ciudadanodiario.com.ar
Cero respuesta ante pérdida de agua potable
Cargando...
Por Redacción

Cero respuesta ante pérdida de agua potable



Crisis hídrica, poca agua, problemas de precipitaciones. Mendoza les hace frente a todas estas vicisitudes. Muchas veces es el vecino quien derrocha agua, y esto saca de quicio a todos aquellos que saben que el problema es grave. ¿Pero qué pasa cuando desde las mismas instituciones no hay respuesta a estos problemas?


En Ciudad, más precisamente al 1200 de calle Mitre, hay desde hace un tiempo una pérdida importante de agua potable. Mirar el panorama y angustiarse es todo uno, y mucho más cuando los llamados a AySaM parecieran caer en saco roto. Los habitantes de esa cuadra son conscientes de que el cuidado del agua es imperioso, pero cuesta hacerle frente a la situación cuando los entes de contralor, encargados de cuidar el asunto, parecen hacer oídos sordos.


En el video puede apreciarse cómo se pierde agua en forma exagerada. La queja se convirtió en reclamo. Y hasta ahora, el reclamo vuelve a convertirse en la nada misma.



comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Cero respuesta ante pérdida de agua potable

Crisis hídrica, poca agua, problemas de precipitaciones. Mendoza les hace frente a todas estas vicisitudes. Muchas veces es el vecino quien derrocha agua, y esto saca de quicio a todos aquellos que saben que el problema es grave. ¿Pero qué pasa cuando desde las mismas instituciones no hay respuesta a estos problemas?

En Ciudad, más precisamente al 1200 de calle Mitre, hay desde hace un tiempo una pérdida importante de agua potable. Mirar el panorama y angustiarse es todo uno, y mucho más cuando los llamados a AySaM parecieran caer en saco roto. Los habitantes de esa cuadra son conscientes de que el cuidado del agua es imperioso, pero cuesta hacerle frente a la situación cuando los entes de contralor, encargados de cuidar el asunto, parecen hacer oídos sordos.

En el video puede apreciarse cómo se pierde agua en forma exagerada. La queja se convirtió en reclamo. Y hasta ahora, el reclamo vuelve a convertirse en la nada misma.

comentarios

Login