Cargando...
Por Redacción

¿Cómo será la segunda parte del año para Pérez?



El 2014 se ha convertido en uno de los años más complejos para el Gobierno de Mendoza: distintos frentes se hicieron notar desde temprano, como los sindicatos, que coparon la tapa de los diarios antes, durante y una vez terminada la Vendimia.


Cuando llegaba el espacio de respiro, Pérez debió rendir cuentas en las aperturas de las Asambleas Legislativas, las cuales dejaron en claro que si bien el Gobernador intenta por todos los medios lograr mejoras en la provincia, distintos frentes y problemáticas reales de los mendocinos generan ruido.


Hace dos semanas,  y luego de un cuestionado viaje a Londres, Pérez nuevamente fue tapa de los diarios locales con un tema que se mete de lleno en el bolsillo: el petróleo, sus regalías y las decisiones que deben tomarse frente a la Nación.


Los gobernadores miembros de la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHI) participaron de una reunión en la Quinta de Olivos junto a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner para realizar una puesta en común y debatir acerca de los alcances del Decreto 929/2013 sobre promoción de inversiones para la explotación de hidrocarburos.


Ahora bien, la idea fue darle a ese decreto fuerza de norma nacional y también modificar la Ley Nacional 17.319, sancionada en 1967, con el fin de concretar beneficios fiscales para inversiones por más de U$S 1.000 millones, como es el caso de la producción del petróleo no convencional.


Las empresas interesadas contarían con beneficios fiscales, la quita de retención de la explotación de hasta el 20%, exenciones en el ingreso de equipamiento importado, que las provincias puedan continuar con sus propias licitaciones y, además, se contemplarán los parámetros mínimos medioambientales, esto es, tratamiento de los efluentes y la no utilización de agua potable.


Pérez, siempre aseverando que el tema es muy técnico y complejo, comentó que la idea es modificar la ley de hidrocarburos para adaptarla a la realidad que hoy vive la Nación y las provincias, sobre todo en Mendoza, en donde hay mucho interés por parte de capitales por invertir en actividad petrolera y gasífera.


Los miembros de OFHEPI quieren respetar las autonomías provinciales y que actualicen las regalías de una forma más beneficiosa para todos, que en este caso llegaría al 15% en todas las provincias.


Con respecto a Mendoza, se debe incentivar la inversión de petróleo recordando siempre que esta materia prima es una generadora de trabajo nata y hacer especial hincapié en incentivar la inversión en beneficio directo para los mendocinos.


El pasado lunes, Pérez visitó nuevamente Buenos Aires, esta vez a los fines de reunirse con los miembros de la OFHEPI junto con el Ministerio de Planificación para poder definir el proyecto que será presentado en el Senado y que deberá ser aceptado por las Legislaturas de cada provincia.


Ahora bien: recordemos algunos de los puntos que el gobernador Francisco Pérez ofreció en la Legislatura el 1 de mayo:


“La producción, que permita favorecer la creación de trabajo genuino como máxima prioridad; la promoción de la provincia, para hacer competitivos nuestros productos y posicionarnos en el mercado turístico; a lo que hay que sumar dos elementos transversales: el cuidado ambiental que proteja el esfuerzo de todo lo que significó asumir el desierto y construir a Mendoza”


Quizá aquí se encuentra uno de los puntos por los que más cuestionado será Pérez con respecto a la decisión que tome, si acepta sólo las condiciones impuestas por la Nación en un ámbito en el que necesita a esta altura mostrar lealtades nacionales y por otro lado debe mantener su postura frente a discurso para con los mendocinos.


El mandatario provincial deberá encontrar la vuelta para mitigar una segunda parte del año que vendrá con protestas por parte de asociaciones ambientalistas frente al avance de la minería sumado al déficit que sigue presentando la provincia.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

¿Cómo será la segunda parte del año para Pérez?

El 2014 se ha convertido en uno de los años más complejos para el Gobierno de Mendoza: distintos frentes se hicieron notar desde temprano, como los sindicatos, que coparon la tapa de los diarios antes, durante y una vez terminada la Vendimia.

Cuando llegaba el espacio de respiro, Pérez debió rendir cuentas en las aperturas de las Asambleas Legislativas, las cuales dejaron en claro que si bien el Gobernador intenta por todos los medios lograr mejoras en la provincia, distintos frentes y problemáticas reales de los mendocinos generan ruido.

Hace dos semanas,  y luego de un cuestionado viaje a Londres, Pérez nuevamente fue tapa de los diarios locales con un tema que se mete de lleno en el bolsillo: el petróleo, sus regalías y las decisiones que deben tomarse frente a la Nación.

Los gobernadores miembros de la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHI) participaron de una reunión en la Quinta de Olivos junto a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner para realizar una puesta en común y debatir acerca de los alcances del Decreto 929/2013 sobre promoción de inversiones para la explotación de hidrocarburos.

Ahora bien, la idea fue darle a ese decreto fuerza de norma nacional y también modificar la Ley Nacional 17.319, sancionada en 1967, con el fin de concretar beneficios fiscales para inversiones por más de U$S 1.000 millones, como es el caso de la producción del petróleo no convencional.

Las empresas interesadas contarían con beneficios fiscales, la quita de retención de la explotación de hasta el 20%, exenciones en el ingreso de equipamiento importado, que las provincias puedan continuar con sus propias licitaciones y, además, se contemplarán los parámetros mínimos medioambientales, esto es, tratamiento de los efluentes y la no utilización de agua potable.

Pérez, siempre aseverando que el tema es muy técnico y complejo, comentó que la idea es modificar la ley de hidrocarburos para adaptarla a la realidad que hoy vive la Nación y las provincias, sobre todo en Mendoza, en donde hay mucho interés por parte de capitales por invertir en actividad petrolera y gasífera.

Los miembros de OFHEPI quieren respetar las autonomías provinciales y que actualicen las regalías de una forma más beneficiosa para todos, que en este caso llegaría al 15% en todas las provincias.

Con respecto a Mendoza, se debe incentivar la inversión de petróleo recordando siempre que esta materia prima es una generadora de trabajo nata y hacer especial hincapié en incentivar la inversión en beneficio directo para los mendocinos.

El pasado lunes, Pérez visitó nuevamente Buenos Aires, esta vez a los fines de reunirse con los miembros de la OFHEPI junto con el Ministerio de Planificación para poder definir el proyecto que será presentado en el Senado y que deberá ser aceptado por las Legislaturas de cada provincia.

Ahora bien: recordemos algunos de los puntos que el gobernador Francisco Pérez ofreció en la Legislatura el 1 de mayo:

“La producción, que permita favorecer la creación de trabajo genuino como máxima prioridad; la promoción de la provincia, para hacer competitivos nuestros productos y posicionarnos en el mercado turístico; a lo que hay que sumar dos elementos transversales: el cuidado ambiental que proteja el esfuerzo de todo lo que significó asumir el desierto y construir a Mendoza”

Quizá aquí se encuentra uno de los puntos por los que más cuestionado será Pérez con respecto a la decisión que tome, si acepta sólo las condiciones impuestas por la Nación en un ámbito en el que necesita a esta altura mostrar lealtades nacionales y por otro lado debe mantener su postura frente a discurso para con los mendocinos.

El mandatario provincial deberá encontrar la vuelta para mitigar una segunda parte del año que vendrá con protestas por parte de asociaciones ambientalistas frente al avance de la minería sumado al déficit que sigue presentando la provincia.

comentarios

imagen imagen
Login