ciudadanodiario.com.ar
Cómo aprovechar la tarjeta y no morir en el intento
Cargando...
Por Redacción

Cómo aprovechar la tarjeta y no morir en el intento



La tarjeta de crédito es un elemento financiero muy útil si se sabe utilizar, pero es una verdadera arma de doble filo pues es capaz de generar grandes deudas, razón por la cual es necesario tener una conciencia de consumo inteligente para que jueguen a nuestro favor y el de nuestro bolsillo, en lugar de caer en la trampa del endeudamiento progresivo. Con esto en mente es posible aprender cómo aprovechar la tarjeta de crédito.


Es importante tener al menos una tarjeta para emergencias, más allá que seas el tipo de persona que no le gusta utilizarlas. Un “plástico” que tenga una tasa de interés razonable permite salir de apuros en emergencias, y siempre habrá alguna ventaja especial, como descuentos en determinados productos o comercios o ventajas como el pago en cuotas.


Sin embargo, es necesario estar atentos a las tarjetas de puntos, que pueden ser beneficiosas pero sólo si se utilizan correctamente. Las que ofrecen sistema de puntos suelen tener intereses más altos de lo normal, justificados en base a la oferta de un sistema de puntos y beneficios. Además, para canjear los puntos existe un plazo limitado. Es interesante para quienes paguen todo el saldo al final de mes y utilicen a menudo la tarjeta. Si se la utiliza poco, y se aplaza los pagos, no resulta interesante tener una tarjeta de puntos.


En caso de tener una tarjeta de puntos, se puede contar entonces con dos tarjetas, utilizando la de puntos para realizar todos los pagos diarios, manteniendo el pago de los saldos al día, y una segunda con un interés lo más bajo posible para cubrir gastos extraordinarios, que se necesita pagar en plazos.


Antes de contratar una tarjeta de crédito, es necesario averiguar las condiciones de la misma. Es habitual que por correo ofrezcan tarjetas, pero deben aceptarse solamente si se está al tanto de las condiciones. En esta misma línea, se debe conocer letra pequeña donde están asentadas todas las condiciones de funcionamiento de la tarjeta de crédito, como qué pasa si no se efectúa un pago a tiempo, que tipo de interés se aplica, las responsabilidad en caso de robo, entre otras.


La mayoría de las tarjetas suelen tener unos intereses muy altos en comparación a otros préstamos, por ello para montos elevados, conviene gestionar un préstamo con la entidad bancaria.


Si se es un buen cliente, que paga a término, la tarjeta querrá retenerte. Por ello, pasado algunos meses, solicitá una mejora en las condiciones de la tarjeta, como mejor interés, o cualquier otra ventaja. De la misma manera, amenazar con irse suele ser una buena estrategia para conseguir ventajas, tratarás directamente con personal de un departamento específico en donde intentarán convencerte de que te quedes.


No utilices tu tarjeta para adelanto de efectivo, es de las peores cosas que puedes hacer con ella, ya que los intereses que pagarás serán altísimos. Finalmente, nunca dejes de pagar la tarjeta, es lo peor que se puede hacer, dado que los intereses que pagarás serán elevadísimos.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Cómo aprovechar la tarjeta y no morir en el intento

La tarjeta de crédito es un elemento financiero muy útil si se sabe utilizar, pero es una verdadera arma de doble filo pues es capaz de generar grandes deudas, razón por la cual es necesario tener una conciencia de consumo inteligente para que jueguen a nuestro favor y el de nuestro bolsillo, en lugar de caer en la trampa del endeudamiento progresivo. Con esto en mente es posible aprender cómo aprovechar la tarjeta de crédito.

Es importante tener al menos una tarjeta para emergencias, más allá que seas el tipo de persona que no le gusta utilizarlas. Un “plástico” que tenga una tasa de interés razonable permite salir de apuros en emergencias, y siempre habrá alguna ventaja especial, como descuentos en determinados productos o comercios o ventajas como el pago en cuotas.

Sin embargo, es necesario estar atentos a las tarjetas de puntos, que pueden ser beneficiosas pero sólo si se utilizan correctamente. Las que ofrecen sistema de puntos suelen tener intereses más altos de lo normal, justificados en base a la oferta de un sistema de puntos y beneficios. Además, para canjear los puntos existe un plazo limitado. Es interesante para quienes paguen todo el saldo al final de mes y utilicen a menudo la tarjeta. Si se la utiliza poco, y se aplaza los pagos, no resulta interesante tener una tarjeta de puntos.

En caso de tener una tarjeta de puntos, se puede contar entonces con dos tarjetas, utilizando la de puntos para realizar todos los pagos diarios, manteniendo el pago de los saldos al día, y una segunda con un interés lo más bajo posible para cubrir gastos extraordinarios, que se necesita pagar en plazos.

Antes de contratar una tarjeta de crédito, es necesario averiguar las condiciones de la misma. Es habitual que por correo ofrezcan tarjetas, pero deben aceptarse solamente si se está al tanto de las condiciones. En esta misma línea, se debe conocer letra pequeña donde están asentadas todas las condiciones de funcionamiento de la tarjeta de crédito, como qué pasa si no se efectúa un pago a tiempo, que tipo de interés se aplica, las responsabilidad en caso de robo, entre otras.

La mayoría de las tarjetas suelen tener unos intereses muy altos en comparación a otros préstamos, por ello para montos elevados, conviene gestionar un préstamo con la entidad bancaria.

Si se es un buen cliente, que paga a término, la tarjeta querrá retenerte. Por ello, pasado algunos meses, solicitá una mejora en las condiciones de la tarjeta, como mejor interés, o cualquier otra ventaja. De la misma manera, amenazar con irse suele ser una buena estrategia para conseguir ventajas, tratarás directamente con personal de un departamento específico en donde intentarán convencerte de que te quedes.

No utilices tu tarjeta para adelanto de efectivo, es de las peores cosas que puedes hacer con ella, ya que los intereses que pagarás serán altísimos. Finalmente, nunca dejes de pagar la tarjeta, es lo peor que se puede hacer, dado que los intereses que pagarás serán elevadísimos.

comentarios

Login