ciudadanodiario.com.ar
Confirmaron el procesamiento de Romina Picolotti
Cargando...
Por Redacción

Confirmaron el procesamiento de Romina Picolotti



La Sala II de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal confirmó ayer, el procesamiento de Romina Picolotti, exsecretaria de Ambiente, por el delito de defraudación en perjuicio de la administración pública. En la causa se investigan presuntas irregularidades en el manejo de fondos que efectuó Picolotti en su gestión como Secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.


Según el fallo, están probados en la causa los siguientes gastos: “Cinco los vuelos privados contratados para su desplazamiento hacia otras provincias previo paso en el tramo de ida, de vuelta o en ambas oportunidades por la ciudad de Córdoba -de donde la imputada es oriunda- sin que esta parada, que habría sido el motivo mismo de la contratación de tan exclusivo servicio, tuviera un justificativo funcional”; “Más de doscientos sesenta pasajes aéreos emitidos a su favor o de personas de su entorno inmediato, sufragados con fondos de la Secretaría de Estado de la que era titular cuando en ningún caso correspondían por desarraigo u otro motivo legal.”; y “Más de novecientos cincuenta los consumos personales que llevan su firma y su sello incluidos en las rendiciones de cuenta”.



El fallo que confirma el procesamientos de Picolotti detalla que de los más de 260 pasajes, cuarenta y tres de ellos fueron emitidos a su nombre, el de su esposo Daniel Taillant, sus hijos menores, su madre y la persona que cuida de los chicos. Otros veintidós fueron extendidos a nombre de su hermano Juan Picolotti (designado por ella en la Secretaría como Jefe de Gabinete de Asesores) y su hijo menor de edad.


Los restantes pasajes “fueron emitidos a favor de personas que ingresaron a la Secretaría durante su propia gestión en carácter de contratados y que dejaron de prestar sus servicios, ya sea por renuncia o cese, al finalizar la misma”.


La Cámara sostiene que la exsecretaria era la “responsable funcional” de los gastos de su área y del aumento: en 2006 representó un total de $34.081.896 y en 2007 se incrementó a $110.960.245.


Entre los escándalos de los tickets firmados por Picolotti y pagados con “caja chica”, que se supone que es para urgencias, se destacan los vales por comida, todos con la firma de la exfuncionaria:  “No se ha mínimamente acreditado una razón de servicio que los justifique: no existe vínculo alguno con las actividades que surgen de la agenda pública oficial los tickets/facturas no han sido acompañados a la rendición de cuentas de nota explicativa”.


Además de tickest y facturas de cafés, restaurantes y sandwicherias, hay gastos en una conocida cadena de farmacias, flores, bombones, supermercados y hasta maxikioscos.


Teniendo en cuenta todas las pruebas, los jueces coinciendieron en que “Romina Picolotti objetivamente quebrantó con su comportamiento las obligaciones y deberes de su cargo, particularmente los principios básicos que rigen la administración y disposición del patrimonio público”. Así, rechazó la apelación que había presentado la exsecretaria al procesamiento que le dictó el 18 de julio pasado por la jueza María Servini de Cubría.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Confirmaron el procesamiento de Romina Picolotti

La Sala II de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal confirmó ayer, el procesamiento de Romina Picolotti, exsecretaria de Ambiente, por el delito de defraudación en perjuicio de la administración pública. En la causa se investigan presuntas irregularidades en el manejo de fondos que efectuó Picolotti en su gestión como Secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.

Según el fallo, están probados en la causa los siguientes gastos: “Cinco los vuelos privados contratados para su desplazamiento hacia otras provincias previo paso en el tramo de ida, de vuelta o en ambas oportunidades por la ciudad de Córdoba -de donde la imputada es oriunda- sin que esta parada, que habría sido el motivo mismo de la contratación de tan exclusivo servicio, tuviera un justificativo funcional”; “Más de doscientos sesenta pasajes aéreos emitidos a su favor o de personas de su entorno inmediato, sufragados con fondos de la Secretaría de Estado de la que era titular cuando en ningún caso correspondían por desarraigo u otro motivo legal.”; y “Más de novecientos cincuenta los consumos personales que llevan su firma y su sello incluidos en las rendiciones de cuenta”.

El fallo que confirma el procesamientos de Picolotti detalla que de los más de 260 pasajes, cuarenta y tres de ellos fueron emitidos a su nombre, el de su esposo Daniel Taillant, sus hijos menores, su madre y la persona que cuida de los chicos. Otros veintidós fueron extendidos a nombre de su hermano Juan Picolotti (designado por ella en la Secretaría como Jefe de Gabinete de Asesores) y su hijo menor de edad.

Los restantes pasajes “fueron emitidos a favor de personas que ingresaron a la Secretaría durante su propia gestión en carácter de contratados y que dejaron de prestar sus servicios, ya sea por renuncia o cese, al finalizar la misma”.

La Cámara sostiene que la exsecretaria era la “responsable funcional” de los gastos de su área y del aumento: en 2006 representó un total de $34.081.896 y en 2007 se incrementó a $110.960.245.

Entre los escándalos de los tickets firmados por Picolotti y pagados con “caja chica”, que se supone que es para urgencias, se destacan los vales por comida, todos con la firma de la exfuncionaria:  “No se ha mínimamente acreditado una razón de servicio que los justifique: no existe vínculo alguno con las actividades que surgen de la agenda pública oficial los tickets/facturas no han sido acompañados a la rendición de cuentas de nota explicativa”.

Además de tickest y facturas de cafés, restaurantes y sandwicherias, hay gastos en una conocida cadena de farmacias, flores, bombones, supermercados y hasta maxikioscos.

Teniendo en cuenta todas las pruebas, los jueces coinciendieron en que “Romina Picolotti objetivamente quebrantó con su comportamiento las obligaciones y deberes de su cargo, particularmente los principios básicos que rigen la administración y disposición del patrimonio público”. Así, rechazó la apelación que había presentado la exsecretaria al procesamiento que le dictó el 18 de julio pasado por la jueza María Servini de Cubría.

comentarios

Login