Cargando...
Por Redacción
imagen

Chile no detiene su marcha



Luego del auspicioso debut frente a Brasil en Santiago, Chile arribó a Perú con la intención de seguir los pasos de Uruguay y Ecuador, los únicos seleccionados que consiguieron el puntaje ideal en las dos primeras fechas de las eliminatorias sudamericanas rumbo al Mundial de Rusia.


En el cierre de la jornada se vivió el espectáculo más entretenido de los 10 encuentros que lleva la competición. La proyección de Mauricio Isla a los siete minutos de iniciado el pleito le sirvió aAlexis Sánchez para festejar el prematuro gol transandino. El 1 a 0 era promesa de grandes emociones en el estadio Nacional.


La reacción incaica no tardó en llegar. Un hermoso pelotazo profundo de André Carrillo encontró a Jefferson Farfán, quien definió con un potente disparo al primer palo que sorprendió a Claudio Bravo. La floja reacción del arquero del Barcelona le permitió a la Foquita celebrar el 1 a 1.


Cuando parecía que el conjunto de Ricardo Gareca se iba a llevar por delante al actual campeón de América, Néstor Pitana decidió expulsar a Christian Cueva por una insólita reacción que generó la polémica. Sin dudas, las discusiones planteadas en el terreno de juego llevaron al argentino a compensar al dueño de casa con un penal que puso a Perú arriba en el marcador. Desde los doce pasos, el hombre del Al Jazira puso el 2 a 1 para que el Tigre sonría.


Sin embargo, la inferioridad numérica tuvo un costo demasiado elevado, ya que el combinado conducido por Jorge Sampaoli continuó con su esencia hasta volver a emparejar las acciones. El circuito ofensivo anduvo a la perfección y Eduardo Vargas puso el 2 a 2 para volver a buscar el puntaje ideal.


Así, unos instantes antes de irse al descanso, el Niño Maravilla concretó el 3 a 2 para que la cima se quede teñida de Roja. Una producción extraordinaria fue la que llevó a Chile a quedarse con un triunfo tan valioso como merecido.


Las charlas incaicas del entretiempo se cayeron a pedazos cuando Eduardo Vargas volvió a llegar a la red. Otra veloz intervención del delantero del Arsenal fue fundamental para el gol del atacante del Hoffenheim. Con el 4 a 2, Perú bajó los brazos y la visita manejó el duelo a su tiempo.


La notable actuación de Pedro Gallese evitó la humillación y el grito de Paolo Guerrero aportó una cuota de suspenso a la última escena de la noche. Sin embargo, el pisco chileno pegó fuerte en territorio ajeno y la victoria se fue para el otro lado de la cordillera andina.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

Chile no detiene su marcha

Luego del auspicioso debut frente a Brasil en Santiago, Chile arribó a Perú con la intención de seguir los pasos de Uruguay y Ecuador, los únicos seleccionados que consiguieron el puntaje ideal en las dos primeras fechas de las eliminatorias sudamericanas rumbo al Mundial de Rusia.

En el cierre de la jornada se vivió el espectáculo más entretenido de los 10 encuentros que lleva la competición. La proyección de Mauricio Isla a los siete minutos de iniciado el pleito le sirvió aAlexis Sánchez para festejar el prematuro gol transandino. El 1 a 0 era promesa de grandes emociones en el estadio Nacional.

La reacción incaica no tardó en llegar. Un hermoso pelotazo profundo de André Carrillo encontró a Jefferson Farfán, quien definió con un potente disparo al primer palo que sorprendió a Claudio Bravo. La floja reacción del arquero del Barcelona le permitió a la Foquita celebrar el 1 a 1.

Cuando parecía que el conjunto de Ricardo Gareca se iba a llevar por delante al actual campeón de América, Néstor Pitana decidió expulsar a Christian Cueva por una insólita reacción que generó la polémica. Sin dudas, las discusiones planteadas en el terreno de juego llevaron al argentino a compensar al dueño de casa con un penal que puso a Perú arriba en el marcador. Desde los doce pasos, el hombre del Al Jazira puso el 2 a 1 para que el Tigre sonría.

Sin embargo, la inferioridad numérica tuvo un costo demasiado elevado, ya que el combinado conducido por Jorge Sampaoli continuó con su esencia hasta volver a emparejar las acciones. El circuito ofensivo anduvo a la perfección y Eduardo Vargas puso el 2 a 2 para volver a buscar el puntaje ideal.

Así, unos instantes antes de irse al descanso, el Niño Maravilla concretó el 3 a 2 para que la cima se quede teñida de Roja. Una producción extraordinaria fue la que llevó a Chile a quedarse con un triunfo tan valioso como merecido.

Las charlas incaicas del entretiempo se cayeron a pedazos cuando Eduardo Vargas volvió a llegar a la red. Otra veloz intervención del delantero del Arsenal fue fundamental para el gol del atacante del Hoffenheim. Con el 4 a 2, Perú bajó los brazos y la visita manejó el duelo a su tiempo.

La notable actuación de Pedro Gallese evitó la humillación y el grito de Paolo Guerrero aportó una cuota de suspenso a la última escena de la noche. Sin embargo, el pisco chileno pegó fuerte en territorio ajeno y la victoria se fue para el otro lado de la cordillera andina.

comentarios

imagen imagen
Login