Cargando...
Por Redacción

Cuando no hay más remedio se cambian las figuritas



Faltan sólo 15 meses para el cambio de gestión. Sí, sólo 15 meses, y aún hoy se realizan cambios en el Gabinete provincial. Y ojito que no hablamos de cambios pequeños, hablamos de la cabeza, ni más ni menos que de los Ministerios de Hacienda y Finanzas y de Agroindustria y Tecnología. Lo cierto es que el cambio ya fue realizado y jurado; Marcelo Costa, ex ministro de Hacienda y Finanzas, ahora se encuentra a la cabeza de la cartera de Agroindustria y Tecnología, mientras que Marcelo Barg, ex titular de esa cartera asumirá en el organismo Mendoza Fiduciaria. Por su parte, Hacienda y Finanzas ahora está en manos de Juan Antonio Gantus, funcionario que ya se desempeñaba en la gestión.


Si bien Costa, fiel a la gestión de Pérez (con lágrimas en los ojos), agradeció la oportunidad, dejó en claro que lo suyo son los números, ya que no dejará de estar ligado a lo económico y una de sus primeras propuestas será revivir a la entidad más representativa que perdió la provincia, el Banco de Mendoza.


En su discurso, Costa agradeció la confianza del Gobernador y de su equipo, convocó a todos los sectores a debatir sobre la matriz productiva y aseguró que uno de los ejes de su gestión será la creación de un banco provincial. “Hay que mirar la Mendoza de los próximos 30 años, que incluya el debate del uso racional del agua, las economías regionales y la creación y recuperación del banco provincial como una herramienta de crecimiento y acompañamiento permanente de la actividad económica de la provincia”, aseguró el flamante titular de Agroindustria.


Por otro lado el flamante ministro de Hacienda, Juan Antonio Gantus, no tardó en ratificar la impronta que dará a su gestión: “Vamos a lograr un presupuesto equilibrado, reducir el endeudamiento provincial y, junto con la ATM, seguiremos trabajando para combatir la evasión fiscal y la morosidad”.


Por último, Pérez aseguró: “No tengo dudas de que estos cambios nos llenan de energía para seguir creciendo y articular todas las áreas productivas de la Provincia”.


Nos parece que la pregunta que queda en el aire es siempre la misma: ¿qué tan mal está la Provincia para que se sigan realizando cambios a menos de un año y medio del fin de la gestión? Además, ¿puede un ministro realmente cumplir con sus cometidos, proponer, realizar, obtener respeto y confianza por parte de su equipo y de los ciudadanos cuando sólo tiene meses para moverse?


Por otra parte, habrá que ver si realmente es necesario seguir realizando cambios a esta altura de la gestión y si estos realmente benefician a los ciudadanos o permitirán obtener mejoras en la producción mendocina y en los empleos.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Cuando no hay más remedio se cambian las figuritas

Faltan sólo 15 meses para el cambio de gestión. Sí, sólo 15 meses, y aún hoy se realizan cambios en el Gabinete provincial. Y ojito que no hablamos de cambios pequeños, hablamos de la cabeza, ni más ni menos que de los Ministerios de Hacienda y Finanzas y de Agroindustria y Tecnología. Lo cierto es que el cambio ya fue realizado y jurado; Marcelo Costa, ex ministro de Hacienda y Finanzas, ahora se encuentra a la cabeza de la cartera de Agroindustria y Tecnología, mientras que Marcelo Barg, ex titular de esa cartera asumirá en el organismo Mendoza Fiduciaria. Por su parte, Hacienda y Finanzas ahora está en manos de Juan Antonio Gantus, funcionario que ya se desempeñaba en la gestión.

Si bien Costa, fiel a la gestión de Pérez (con lágrimas en los ojos), agradeció la oportunidad, dejó en claro que lo suyo son los números, ya que no dejará de estar ligado a lo económico y una de sus primeras propuestas será revivir a la entidad más representativa que perdió la provincia, el Banco de Mendoza.

En su discurso, Costa agradeció la confianza del Gobernador y de su equipo, convocó a todos los sectores a debatir sobre la matriz productiva y aseguró que uno de los ejes de su gestión será la creación de un banco provincial. “Hay que mirar la Mendoza de los próximos 30 años, que incluya el debate del uso racional del agua, las economías regionales y la creación y recuperación del banco provincial como una herramienta de crecimiento y acompañamiento permanente de la actividad económica de la provincia”, aseguró el flamante titular de Agroindustria.

Por otro lado el flamante ministro de Hacienda, Juan Antonio Gantus, no tardó en ratificar la impronta que dará a su gestión: “Vamos a lograr un presupuesto equilibrado, reducir el endeudamiento provincial y, junto con la ATM, seguiremos trabajando para combatir la evasión fiscal y la morosidad”.

Por último, Pérez aseguró: “No tengo dudas de que estos cambios nos llenan de energía para seguir creciendo y articular todas las áreas productivas de la Provincia”.

Nos parece que la pregunta que queda en el aire es siempre la misma: ¿qué tan mal está la Provincia para que se sigan realizando cambios a menos de un año y medio del fin de la gestión? Además, ¿puede un ministro realmente cumplir con sus cometidos, proponer, realizar, obtener respeto y confianza por parte de su equipo y de los ciudadanos cuando sólo tiene meses para moverse?

Por otra parte, habrá que ver si realmente es necesario seguir realizando cambios a esta altura de la gestión y si estos realmente benefician a los ciudadanos o permitirán obtener mejoras en la producción mendocina y en los empleos.

comentarios

imagen imagen
Login