ciudadanodiario.com.ar
Con el pie derecho
Cargando...
Por Redacción

Con el pie derecho



Bajo un clima hostil, en el que los hinchas locales apedrearon al micro de la delegación argentina,Boca arribó a Santiago de Chile para empezar su sueño en la Copa Libertadores ante Palestino, un equipo que había sido goleado en el campeonato doméstico y que no podía descuidar sus objetivos primordiales, ya que el fantasma del descenso es uno de los principales temores del cuerpo técnico transandino.


En la primera media hora el único recurso viable para llegar al gol fue el balón detenido. Un cabezazo de Esteban Carvajal, a las manos de Agustín Orion, y una intervención de Marco Torsiglieri, que se fue a centímetros del ángulo derecho de Darío Melo significaron las situaciones más claras para romper el cero.


Sin embargo, antes de que llegue el descanso, el “Xeneize” consiguió ponerse en ventaja gracias a la única acción colectiva que pudo gestar. Los toques de Fernando Gago, Emmanuel Gigliotti y Leandro Marín sirvieron para separar a los centrales rivales y darle la posibilidad a Andrés Chávez de anotar el 1 a 0. Con la ventaja, los porteños recuperaron la confianza y se aprovecharon de las dudas que se planteaban en el vestuario local.


En el complemento los de Rodolfo Arruabarrena mejoraron considerablemente. Las veloces proyecciones de Marín por el sector derecho, junto con la movilidad de Chávez y el acompañamiento de Sebastián Palacios, complicaron a la desarticulada defensa de Palestino.


Además, el ingreso de Nicolás Lodeiro por Gigliotti potenció a los contragolpes “xeneizes”, dado que la precisión del uruguayo lastimó al equipo de Pablo Guede con asistencias profundas a los enormes huecos que brindaba la última línea local.


Justamente, cuando faltaban 20 minutos para el desenlace, la flamante incorporación oriental habilitó al eficiente juvenil boquense y Boca liquidó el pleito. La apresurada salida de Melo no fue suficiente para evitar la conquista de Palacios. Los del “Vasco” comenzaban su participación en el certamen internacional con el pie derecho.


Con el triunfo, el combinado de Arruabarrena inició su periplo continental en la cima del Grupo 5, debido a que en el otro partido de la zona, Montevideo Wanderers superó 3 a 2 a Zamora. Dentro de ocho días el “Xeneize” buscará defender la punta frente a la entidad uruguaya en La Bombonera, mientras que Palestino deberá cambiar la pésima imagen que brindó ante su gente en su visita a Venezuela.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Con el pie derecho

Bajo un clima hostil, en el que los hinchas locales apedrearon al micro de la delegación argentina,Boca arribó a Santiago de Chile para empezar su sueño en la Copa Libertadores ante Palestino, un equipo que había sido goleado en el campeonato doméstico y que no podía descuidar sus objetivos primordiales, ya que el fantasma del descenso es uno de los principales temores del cuerpo técnico transandino.

En la primera media hora el único recurso viable para llegar al gol fue el balón detenido. Un cabezazo de Esteban Carvajal, a las manos de Agustín Orion, y una intervención de Marco Torsiglieri, que se fue a centímetros del ángulo derecho de Darío Melo significaron las situaciones más claras para romper el cero.

Sin embargo, antes de que llegue el descanso, el “Xeneize” consiguió ponerse en ventaja gracias a la única acción colectiva que pudo gestar. Los toques de Fernando Gago, Emmanuel Gigliotti y Leandro Marín sirvieron para separar a los centrales rivales y darle la posibilidad a Andrés Chávez de anotar el 1 a 0. Con la ventaja, los porteños recuperaron la confianza y se aprovecharon de las dudas que se planteaban en el vestuario local.

En el complemento los de Rodolfo Arruabarrena mejoraron considerablemente. Las veloces proyecciones de Marín por el sector derecho, junto con la movilidad de Chávez y el acompañamiento de Sebastián Palacios, complicaron a la desarticulada defensa de Palestino.

Además, el ingreso de Nicolás Lodeiro por Gigliotti potenció a los contragolpes “xeneizes”, dado que la precisión del uruguayo lastimó al equipo de Pablo Guede con asistencias profundas a los enormes huecos que brindaba la última línea local.

Justamente, cuando faltaban 20 minutos para el desenlace, la flamante incorporación oriental habilitó al eficiente juvenil boquense y Boca liquidó el pleito. La apresurada salida de Melo no fue suficiente para evitar la conquista de Palacios. Los del “Vasco” comenzaban su participación en el certamen internacional con el pie derecho.

Con el triunfo, el combinado de Arruabarrena inició su periplo continental en la cima del Grupo 5, debido a que en el otro partido de la zona, Montevideo Wanderers superó 3 a 2 a Zamora. Dentro de ocho días el “Xeneize” buscará defender la punta frente a la entidad uruguaya en La Bombonera, mientras que Palestino deberá cambiar la pésima imagen que brindó ante su gente en su visita a Venezuela.

comentarios

Login