían quitado el dinero y que necesitaban un préstamo para pagar unas cuentas. ¿Increíble?


El primero de los hechos fue el peor, en la calle Emilio Civit, una anciana de 81 años recibió un llamado de su “sobrino”. El ladrón que se hizo pasar por el familiar le dijo –de manera muy cordial– que los ‘fondos buitres’ le habían quitado todo su dinero y que necesitaba un préstamo de ella para pagar unas cuentas.


Luego de averiguar cuánto dinero poseía y al enterarse que tenía dinero en el banco, le comunicó que un amigo la pasará a buscar. Así fue como llegó una persona en un vehículo, la pasó a buscar, la acompañó al banco, la dejó en su casa y se fue con un rico botín de 62 mil dólares”.


La víctima, horas después de darse cuenta que fue timada dijo: “Saben tratar a la gente. Me preguntaron cuánto tenía. Escucho los noticieros televisivos, todo lo que sucede y me pasó. Por ello, cuando se fue, le di gracias al Señor porque no me hizo nada”.


La segunda anciana apuntada por esta banda vive en la calle Tabanera. La anciana también creyó la historia de los delincuentes pero un error en el nombre de su nieto, la hizo reflexionar y no pudo concretarse la extorsión.


Sin embargo, tras este intento fallido, la banda continuó buscando víctimas y se encontró en una señora de 86 años de la calle Arístides Villanueva, a esta señora no le dijeron lo de los ‘fondos buitres’ pero sí se comunicó un supuesto ‘nieto’ para solicitarle dinero que supuestamente se le enviaría a su padre en Chile. La señora accedió y también un amigo del familiar –que le afirmaron que estaba enfermo y no podía ir a buscarla– pasó por la casa de la señora y se llevó la suma de mil dólares y cinco millones de pesos chilenos.


La fiscal Daniela Chaler, quien está siguiendo a esta banda, en diálogo con El Ciudadano dijo que se le está siguiendo la pista a la banda. “Estamos rastreando los llamados y el modus operandi de este grupo de ladrones. Decidimos hacer público el hecho para que la población se alerte de esta modalidad y para que los mendocinos se encuentren alertas”.


La fiscal también advirtió que por la difusión y lo “burdo” del engaño no cree que se repita esta modalidad, aunque le solicitó a los vecinos, especialmente a los adultos mayores que “no brinden datos acerca de sus familiares ni de los bienes que poseen”.


Además, aclaró que “es muy difícil darse cuenta que son estafadores, son profesionales, saben preguntar y hasta hacen una investigación previa”.


En estos tres casos se repitieron padrones semejantes: mujeres ancianas (mayores de 80), que en ese momento estaban solas, viven en una zona acomodada del centro mendocino y poseen un ahorro previo.


El cuento del tío está en la calle y en el aire


La fiscal Chaler indicó que esta modalidad se viene presentando desde hace dos años con los denominados “secuestros virtuales”.


“A medida que los medios van dando a conocer estas modalidades, los ladrones cambian algunos métodos pasan del secuestro al nieto desprotegido y van mutando”, explicó.


Otra modalidad que enumeró la especialista que se está denunciando es la de las ventas de aparatos electrónicos en la calle. “Venden computadoras o televisores rellenos con masilla”, aclaró la fiscal.


La extorsión virtual también sigue presente


La modalidad del “cuento del tío” también se da a través de la extorsión virtual. Si bien los mendocinos están más “despiertos” ante estos llamados, a mediados del mes pasado, una señora, también del centro mendocino dejó cerca de $2.500 y algunas alhajas de oro en la esquina de 25 de Mayo y Rivadavia tras haber recibido un llamado con un presunto secuestro de su hijo.


“La modalidad es más fácil para los ladrones a través de los teléfonos celulares. Generalmente, tienen muchos equipos y abundantes chips y los mueven de un lado a otro. Por eso es muy difícil identificarlos”, explicó Jorge Cháves, experto en seguridad tecnológica. Por eso los especialistas recomiendan no dar datos por teléfono.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Cuentos de choreos

Pasa en las películas, pasa en la vida real y todavía en el film es más sutil. En Nueve reinas, Ricardo Darín y Gastón Pauls le robaban a una anciana, llamando al portero y haciéndose pasar por un supuesto nieto al cual le acababan de robar, y el amigo venía a buscar algo de dinero para auxiliarlo. En la vida real, en Mendoza, en las calles más top, una banda de ladrones estafó a dos ancianas, otra zafó, diciéndoles de manera burda que los ‘fondos buitres’ le habían quitado el dinero y que necesitaban un préstamo para pagar unas cuentas. ¿Increíble?

El primero de los hechos fue el peor, en la calle Emilio Civit, una anciana de 81 años recibió un llamado de su “sobrino”. El ladrón que se hizo pasar por el familiar le dijo –de manera muy cordial– que los ‘fondos buitres’ le habían quitado todo su dinero y que necesitaba un préstamo de ella para pagar unas cuentas.

Luego de averiguar cuánto dinero poseía y al enterarse que tenía dinero en el banco, le comunicó que un amigo la pasará a buscar. Así fue como llegó una persona en un vehículo, la pasó a buscar, la acompañó al banco, la dejó en su casa y se fue con un rico botín de 62 mil dólares”.

La víctima, horas después de darse cuenta que fue timada dijo: “Saben tratar a la gente. Me preguntaron cuánto tenía. Escucho los noticieros televisivos, todo lo que sucede y me pasó. Por ello, cuando se fue, le di gracias al Señor porque no me hizo nada”.

La segunda anciana apuntada por esta banda vive en la calle Tabanera. La anciana también creyó la historia de los delincuentes pero un error en el nombre de su nieto, la hizo reflexionar y no pudo concretarse la extorsión.

Sin embargo, tras este intento fallido, la banda continuó buscando víctimas y se encontró en una señora de 86 años de la calle Arístides Villanueva, a esta señora no le dijeron lo de los ‘fondos buitres’ pero sí se comunicó un supuesto ‘nieto’ para solicitarle dinero que supuestamente se le enviaría a su padre en Chile. La señora accedió y también un amigo del familiar –que le afirmaron que estaba enfermo y no podía ir a buscarla– pasó por la casa de la señora y se llevó la suma de mil dólares y cinco millones de pesos chilenos.

La fiscal Daniela Chaler, quien está siguiendo a esta banda, en diálogo con El Ciudadano dijo que se le está siguiendo la pista a la banda. “Estamos rastreando los llamados y el modus operandi de este grupo de ladrones. Decidimos hacer público el hecho para que la población se alerte de esta modalidad y para que los mendocinos se encuentren alertas”.

La fiscal también advirtió que por la difusión y lo “burdo” del engaño no cree que se repita esta modalidad, aunque le solicitó a los vecinos, especialmente a los adultos mayores que “no brinden datos acerca de sus familiares ni de los bienes que poseen”.

Además, aclaró que “es muy difícil darse cuenta que son estafadores, son profesionales, saben preguntar y hasta hacen una investigación previa”.

En estos tres casos se repitieron padrones semejantes: mujeres ancianas (mayores de 80), que en ese momento estaban solas, viven en una zona acomodada del centro mendocino y poseen un ahorro previo.

El cuento del tío está en la calle y en el aire

La fiscal Chaler indicó que esta modalidad se viene presentando desde hace dos años con los denominados “secuestros virtuales”.

“A medida que los medios van dando a conocer estas modalidades, los ladrones cambian algunos métodos pasan del secuestro al nieto desprotegido y van mutando”, explicó.

Otra modalidad que enumeró la especialista que se está denunciando es la de las ventas de aparatos electrónicos en la calle. “Venden computadoras o televisores rellenos con masilla”, aclaró la fiscal.

La extorsión virtual también sigue presente

La modalidad del “cuento del tío” también se da a través de la extorsión virtual. Si bien los mendocinos están más “despiertos” ante estos llamados, a mediados del mes pasado, una señora, también del centro mendocino dejó cerca de $2.500 y algunas alhajas de oro en la esquina de 25 de Mayo y Rivadavia tras haber recibido un llamado con un presunto secuestro de su hijo.

“La modalidad es más fácil para los ladrones a través de los teléfonos celulares. Generalmente, tienen muchos equipos y abundantes chips y los mueven de un lado a otro. Por eso es muy difícil identificarlos”, explicó Jorge Cháves, experto en seguridad tecnológica. Por eso los especialistas recomiendan no dar datos por teléfono.

comentarios

Login