ciudadanodiario.com.ar
Chile busca la mística perdida
Cargando...
Por Redacción

Chile busca la mística perdida



Tras ir y venir, pensar y analizar, el técnico de Chile, el argentino Jorge Sampaoli descubrió lo que le falta a su selección: la mística que cultivó en el Mundial-2014, fundamental para encender el fuego del equipo en Copa América.


Los abrazos, los elogios, las portadas de revistas especializadas en fútbol de todo el mundo se rindieron al fútbol inteligente y moderno que Chile exhibió en la pasada Copa del Mundo. Si bien no ganó títulos, dio el primer paso para ello: consolidar un sistema de juego.


Aún queda en la retina el triunfo histórico con el que Chile eliminó a la entonces campeona España, o el dramático partido en el que estuvieron a un tiro en el travesaño de dejar fuera a Brasil y esculpir su propio Maracanazo.


En ese entonces, Alexis Sánchez, Arturo Vidal y Gary Medel, los tres puntales del equipo, más el portero Claudio Bravo, demostraron que crecieron como hermanos y saben llegar juntos al gol. Pero al parecer, eso se ha perdido.


“Ojalá podamos tener la posibilidad de restaurar la mística que Chile tuvo en el mundial, mucha presión, jugando mano a mano atrás, la gran cercanía que los jugadores tuvieron”, dijo un melancólico Sampaoli, en un mensaje directo a sus jugadores en medio de la misión más importante de sus carreras, darle a Chile su primera Copa América.


Pero el equipo, conformado por una generación dorada de jugadores, ha entrado en un dominio intrascendente del balón, en el que se crea muchas jugadas de peligro, pero no las concreta, un problema que a la postre se puede instalar en la cabeza de los seleccionados, algo que le da espanto a Sampaoli.


“El jugador que no entienda eso, le va a costar. Chile es un equipo funcional, entonces debe tener jugadores funcionales”, aseveró el técnico argentino.


Chile ha jugado cuatro finales de Copa América en su historia (1955, 1956, 1979, y 1987) ¿Será la quinta la vencida?.


Trabajo por hacer.


Sampaoli ha sacado conclusiones durante la preparación para Copa América, y con casi la clasificación a cuartos de final en el bolsillo, sabe el trabajo que debe realizar para aspirar al objetivo de darle a Chile su primer título de selección.


“Chile va a tener que mejorar la distancia en la que juegue, tenemos que ser un equipo mucho más corto, de mucho más control y con más vértigo”, avisó el técnico, un discípulo de su compatriota Marcelo Bielsa, exseleccionador de La Roja. “Hoy por hoy lo más importante es la intensidad”, añadió.


Alexis Sánchez, la estrella del fútbol chileno quien llegó al Arsenal inglés para alzar dos títulos de FA Cup y convertirse en el goleador del plantel, es el señalado para liderar a este grupo. El niño maravilla ha madurado y está listo para la tarea, afirma Sampaoli. “Sabe que es uno de los mejores del mundo. Para nosotros es determinante un jugador de sus características”, afirmó el DT.


Ganar el grupo A, donde lo acompañan Ecuador, México y Bolivia, y ponerse en una expectante posición en cuartos de final, parece ser el camino para recuperar la mística perdida.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Chile busca la mística perdida

Tras ir y venir, pensar y analizar, el técnico de Chile, el argentino Jorge Sampaoli descubrió lo que le falta a su selección: la mística que cultivó en el Mundial-2014, fundamental para encender el fuego del equipo en Copa América.

Los abrazos, los elogios, las portadas de revistas especializadas en fútbol de todo el mundo se rindieron al fútbol inteligente y moderno que Chile exhibió en la pasada Copa del Mundo. Si bien no ganó títulos, dio el primer paso para ello: consolidar un sistema de juego.

Aún queda en la retina el triunfo histórico con el que Chile eliminó a la entonces campeona España, o el dramático partido en el que estuvieron a un tiro en el travesaño de dejar fuera a Brasil y esculpir su propio Maracanazo.

En ese entonces, Alexis Sánchez, Arturo Vidal y Gary Medel, los tres puntales del equipo, más el portero Claudio Bravo, demostraron que crecieron como hermanos y saben llegar juntos al gol. Pero al parecer, eso se ha perdido.

“Ojalá podamos tener la posibilidad de restaurar la mística que Chile tuvo en el mundial, mucha presión, jugando mano a mano atrás, la gran cercanía que los jugadores tuvieron”, dijo un melancólico Sampaoli, en un mensaje directo a sus jugadores en medio de la misión más importante de sus carreras, darle a Chile su primera Copa América.

Pero el equipo, conformado por una generación dorada de jugadores, ha entrado en un dominio intrascendente del balón, en el que se crea muchas jugadas de peligro, pero no las concreta, un problema que a la postre se puede instalar en la cabeza de los seleccionados, algo que le da espanto a Sampaoli.

“El jugador que no entienda eso, le va a costar. Chile es un equipo funcional, entonces debe tener jugadores funcionales”, aseveró el técnico argentino.

Chile ha jugado cuatro finales de Copa América en su historia (1955, 1956, 1979, y 1987) ¿Será la quinta la vencida?.

Trabajo por hacer.

Sampaoli ha sacado conclusiones durante la preparación para Copa América, y con casi la clasificación a cuartos de final en el bolsillo, sabe el trabajo que debe realizar para aspirar al objetivo de darle a Chile su primer título de selección.

“Chile va a tener que mejorar la distancia en la que juegue, tenemos que ser un equipo mucho más corto, de mucho más control y con más vértigo”, avisó el técnico, un discípulo de su compatriota Marcelo Bielsa, exseleccionador de La Roja. “Hoy por hoy lo más importante es la intensidad”, añadió.

Alexis Sánchez, la estrella del fútbol chileno quien llegó al Arsenal inglés para alzar dos títulos de FA Cup y convertirse en el goleador del plantel, es el señalado para liderar a este grupo. El niño maravilla ha madurado y está listo para la tarea, afirma Sampaoli. “Sabe que es uno de los mejores del mundo. Para nosotros es determinante un jugador de sus características”, afirmó el DT.

Ganar el grupo A, donde lo acompañan Ecuador, México y Bolivia, y ponerse en una expectante posición en cuartos de final, parece ser el camino para recuperar la mística perdida.

comentarios

Login