ciudadanodiario.com.ar
Crece la violencia contra inmigrantes en Alemania
Cargando...
Por Redacción

Crece la violencia contra inmigrantes en Alemania



El Gobierno alemán ha condenado en “términos rotundos” este lunes la violencia contra refugiados en la ciudad de Heidenau, y lo ha considerado como un acto de índole “repugnante”, según informa Europa Press.


“Es repugnante que activistas de extrema derecha y neonazis intenten extender su mensaje de odio junto a un refugio para solicitantes de asilo”, ha afirmado en rueda de prensa el portavoz gubernamental, Steffen Seibert.


Al menos 31 policías resultaron heridos por choques con unos 600 manifestantes en el transcurso del fin de semana. Durante la protesta, convocada por la llegada masiva de extranjeros, parte de los asistentes lanzaron botellas y piedras contra las fuerzas de seguridad.


Estos hechos se han hecho habituales en los informativos y diarios de Alemania durante el verano europeo.Grupos de neonazis y militantes de extrema derecha, mezclados con ciudadanos que apoyan y justifican la presencia de los xenófobos, se reúnen ante los centros de refugiados para amedrentar a los peticionarios de asilo. En algunas ocasiones, los manifestantes incluso atacan con piedras y cocteles molotov los centros pese a la presencia de policías antidisturbios. Otras veces, los ataques se producen por la noche y sin previo aviso.


La actual ola de violencia xenófoba alcanzó el pasado fin de semana una nueva cota: cientos de neonazis se enfrentaron a la policía durante dos noches consecutivas frente a una centro de recepción de refugiados situado en la ciudad de Heidenau, cerca de Dresde, la capital del Estado oriental de Sajonia. Decenas de agentes de policía resultaron heridos.


En esta ocasión, uno de los detonantes de los enfrentamientos fue la convocatoria de una marcha por el partido neonazi NPD (Partido Nacionaldemócrata de Alemania), una de las formaciones políticas que intenta obtener capital político con la enorme llegada de refugiados durante este año. Una llegada que se mantendrá durante 2015 ya que el Ministerio de Interior alemán informó esta misma semana que prevé que el año cierre con la cifra récord de 800.000 solicitudes de asilo.


El vicecanciller alemán, Sigmar Gabriel, no dudó este pasado domingo en calificar la ola de inmigrantes como el mayor reto que afronta el país desde su reunificación en 1990.



comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Crece la violencia contra inmigrantes en Alemania

El Gobierno alemán ha condenado en “términos rotundos” este lunes la violencia contra refugiados en la ciudad de Heidenau, y lo ha considerado como un acto de índole “repugnante”, según informa Europa Press.

“Es repugnante que activistas de extrema derecha y neonazis intenten extender su mensaje de odio junto a un refugio para solicitantes de asilo”, ha afirmado en rueda de prensa el portavoz gubernamental, Steffen Seibert.

Al menos 31 policías resultaron heridos por choques con unos 600 manifestantes en el transcurso del fin de semana. Durante la protesta, convocada por la llegada masiva de extranjeros, parte de los asistentes lanzaron botellas y piedras contra las fuerzas de seguridad.

Estos hechos se han hecho habituales en los informativos y diarios de Alemania durante el verano europeo.Grupos de neonazis y militantes de extrema derecha, mezclados con ciudadanos que apoyan y justifican la presencia de los xenófobos, se reúnen ante los centros de refugiados para amedrentar a los peticionarios de asilo. En algunas ocasiones, los manifestantes incluso atacan con piedras y cocteles molotov los centros pese a la presencia de policías antidisturbios. Otras veces, los ataques se producen por la noche y sin previo aviso.

La actual ola de violencia xenófoba alcanzó el pasado fin de semana una nueva cota: cientos de neonazis se enfrentaron a la policía durante dos noches consecutivas frente a una centro de recepción de refugiados situado en la ciudad de Heidenau, cerca de Dresde, la capital del Estado oriental de Sajonia. Decenas de agentes de policía resultaron heridos.

En esta ocasión, uno de los detonantes de los enfrentamientos fue la convocatoria de una marcha por el partido neonazi NPD (Partido Nacionaldemócrata de Alemania), una de las formaciones políticas que intenta obtener capital político con la enorme llegada de refugiados durante este año. Una llegada que se mantendrá durante 2015 ya que el Ministerio de Interior alemán informó esta misma semana que prevé que el año cierre con la cifra récord de 800.000 solicitudes de asilo.

El vicecanciller alemán, Sigmar Gabriel, no dudó este pasado domingo en calificar la ola de inmigrantes como el mayor reto que afronta el país desde su reunificación en 1990.

comentarios

Login