ciudadanodiario.com.ar
China construye la presa más alta del mundo
Cargando...
Por Redacción

China construye la presa más alta del mundo



China arrancó la construcción de una represa de 314 metros de altura, un tamaño récord de acuerdo con los medios locales, en un país sediento de energía y acostumbrado a las instalaciones hidroeléctricas faraónicas.


La represa Shuangjiankou, en un afluente del río Yangtsé, en el suroeste del país, estará lista en 2022, dijo el martes en su página web el ministerio de Medio Ambiente.


La obra, con un presupuesto de 36.000 millones de yuanes (5.260 millones de euros), será superior de algunos metros de la represa más alta hasta ahora, Jinping-1 (305 metros), también ubicada en China.


Pekín lleva a cabo desde hace varias décadas un ambicioso programa de construcción de represas, fortalecido por el objetivo oficial de alcanzar el 20% de energías renovables para el año 2030.


China tiene actualmente la represa más grande del mundo, la de las Tres Gargantas, que batió el récord mundial en 2014 de producción de energía hidroeléctrica.


El país ha erguido sus represas a costa del desplazamiento de millones de personas.


Asimismo, las obras continúan pese a los repetidos llamados de los defensores del medio ambiente, que denuncian el grave impacto sobre el ecosistema y un declive de la fauna y la flora acuáticas.


China cuenta en su territorio alrededor de 85.000 centrales hidroeléctricas.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

China construye la presa más alta del mundo

China arrancó la construcción de una represa de 314 metros de altura, un tamaño récord de acuerdo con los medios locales, en un país sediento de energía y acostumbrado a las instalaciones hidroeléctricas faraónicas.

La represa Shuangjiankou, en un afluente del río Yangtsé, en el suroeste del país, estará lista en 2022, dijo el martes en su página web el ministerio de Medio Ambiente.

La obra, con un presupuesto de 36.000 millones de yuanes (5.260 millones de euros), será superior de algunos metros de la represa más alta hasta ahora, Jinping-1 (305 metros), también ubicada en China.

Pekín lleva a cabo desde hace varias décadas un ambicioso programa de construcción de represas, fortalecido por el objetivo oficial de alcanzar el 20% de energías renovables para el año 2030.

China tiene actualmente la represa más grande del mundo, la de las Tres Gargantas, que batió el récord mundial en 2014 de producción de energía hidroeléctrica.

El país ha erguido sus represas a costa del desplazamiento de millones de personas.

Asimismo, las obras continúan pese a los repetidos llamados de los defensores del medio ambiente, que denuncian el grave impacto sobre el ecosistema y un declive de la fauna y la flora acuáticas.

China cuenta en su territorio alrededor de 85.000 centrales hidroeléctricas.

comentarios

Login