Cristina prometió “ayudar a la gobernabilidad”
Cargando...
Por Redacción

Cristina prometió “ayudar a la gobernabilidad”



La presidenta Cristina Kirchner llamó hoy a los simpatizantes del Frente para la Victoria a asumir la “inmensa responsabilidad de aportar gobernabilidad al país”, al señalar que “no hay que hacerle” al gobierno electo de Mauricio Macri “lo mismo” que le hicieron al suyo. Siguiendo su permanente discurso dislocado de la realidad, la Presidenta se expresó así durante un acto en el partido bonaerense de Quilmes en el que inauguró un tramo electrificado del ramal Constitución-La Plata de la línea Roca, junto al ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo.


“Tenemos una inmensa responsabilidad. Por un lado, la inmensa responsabilidad de defender todo lo que se ha construido, y por otra parte la inmensa responsabilidad de

aportar gobernabilidad al país, porque somos una fuerza política que no va a hacerle a un gobierno, aunque sea de otro signo político, todo lo que nos hicieron a nosotros”, continuó, haciendo mención a situaciones que realmente jamás existieron durante su mandato.


La jefa de Estado aseguró que su Gobierno invirtió “mucho en dignidad” y agregó: “Lástima que nos hayan cobrado tantos intereses por tener dignidad. Bienvenida la usura de intereses cuando te los cobran por ser digno”, dijo en una elipsis discursiva poco entendible, pero que fue aplaudida por su círculo más cercano. Además, la mandataria pidió la unidad de su fuerza política: “Cuando nosotros nos enfrentamos, las pequeñas minorías se benefician. No perdamos el tiempo en peleas internas”. Al respecto, la Jefa de Estado explicó: “No podemos pedirle unidad a los argentinos si no nosotros mismos no somos capaces de construir nuestra propia unidad”.


La Presidenta culminó su discurso manifestado que al cabo de su segundo mandato se queda con la “tranquilidad” de haber “defendido los intereses del país frente a todas las

presiones”. “No fueron 12 años fáciles. Nos la hicieron bastante difícil, pero lo difícil tiene un gusto diferente: el orgullo de haber superado las adversidades, los obstáculos, los palos en la rueda”, apuntó. Destacó a su vez que “más allá de los errores y los aciertos que se cometen siempre cuando uno hace”, los argentinos deben “tener la certeza que el camino elegido” durante los últimos 12 años, al que catalogó como el “camino de la patria”, es el que permite “defender los intereses de la patria y las grandes mayorías nacionales”.


“No hay posibilidad de equivocarse cuando es en esa dirección, y si hay que ir solos en esa dirección, iremos solos”, afirmó la mandataria, al tiempo que arengó a sus militantes. “Si no nos acompañan los dirigentes, empuñen la bandera porque la bandera de los derechos que han conquistado es de cada uno de ustedes. No la suelten nunca más”, concluyó la mandataria, en el marco de las definiciones que ante el nuevo escenario deberá resolver el peronismo en cuanto a la conducción partidaria y el posicionamiento político, donde Cristina seguramente, tal como están las cosas, no la va a pasar muy bien por la resistencia que ya están manifestando los principales protagonistas del movimiento, quienes le asignan una gran cuota de responsabilidad en las últimas derrotas electorales.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Cristina prometió “ayudar a la gobernabilidad”

imagen

La presidenta Cristina Kirchner llamó hoy a los simpatizantes del Frente para la Victoria a asumir la “inmensa responsabilidad de aportar gobernabilidad al país”, al señalar que “no hay que hacerle” al gobierno electo de Mauricio Macri “lo mismo” que le hicieron al suyo. Siguiendo su permanente discurso dislocado de la realidad, la Presidenta se expresó así durante un acto en el partido bonaerense de Quilmes en el que inauguró un tramo electrificado del ramal Constitución-La Plata de la línea Roca, junto al ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo.

“Tenemos una inmensa responsabilidad. Por un lado, la inmensa responsabilidad de defender todo lo que se ha construido, y por otra parte la inmensa responsabilidad de
aportar gobernabilidad al país, porque somos una fuerza política que no va a hacerle a un gobierno, aunque sea de otro signo político, todo lo que nos hicieron a nosotros”, continuó, haciendo mención a situaciones que realmente jamás existieron durante su mandato.

La jefa de Estado aseguró que su Gobierno invirtió “mucho en dignidad” y agregó: “Lástima que nos hayan cobrado tantos intereses por tener dignidad. Bienvenida la usura de intereses cuando te los cobran por ser digno”, dijo en una elipsis discursiva poco entendible, pero que fue aplaudida por su círculo más cercano. Además, la mandataria pidió la unidad de su fuerza política: “Cuando nosotros nos enfrentamos, las pequeñas minorías se benefician. No perdamos el tiempo en peleas internas”. Al respecto, la Jefa de Estado explicó: “No podemos pedirle unidad a los argentinos si no nosotros mismos no somos capaces de construir nuestra propia unidad”.

La Presidenta culminó su discurso manifestado que al cabo de su segundo mandato se queda con la “tranquilidad” de haber “defendido los intereses del país frente a todas las
presiones”. “No fueron 12 años fáciles. Nos la hicieron bastante difícil, pero lo difícil tiene un gusto diferente: el orgullo de haber superado las adversidades, los obstáculos, los palos en la rueda”, apuntó. Destacó a su vez que “más allá de los errores y los aciertos que se cometen siempre cuando uno hace”, los argentinos deben “tener la certeza que el camino elegido” durante los últimos 12 años, al que catalogó como el “camino de la patria”, es el que permite “defender los intereses de la patria y las grandes mayorías nacionales”.

“No hay posibilidad de equivocarse cuando es en esa dirección, y si hay que ir solos en esa dirección, iremos solos”, afirmó la mandataria, al tiempo que arengó a sus militantes. “Si no nos acompañan los dirigentes, empuñen la bandera porque la bandera de los derechos que han conquistado es de cada uno de ustedes. No la suelten nunca más”, concluyó la mandataria, en el marco de las definiciones que ante el nuevo escenario deberá resolver el peronismo en cuanto a la conducción partidaria y el posicionamiento político, donde Cristina seguramente, tal como están las cosas, no la va a pasar muy bien por la resistencia que ya están manifestando los principales protagonistas del movimiento, quienes le asignan una gran cuota de responsabilidad en las últimas derrotas electorales.

comentarios

imagen imagen
Login