ciudadanodiario.com.ar
Crimen vinculado al narcotráfico
Cargando...
Por Redacción

Crimen vinculado al narcotráfico



Un vendedor de autos, que estaba vinculado a un empresario del sector que era sospechado de tener vínculos con el narcotráfico y que fuera acribillado junto a su novia a fines de 2013, fue ultimado de siete balazos en su concesionaria de la ciudad de Rosario. El crimen, que es sospechado con un hecho relacionado con una venganza vinculada al narcotráfico, se produjo anoche, en Ovidio Lagos al 5100, a unos cien metros de la Jefatura de la Policía local, y tuvo como víctima a Germán Tobo. Tobo estuvo vinculado a Luis Medina, el empresario asesinado junto a su novia en un hecho ocurrido el 29 de diciembre de 2013, que es investigado por la Legislatura local.

El vendedor de autos asesinado este lunes recibió al menos siete disparos realizados con un arma de calibre 9 milímetros

por dos hombres que lo ejecutaron en la vereda del local, según la información difundida por el sitio del diario La

Capital. El hecho comenzó a ser investigado por el fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos Adrián Cimino.

Tobo había estado a cargo de la concesionaria Lumen, situada en Pellegrini al 5500 y que era propiedad de Medina, cuyo asesinato se produjo el 30 diciembre pasado en el Acceso Sur de Rosario. Medina, a quien vinculaban con el negocio del narcotráfico en la zona, fue acribillado de 14 disparos cuando circulaba en su auto con su novia, la modelo Justina Castelli, de 23 años. Castelli, que en el ambiente era conocida como Justina Fuster, había sido vinculada en el pasado con el futbolista Christian “Ogro” Fabbiani.

El crimen se produjo cuando la pareja se desplazaba en un Citröen C3 y le cruzaron un segundo vehículo, mientras que abrieron fuego de un tercero con un arma 9 milímetros con la que realizaron al menos veinte disparos.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Crimen vinculado al narcotráfico

Un vendedor de autos, que estaba vinculado a un empresario del sector que era sospechado de tener vínculos con el narcotráfico y que fuera acribillado junto a su novia a fines de 2013, fue ultimado de siete balazos en su concesionaria de la ciudad de Rosario. El crimen, que es sospechado con un hecho relacionado con una venganza vinculada al narcotráfico, se produjo anoche, en Ovidio Lagos al 5100, a unos cien metros de la Jefatura de la Policía local, y tuvo como víctima a Germán Tobo. Tobo estuvo vinculado a Luis Medina, el empresario asesinado junto a su novia en un hecho ocurrido el 29 de diciembre de 2013, que es investigado por la Legislatura local.
El vendedor de autos asesinado este lunes recibió al menos siete disparos realizados con un arma de calibre 9 milímetros
por dos hombres que lo ejecutaron en la vereda del local, según la información difundida por el sitio del diario La
Capital. El hecho comenzó a ser investigado por el fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos Adrián Cimino.
Tobo había estado a cargo de la concesionaria Lumen, situada en Pellegrini al 5500 y que era propiedad de Medina, cuyo asesinato se produjo el 30 diciembre pasado en el Acceso Sur de Rosario. Medina, a quien vinculaban con el negocio del narcotráfico en la zona, fue acribillado de 14 disparos cuando circulaba en su auto con su novia, la modelo Justina Castelli, de 23 años. Castelli, que en el ambiente era conocida como Justina Fuster, había sido vinculada en el pasado con el futbolista Christian “Ogro” Fabbiani.
El crimen se produjo cuando la pareja se desplazaba en un Citröen C3 y le cruzaron un segundo vehículo, mientras que abrieron fuego de un tercero con un arma 9 milímetros con la que realizaron al menos veinte disparos.

comentarios

Login