ciudadanodiario.com.ar
Corrupción K: Jaime, esposado e insultado
Cargando...
Por Redacción

Corrupción K: Jaime, esposado e insultado



Después de tres condenas por delitos vinculados con la corrupción, Ricardo Jaime, ex secretario de Transporte de Néstor y Cristina Kirchner, pasará un tiempo detenido. Así lo determinó el juez federal Julián Ercolini, quien ordenó la detención de Jaime para que sea trasladado a los Tribunales de Comodoro Py, a fin de ser indagado en una causa en la que se investiga la compra millonaria de material rodante a España y Portugal durante los primeros años del kirchnerismo.

El ex secretario se entregó esta mañana en la Delegación Córdoba de la Policía Federal, en la calle Hipólito Yrigoyen y Derqui de la ciudad mediterránea. Ingresó, tras llegar en taxi, por una puerta lateral, vestido de negro y mientras dialogaba con medios de comunicación. Lo sacaron esposado, con chaleco antibalas y en medio de insultos. Ahora lo trasladan a Buenos Aires por vía terrestre. En tanto, Vázquez quedó arrestado en el Escuadrón Buenos Aires de la Gendarmería Nacional, en Puerto Madero, Capital Federal. Los dos están a disposición del juez.


Ricardo Jaime está investigado por el delito de malversación de caudales públicos, cuya pena, estipulada en el artículo 261 del Código Penal, establece: “Será reprimido con reclusión o prisión de 2 a 10 años e inhabilitación absoluta perpetua, el funcionario público que sustrajere caudales o efectos, cuya administración, percepción o custodia le haya sido confiada por razón de su cargo. Será reprimido con la misma pena el funcionario que empleare en provecho propio o de un tercero, trabajos o servicios pagados por una administración pública“.


Además, el juez citó a indagatoria al sucesor de Jaime en la Secretaría de Transporte, Juan Pablo Schiavi, a Ignacio Julián Soba Rojo -otro de los testaferros del primer secretario de Transporte del kirchnerismo- y a Ricardo Domingo Testuri. A estos tres les dictó la prohibición de salida del país.


También según Infobae, Ercolini determinó que Jaime debe ser detenido para ser indagado por una sumatoria de razones:

– Las tres condenas que tiene en su haber: por intento de robar evidencia en un allanamiento, por haber sido coimeado por empresarios a los que debía controlar siendo funcionario, y por su responsabilidad en la Tragedia de Once.

-La expectativa de una pena alta en la causa por la compra de trenes europeos que contempla hasta diez años de prisión.

– Y que Jaime ha cometido delitos vinculados con la corrupción que le permiten tener medios económicos como para eludir la acción de la Justicia.








El juez también ordenó -y luego se concretó- la detención de Manuel Vázquez, condenado por ser “testaferro” de Jaime, y quien cobró con una sociedad que tenía una oficina en Buenos Aires y otra en Madrid, algo más de dos millones de euros en “comisiones” por la compra de material rodante en España.

Vázquez también tiene condenas anteriores: una por dádivas en la que compartió causa con Jaime y otra por estafa. Y es por eso, sumado a las particularidades de la causa, que el juez pidió su detención.

En el expediente por el que Ercolini ordenó que la Gendarmería detenga a Jaime y a Vázquez (a uno en Córdoba y al otro en la Provincia de Buenos Aires) se investiga la compra millonaria de trenes europeos. Buena parte de lo comprado era inservible, se pagaron sobreprecios y además hubo retornos que pagó el Estado argentino como recargo del precio estipulado. Y que cobraron Jaime y Vázquez.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Corrupción K: Jaime, esposado e insultado

Después de tres condenas por delitos vinculados con la corrupción, Ricardo Jaime, ex secretario de Transporte de Néstor y Cristina Kirchner, pasará un tiempo detenido. Así lo determinó el juez federal Julián Ercolini, quien ordenó la detención de Jaime para que sea trasladado a los Tribunales de Comodoro Py, a fin de ser indagado en una causa en la que se investiga la compra millonaria de material rodante a España y Portugal durante los primeros años del kirchnerismo.
El ex secretario se entregó esta mañana en la Delegación Córdoba de la Policía Federal, en la calle Hipólito Yrigoyen y Derqui de la ciudad mediterránea. Ingresó, tras llegar en taxi, por una puerta lateral, vestido de negro y mientras dialogaba con medios de comunicación. Lo sacaron esposado, con chaleco antibalas y en medio de insultos. Ahora lo trasladan a Buenos Aires por vía terrestre. En tanto, Vázquez quedó arrestado en el Escuadrón Buenos Aires de la Gendarmería Nacional, en Puerto Madero, Capital Federal. Los dos están a disposición del juez.
Ricardo Jaime está investigado por el delito de malversación de caudales públicos, cuya pena, estipulada en el artículo 261 del Código Penal, establece: “Será reprimido con reclusión o prisión de 2 a 10 años e inhabilitación absoluta perpetua, el funcionario público que sustrajere caudales o efectos, cuya administración, percepción o custodia le haya sido confiada por razón de su cargo. Será reprimido con la misma pena el funcionario que empleare en provecho propio o de un tercero, trabajos o servicios pagados por una administración pública“.
Además, el juez citó a indagatoria al sucesor de Jaime en la Secretaría de Transporte, Juan Pablo Schiavi, a Ignacio Julián Soba Rojo -otro de los testaferros del primer secretario de Transporte del kirchnerismo- y a Ricardo Domingo Testuri. A estos tres les dictó la prohibición de salida del país.
También según Infobae, Ercolini determinó que Jaime debe ser detenido para ser indagado por una sumatoria de razones:
– Las tres condenas que tiene en su haber: por intento de robar evidencia en un allanamiento, por haber sido coimeado por empresarios a los que debía controlar siendo funcionario, y por su responsabilidad en la Tragedia de Once.
-La expectativa de una pena alta en la causa por la compra de trenes europeos que contempla hasta diez años de prisión.
– Y que Jaime ha cometido delitos vinculados con la corrupción que le permiten tener medios económicos como para eludir la acción de la Justicia.
El juez también ordenó -y luego se concretó- la detención de Manuel Vázquez, condenado por ser “testaferro” de Jaime, y quien cobró con una sociedad que tenía una oficina en Buenos Aires y otra en Madrid, algo más de dos millones de euros en “comisiones” por la compra de material rodante en España.
Vázquez también tiene condenas anteriores: una por dádivas en la que compartió causa con Jaime y otra por estafa. Y es por eso, sumado a las particularidades de la causa, que el juez pidió su detención.
En el expediente por el que Ercolini ordenó que la Gendarmería detenga a Jaime y a Vázquez (a uno en Córdoba y al otro en la Provincia de Buenos Aires) se investiga la compra millonaria de trenes europeos. Buena parte de lo comprado era inservible, se pagaron sobreprecios y además hubo retornos que pagó el Estado argentino como recargo del precio estipulado. Y que cobraron Jaime y Vázquez.

comentarios

Login