Cargando...
Por Redacción

Crónica de un final anunciado



Era la crónica de un final anunciado. El cliché de Carlos Mayor como entrenador de Godoy Cruz llegó a su fin en la fecha 14. La continuidad de los malos resultados, los contantes desacoples y la fragilidad defensiva que convierte al Tomba en uno de los equipos más goleados del torneo hicieron que el “modelo transición” sea un completo fracaso en tiempo y forma.


Seis derrotas y 30 goles en contra fueron demasiado. La gota que rebalsó el vaso fue la derrota 3 a 1 ante Belgrano, en el Malvinas. Claro está, la solución más fácil es correr al técnico; en su lugar y de forma interina asumirá Daniel Gato Oldrá, hombre de la casa y con experiencia en estos casos.


Pero este alejamiento de Mayor siguió a un error en la planificación, en el antes mencionado en este espacio “Plan de precios cuidados”, en donde se apostó a la sorpresa y en ningún caso a la experiencia y menos a la jerarquía.


Godoy Cruz regala prestigio fecha tras fecha, y aunque en Buenos Aires señalen que es un equipo audaz, lo cierto es que cada vez juega peor.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Crónica de un final anunciado

Era la crónica de un final anunciado. El cliché de Carlos Mayor como entrenador de Godoy Cruz llegó a su fin en la fecha 14. La continuidad de los malos resultados, los contantes desacoples y la fragilidad defensiva que convierte al Tomba en uno de los equipos más goleados del torneo hicieron que el “modelo transición” sea un completo fracaso en tiempo y forma.

Seis derrotas y 30 goles en contra fueron demasiado. La gota que rebalsó el vaso fue la derrota 3 a 1 ante Belgrano, en el Malvinas. Claro está, la solución más fácil es correr al técnico; en su lugar y de forma interina asumirá Daniel Gato Oldrá, hombre de la casa y con experiencia en estos casos.

Pero este alejamiento de Mayor siguió a un error en la planificación, en el antes mencionado en este espacio “Plan de precios cuidados”, en donde se apostó a la sorpresa y en ningún caso a la experiencia y menos a la jerarquía.

Godoy Cruz regala prestigio fecha tras fecha, y aunque en Buenos Aires señalen que es un equipo audaz, lo cierto es que cada vez juega peor.

comentarios

imagen imagen
Login