ciudadanodiario.com.ar
Código de Convivencia Ciudadana: el 54% no lo aprueba
Cargando...
Por Redacción

Código de Convivencia Ciudadana: el 54% no lo aprueba



Con la presencia de artistas callejeros, meretrices, skaters, ‘trapitos’ y vendedores ambulantes en las puertas de la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza, el Concejo Deliberante aprobó en general el proyecto de un nuevo Código de Convivencia Ciudadana impulsado por el intendente Rodolfo Suárez, quien pretende “limpiar” de las calles a quienes se manifiesten sobre la senda vehicular, se prostituyan, tomen alcohol, salten en patineta, vendan productos artesanales o brinden un show al aire libre.

Sin embargo, ante la gran cantidad de opiniones dispares dentro de la sociedad capitalina, el Código será tratado artículo por artículo para agregar las modificaciones que se acuerden.

Durante la votación de ayer, y tras un debate que se extendió casi cuatro horas (almuerzo de por medio) la iniciativa obtuvo siete votos afirmativos (UCR y PD-PRO), dos negativos (FPV y FIT) y una abstención –hubo un ausente– y después comenzó el debate artículo por artículo.


Sí, pero con modificaciones

Durante el tratamiento del proyecto, la única representante de la izquierda, Macarena Rodríguez, expresó que se oponía rotundamente a la ordenanza, mientras que desde el FpV plantearon que la medida merece ser tratada nuevamente en comisiones con la participación de los diferentes actores de la sociedad. Inclusive, ambos sectores que se mostraron en disidencia usaron la palabra “prohibitivo” al momento de cuestionar la reglamentación aprobada por los ediles capitalinos.

Por otra parte, desde el radicalismo señalaron que lo que se intenta con el Código de Convivencia es “establecer un orden a la vida pública de la Ciudad”, y del mismo modo argumentaron que podrían discutirse los cambios que se plantearan y fueran aceptados por el cuerpo de concejales. Finalmente, los ediles del PD-PRO apoyaron la iniciativa y adelantaron en el mismo discurso que propondrán algunas modificaciones.


Mendoza dividida

Para medir la aceptación o la negación que tuvo la iniciativa, El Ciudadano abrió durante la jornada de ayer una encuesta realizada en redes sociales. De la misma participaron 255 personas, quienes respondieron a la pregunta “¿Está de acuerdo con el Código de Convivencia hoy aprobado por el Concejo Deliberante de Capital?”.

Los resultados fueron divididos pero resultaron favorables a la negativa. Un 54% de los encuestados se opone al Código, mientras que el 46% restante se inclina por avalar el nuevo sistema de ordenamiento.

Vale la pena aclarar que tanto de un lado como del otro, hubo quienes tuvieron ciertas reservas sobre algunos puntos de la norma con los que no estaban de acuerdo, ya sea para su eliminación o eventual modificación./ Orlando Tirapu


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Código de Convivencia Ciudadana: el 54% no lo aprueba

Con la presencia de artistas callejeros, meretrices, skaters, ‘trapitos’ y vendedores ambulantes en las puertas de la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza, el Concejo Deliberante aprobó en general el proyecto de un nuevo Código de Convivencia Ciudadana impulsado por el intendente Rodolfo Suárez, quien pretende “limpiar” de las calles a quienes se manifiesten sobre la senda vehicular, se prostituyan, tomen alcohol, salten en patineta, vendan productos artesanales o brinden un show al aire libre.
Sin embargo, ante la gran cantidad de opiniones dispares dentro de la sociedad capitalina, el Código será tratado artículo por artículo para agregar las modificaciones que se acuerden.
Durante la votación de ayer, y tras un debate que se extendió casi cuatro horas (almuerzo de por medio) la iniciativa obtuvo siete votos afirmativos (UCR y PD-PRO), dos negativos (FPV y FIT) y una abstención –hubo un ausente– y después comenzó el debate artículo por artículo.

Sí, pero con modificaciones
Durante el tratamiento del proyecto, la única representante de la izquierda, Macarena Rodríguez, expresó que se oponía rotundamente a la ordenanza, mientras que desde el FpV plantearon que la medida merece ser tratada nuevamente en comisiones con la participación de los diferentes actores de la sociedad. Inclusive, ambos sectores que se mostraron en disidencia usaron la palabra “prohibitivo” al momento de cuestionar la reglamentación aprobada por los ediles capitalinos.
Por otra parte, desde el radicalismo señalaron que lo que se intenta con el Código de Convivencia es “establecer un orden a la vida pública de la Ciudad”, y del mismo modo argumentaron que podrían discutirse los cambios que se plantearan y fueran aceptados por el cuerpo de concejales. Finalmente, los ediles del PD-PRO apoyaron la iniciativa y adelantaron en el mismo discurso que propondrán algunas modificaciones.

Mendoza dividida
Para medir la aceptación o la negación que tuvo la iniciativa, El Ciudadano abrió durante la jornada de ayer una encuesta realizada en redes sociales. De la misma participaron 255 personas, quienes respondieron a la pregunta “¿Está de acuerdo con el Código de Convivencia hoy aprobado por el Concejo Deliberante de Capital?”.
Los resultados fueron divididos pero resultaron favorables a la negativa. Un 54% de los encuestados se opone al Código, mientras que el 46% restante se inclina por avalar el nuevo sistema de ordenamiento.
Vale la pena aclarar que tanto de un lado como del otro, hubo quienes tuvieron ciertas reservas sobre algunos puntos de la norma con los que no estaban de acuerdo, ya sea para su eliminación o eventual modificación./ Orlando Tirapu

comentarios

Login