Cargando...
Por Redacción

Con gusto a poco



Independiente Rivadavia empató sin goles ante Atlético Tucumán en el Bautista Gargantini. En un partido parejo, con pocas situaciones claras de gol, Leprosos y Decanos no pudieron sacarse ventaja. Si bien en el fútbol una de las premisas más importantes es ganar cuando se juega en condición de local, es importante destacar que el conjunto tucumano llegaba a nuestra provincia como el líder absoluto de la zona B con nueve unidades en tres partidos jugados.


El primer tiempo  fue aburrido, trabado, desordenado, con un Independiente que trataba de ir en busca del arco de Luchetti pero sin ideas, y un Atlético que por momentos se hizo dueño de la mitad de la cancha y manejó la pelota pero tampoco lograba inquietar a Josué Ayala.


En la segunda mitad las ganas y el deseo de triunfar parecían ser otros, sin embargo las ideas no aparecían. Lo cierto es que el árbitro del juego, Diego Ceballos, decidió no cobrar dos faltas claras dentro del área en favor de la Lepra lo que seguramente hubiese desnivelado el marcador. La realidad marca que fue empate en 0: para el conjunto de Rivoira, un punto importante que le permite sumar 10 unidades y mantenerse como puntero, mientras que para los de RRDT quedó la tranquilidad de saber que no fueron menos que el mejor equipo hasta el momento de la zona.


En la próxima jornada, Independiente visitará a Santamarina de Tandil, mientras que el Decano será local ante Temperley.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Con gusto a poco

Independiente Rivadavia empató sin goles ante Atlético Tucumán en el Bautista Gargantini. En un partido parejo, con pocas situaciones claras de gol, Leprosos y Decanos no pudieron sacarse ventaja. Si bien en el fútbol una de las premisas más importantes es ganar cuando se juega en condición de local, es importante destacar que el conjunto tucumano llegaba a nuestra provincia como el líder absoluto de la zona B con nueve unidades en tres partidos jugados.

El primer tiempo  fue aburrido, trabado, desordenado, con un Independiente que trataba de ir en busca del arco de Luchetti pero sin ideas, y un Atlético que por momentos se hizo dueño de la mitad de la cancha y manejó la pelota pero tampoco lograba inquietar a Josué Ayala.

En la segunda mitad las ganas y el deseo de triunfar parecían ser otros, sin embargo las ideas no aparecían. Lo cierto es que el árbitro del juego, Diego Ceballos, decidió no cobrar dos faltas claras dentro del área en favor de la Lepra lo que seguramente hubiese desnivelado el marcador. La realidad marca que fue empate en 0: para el conjunto de Rivoira, un punto importante que le permite sumar 10 unidades y mantenerse como puntero, mientras que para los de RRDT quedó la tranquilidad de saber que no fueron menos que el mejor equipo hasta el momento de la zona.

En la próxima jornada, Independiente visitará a Santamarina de Tandil, mientras que el Decano será local ante Temperley.

comentarios

imagen imagen
Login