Creer que es positivo es lo difícil
Cargando...
Por Redacción

Creer que es positivo es lo difícil



El Gobernador Francisco Pérez, viajó a Buenos Aires con el fin de promover a la industria local y conseguir financiamiento extranjero, el evento fue denominado Mendoza Invest, al igual que la agencia de Promoción de inversiones del Gobierno y allí participaron referentes de la economía, la gastronomía y la cultura loca.


El hotel Hilton de Capital Federal, recibió a una Mendoza dispuesta a mostrar su desarrollo en negocios de diversas ramas siempre en relación a lo comercial y a lo industrial a corto, mediano y largo plazo.


El problema surge cuando, como ciudadanos, y motivados por diversos medios de comunicación, nos preguntamos: ¿Cuáles fueron hasta el momento los aportes de esta agencia de inversiones y de qué modo un viaje a Buenos Aires, con pasajes aéreos para demasiadas personas a cuenta del Estado, puede beneficiarnos como provincia en los momentos críticos que atravesamos?.


En fin, lo cierto es que si bien el evento contó con la presencia de la Sparkling Band y de reconocidos chefs locales, estos fueron ad honorem con la intención de mostrar lo que es capaz de elaborar nuestra provincia.


Pérez se tomó media hora para hablar sobre Mendoza y las posibilidades que ofrece, exponiendo todo el potencial ante los inversores. “Muchos se preguntan por qué venimos en este momento de dificultades y con una situación política particular. Creo que, justamente, hay mucha expectativa en el mundo y  que, eventos como este, ayudan a generar mayor inversión y movilizan la economía. Tenemos muchas expectativas sobre lo que va a ser el 2016″, dijo el mandatario frente a casi 200 ejecutivos.


Luego enumeró ventajas cualitativas de la Provincia como el crecimiento sostenido durante los últimos 10 años; la infraestructura con la que se cuenta; los recursos naturales que van desde la belleza y diversidad paisajística que es una fortaleza desde el punto de vista turístico, así como el ser productores de petróleo y gas.


Hasta aquí todo muy bonito y tampoco ponemos en duda que Mendoza ha visto un crecimiento en los últimos años en materia de inversiones, pero como expusimos en un comienzo aún quedan puntos sin cierre. Muchos dan por terminada esta gestión, y muchos fueron los que viajaron y de manera gratuita a este evento de tamaño nacional.  ¿No hubiese sido más apreciable que una presentación de semejante magnitud, que contó con periodistas invitados, se realizara aquí en nuestra provincia, donde las palabras pueden demostrarse con hechos?


¿No hubiera suscitado menos comentarios suspicaces que la expansión económica de Mendoza no signifique una exposición en Buenos Aires y el gasto de pasajes a invitados, más el pago a una de las bandas más costosas de la provincia?


Y aquí es donde nos preguntamos; ¿Pérez realmente quiere subrayar la importancia de nuestra provincia, sobre el último tramo de su gestión, o sólo sigue haciendo campaña en Buenos Aires para conseguir como se cree un cargo a nivel nacional?


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Creer que es positivo es lo difícil

imagen

El Gobernador Francisco Pérez, viajó a Buenos Aires con el fin de promover a la industria local y conseguir financiamiento extranjero, el evento fue denominado Mendoza Invest, al igual que la agencia de Promoción de inversiones del Gobierno y allí participaron referentes de la economía, la gastronomía y la cultura loca.

El hotel Hilton de Capital Federal, recibió a una Mendoza dispuesta a mostrar su desarrollo en negocios de diversas ramas siempre en relación a lo comercial y a lo industrial a corto, mediano y largo plazo.

El problema surge cuando, como ciudadanos, y motivados por diversos medios de comunicación, nos preguntamos: ¿Cuáles fueron hasta el momento los aportes de esta agencia de inversiones y de qué modo un viaje a Buenos Aires, con pasajes aéreos para demasiadas personas a cuenta del Estado, puede beneficiarnos como provincia en los momentos críticos que atravesamos?.

En fin, lo cierto es que si bien el evento contó con la presencia de la Sparkling Band y de reconocidos chefs locales, estos fueron ad honorem con la intención de mostrar lo que es capaz de elaborar nuestra provincia.

Pérez se tomó media hora para hablar sobre Mendoza y las posibilidades que ofrece, exponiendo todo el potencial ante los inversores. “Muchos se preguntan por qué venimos en este momento de dificultades y con una situación política particular. Creo que, justamente, hay mucha expectativa en el mundo y  que, eventos como este, ayudan a generar mayor inversión y movilizan la economía. Tenemos muchas expectativas sobre lo que va a ser el 2016″, dijo el mandatario frente a casi 200 ejecutivos.

Luego enumeró ventajas cualitativas de la Provincia como el crecimiento sostenido durante los últimos 10 años; la infraestructura con la que se cuenta; los recursos naturales que van desde la belleza y diversidad paisajística que es una fortaleza desde el punto de vista turístico, así como el ser productores de petróleo y gas.

Hasta aquí todo muy bonito y tampoco ponemos en duda que Mendoza ha visto un crecimiento en los últimos años en materia de inversiones, pero como expusimos en un comienzo aún quedan puntos sin cierre. Muchos dan por terminada esta gestión, y muchos fueron los que viajaron y de manera gratuita a este evento de tamaño nacional.  ¿No hubiese sido más apreciable que una presentación de semejante magnitud, que contó con periodistas invitados, se realizara aquí en nuestra provincia, donde las palabras pueden demostrarse con hechos?

¿No hubiera suscitado menos comentarios suspicaces que la expansión económica de Mendoza no signifique una exposición en Buenos Aires y el gasto de pasajes a invitados, más el pago a una de las bandas más costosas de la provincia?

Y aquí es donde nos preguntamos; ¿Pérez realmente quiere subrayar la importancia de nuestra provincia, sobre el último tramo de su gestión, o sólo sigue haciendo campaña en Buenos Aires para conseguir como se cree un cargo a nivel nacional?

comentarios

imagen imagen
Login