Cargando...
Por Redacción

Celulares para presos: una cuestión de “dignidad”, según una funcionaria



La Defensoría Pública de San Nicolás (provincia de Buenos Aires) presentó un hábeas corpus para que los delincuentes de la Unidad Penal 3 puedan acceder a teléfonos celulares. Además, pretende eliminar las sanciones para los reos que consigan aparatos en forma clandestina. Argumentan que esto “mantendría y fortalecería los lazos familiares y sociales”.


La acción judicial responde a “la situación agravada de sus condiciones de detención, afectados al hecho de comunicarse periódicamente con su familia”


Este hábeas corpus lleva la firma de María Celina Berterame, Defensora de Ejecución Penal Departamental. Además, está refrendado por Pablo Andrés Vacani, Defensor Oficial de San Pedro; Florencia Barrera, secretaria de Ejecución Penal departamental; Joaquín Castro, secretario de la Defensoría, y Patricio Porta, auxiliar letrado del Área de Ejecución Penal.


“Una persona puede estar presa, pero en condiciones dignas. Esa dignidad es también el hecho de poder comunicarse con sus familiares”, expresó Bertrame en diálogo con periodistas de radio La Red, de Buenos Aires.


Según la funcionaria, cuando una persona está privada de la libertad tiene muchos derechos restringidos. Y que cuando no se puede acceder a teléfonos celulares, es como perder el “derecho a la comunicación y el derecho a la libertad”.


La defensora propuso también que “no se sancione a los presos que compran equipos en forma clandestina, ya que la Ley de Ejecución Penal no prevé que sea algo grave”.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Celulares para presos: una cuestión de “dignidad”, según una funcionaria

La Defensoría Pública de San Nicolás (provincia de Buenos Aires) presentó un hábeas corpus para que los delincuentes de la Unidad Penal 3 puedan acceder a teléfonos celulares. Además, pretende eliminar las sanciones para los reos que consigan aparatos en forma clandestina. Argumentan que esto “mantendría y fortalecería los lazos familiares y sociales”.

La acción judicial responde a “la situación agravada de sus condiciones de detención, afectados al hecho de comunicarse periódicamente con su familia”

Este hábeas corpus lleva la firma de María Celina Berterame, Defensora de Ejecución Penal Departamental. Además, está refrendado por Pablo Andrés Vacani, Defensor Oficial de San Pedro; Florencia Barrera, secretaria de Ejecución Penal departamental; Joaquín Castro, secretario de la Defensoría, y Patricio Porta, auxiliar letrado del Área de Ejecución Penal.

“Una persona puede estar presa, pero en condiciones dignas. Esa dignidad es también el hecho de poder comunicarse con sus familiares”, expresó Bertrame en diálogo con periodistas de radio La Red, de Buenos Aires.

Según la funcionaria, cuando una persona está privada de la libertad tiene muchos derechos restringidos. Y que cuando no se puede acceder a teléfonos celulares, es como perder el “derecho a la comunicación y el derecho a la libertad”.

La defensora propuso también que “no se sancione a los presos que compran equipos en forma clandestina, ya que la Ley de Ejecución Penal no prevé que sea algo grave”.

comentarios

imagen imagen
Login