ciudadanodiario.com.ar
Capitanich: “Griesa impide el pago y no habrá default”
Cargando...
Por Redacción

Capitanich: “Griesa impide el pago y no habrá default”



El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, responsabilizó hoy al juez estadounidense Thomas Griesa de, realizar maniobras que impiden a acreedores el pago de vencimientos de deuda pública e insistió en que la República Argentina no entrará en default. “La responsabilidad le compete al juez (Griesa) para instrumentar las transferencias correspondientes. El default es no pagar y Argentina paga”, expresó Capitanich en conferencia de prensa. En ese contexto, aseguró que “el juez no resolvió nada”, tras explicar que Argentina “ha cumplido con un deposito de 1.051 millones de dólares”.

Luego de una nueva audiencia encabezada por Griesa en Nueva York, donde el magistrado negó la solicitud de una medida cautelar realizada por la República Argentina, el jefe de Gabinete destacó que “el dinero no puede bloquearse porque pertenece a los bonistas del canje”. “El mismo juez reconoce que la Argentina pago, nunca puede existir un problema de default por parte de un acreedor o por parte de juez, siempre es el deudor el que tiene la responsabilidad de pagar. Y Argentina paga”, añadió.

Sobre los plazos que hay por delante, Capitanich sostuvo: “respetamos los plazos, el prospecto, y nosotros pretendemos que los incentivos del funcionamiento del sistema económico siga funcionando, han existido 900 embargos, aún persisten, por la estrategia de un minúsculo grupo de acreedores que no está dispuesto a negociar bajo ningún concepto”. Consultado si existe preocupación en el gobierno por eventuales demandas civiles o penales contra funcionarios por las negociaciones de los bonos de deudas, Capitanich insistió que lo hecho hasta el momento es lo que establece el marco jurídico argentino. En ese sentido, dijo que “la Constitución Nacional establece que corresponde a las atribuciones del Congreso el arreglo de la deuda interior y exterior”, tras mencionar los decretos que reglamentaron las negociaciones, como el presupuesto.

De inmediato destacó que dentro del prospecto está vigente la cláusula RUFO (del acreedor más favorecido), donde el gobierno no puede ofrecer mejores condiciones a otros acreedores de los que han adherido al canje”, medida vigente hasta el 31 de diciembre de este año. “Cumplimos con la Constitución, con las leyes que la reglamentan, con el prospecto, con el acuerdo contractual”, afirmó el funcionario al insistir que nuestro país “está dispuesta al diálogo, para establecer condiciones de negociaciones justas, equitativas y sustentables”, tras remarcar que “el diálogo siempre ha existido”.

Capitanich, además confirmó que mañana “una comitiva del Ministerio de Economía se reunirá con el mediado Daniel Pollack”, al sostener que el planteo de Argentina “tiene un esquema de un mecanismo de buena fe y promueve condiciones de negociación compatible con la Constitución y las leyes”.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Capitanich: “Griesa impide el pago y no habrá default”

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, responsabilizó hoy al juez estadounidense Thomas Griesa de, realizar maniobras que impiden a acreedores el pago de vencimientos de deuda pública e insistió en que la República Argentina no entrará en default. “La responsabilidad le compete al juez (Griesa) para instrumentar las transferencias correspondientes. El default es no pagar y Argentina paga”, expresó Capitanich en conferencia de prensa. En ese contexto, aseguró que “el juez no resolvió nada”, tras explicar que Argentina “ha cumplido con un deposito de 1.051 millones de dólares”.
Luego de una nueva audiencia encabezada por Griesa en Nueva York, donde el magistrado negó la solicitud de una medida cautelar realizada por la República Argentina, el jefe de Gabinete destacó que “el dinero no puede bloquearse porque pertenece a los bonistas del canje”. “El mismo juez reconoce que la Argentina pago, nunca puede existir un problema de default por parte de un acreedor o por parte de juez, siempre es el deudor el que tiene la responsabilidad de pagar. Y Argentina paga”, añadió.
Sobre los plazos que hay por delante, Capitanich sostuvo: “respetamos los plazos, el prospecto, y nosotros pretendemos que los incentivos del funcionamiento del sistema económico siga funcionando, han existido 900 embargos, aún persisten, por la estrategia de un minúsculo grupo de acreedores que no está dispuesto a negociar bajo ningún concepto”. Consultado si existe preocupación en el gobierno por eventuales demandas civiles o penales contra funcionarios por las negociaciones de los bonos de deudas, Capitanich insistió que lo hecho hasta el momento es lo que establece el marco jurídico argentino. En ese sentido, dijo que “la Constitución Nacional establece que corresponde a las atribuciones del Congreso el arreglo de la deuda interior y exterior”, tras mencionar los decretos que reglamentaron las negociaciones, como el presupuesto.
De inmediato destacó que dentro del prospecto está vigente la cláusula RUFO (del acreedor más favorecido), donde el gobierno no puede ofrecer mejores condiciones a otros acreedores de los que han adherido al canje”, medida vigente hasta el 31 de diciembre de este año. “Cumplimos con la Constitución, con las leyes que la reglamentan, con el prospecto, con el acuerdo contractual”, afirmó el funcionario al insistir que nuestro país “está dispuesta al diálogo, para establecer condiciones de negociaciones justas, equitativas y sustentables”, tras remarcar que “el diálogo siempre ha existido”.
Capitanich, además confirmó que mañana “una comitiva del Ministerio de Economía se reunirá con el mediado Daniel Pollack”, al sostener que el planteo de Argentina “tiene un esquema de un mecanismo de buena fe y promueve condiciones de negociación compatible con la Constitución y las leyes”.

comentarios

Login