ciudadanodiario.com.ar
China: todo un pueblo junta firmas para echar a un nene con VIH
Cargando...
Por Redacción

China: todo un pueblo junta firmas para echar a un nene con VIH



Habitantes de Shufangya, incluido el abuelo del menor de 8 años infectado, justifican su iniciativa como una medida para “proteger la salud de los vecinos”. El menor fue rechazado anteriormente en las escuelas locales por su condición -algo que prohíben las leyes chinas- y, además, sufre la discriminación de muchos de sus vecinos, que evitan el contacto con él desde que saben que es portador del virus, agregó el diario.


El niño descubrió que tenía el virus en 2011, cuando fue al médico a curarse unas pequeñas heridas. “Aunque los vecinos empatizan con él, el VIH y el sida nos asustan. Esperamos que alguna organización especial pueda cuidar de él”, dijo por su parte al oficialista Diario del Pueblo el dirigente del Partido Comunista en Shufangya, Wang Yishu.


Sin embargo, las autoridades de la municipalidad de Liqiao, a la que pertenece Shufangya, recordaron que los vecinos no pueden votar la expulsión del menor y que éste tiene los mismo derechos que los demás. El menor, quien vive actualmente con sus abuelos, porque su padre trabaja en Cantón y su madre abandonó el hogar familiar poco después de su nacimiento, recibe una pensión mensual de 600 yuanes (unos 97 dólares), del gobierno local.


Tras darse a conocer el caso, la ONG AIDS Care China, que ayuda a seropositivos en el país asiático, anunció que, si los abuelos lo autorizan,se hará cargo del niño temporalmente. “Aún tenemos la esperanza de que los residentes locales puedan aceptarlo”, dijo Qiu Lei, integrante de la organización.


Según los últimos datos de la Comisión Nacional de Planificación Familiar y Salud de China, divulgados el pasado 1° de diciembre con motivo del Día Mundial contra el Sida, hay 497.000 personas son portadoras del VIH en China.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

China: todo un pueblo junta firmas para echar a un nene con VIH

Habitantes de Shufangya, incluido el abuelo del menor de 8 años infectado, justifican su iniciativa como una medida para “proteger la salud de los vecinos”. El menor fue rechazado anteriormente en las escuelas locales por su condición -algo que prohíben las leyes chinas- y, además, sufre la discriminación de muchos de sus vecinos, que evitan el contacto con él desde que saben que es portador del virus, agregó el diario.

El niño descubrió que tenía el virus en 2011, cuando fue al médico a curarse unas pequeñas heridas. “Aunque los vecinos empatizan con él, el VIH y el sida nos asustan. Esperamos que alguna organización especial pueda cuidar de él”, dijo por su parte al oficialista Diario del Pueblo el dirigente del Partido Comunista en Shufangya, Wang Yishu.

Sin embargo, las autoridades de la municipalidad de Liqiao, a la que pertenece Shufangya, recordaron que los vecinos no pueden votar la expulsión del menor y que éste tiene los mismo derechos que los demás. El menor, quien vive actualmente con sus abuelos, porque su padre trabaja en Cantón y su madre abandonó el hogar familiar poco después de su nacimiento, recibe una pensión mensual de 600 yuanes (unos 97 dólares), del gobierno local.

Tras darse a conocer el caso, la ONG AIDS Care China, que ayuda a seropositivos en el país asiático, anunció que, si los abuelos lo autorizan,se hará cargo del niño temporalmente. “Aún tenemos la esperanza de que los residentes locales puedan aceptarlo”, dijo Qiu Lei, integrante de la organización.

Según los últimos datos de la Comisión Nacional de Planificación Familiar y Salud de China, divulgados el pasado 1° de diciembre con motivo del Día Mundial contra el Sida, hay 497.000 personas son portadoras del VIH en China.

comentarios

Login