ciudadanodiario.com.ar
“Califatobook”, la plataforma social del EI
Cargando...
Por Redacción

“Califatobook”, la plataforma social del EI



A simple vista no difiere del formato clásico de cualquier otra red social, si no fuese porque aparece acompañado del logotipo blanco y negro del Estado Islámico. Se trata de “5elafabook” (algo que cabe traducir como “Califatobook”), una plataforma creada por los seguidores del grupo extremista, hartos de que se les censure una y otra vez en las redes sociales “normales”. El número 5, o “jamsa”, es utilizado en los chats en árabe para representar el sonido “j”.


Aparentemente, la intención de sus creadores era poner en contacto a simpatizantes del Estado Islámico, para que pudiesen intercambiar información y contenidos sobre el grupo, que a menudo pueden ser difíciles de encontrar. Cualquiera que trate de seguir a esta organización en internet sabe que los videos de las ejecuciones o de la glorificación de los yihadistas suelen durar muy poco tiempo en sitios como YouTube o Vimeo, de donde son rápidamente retirados por infringir las condiciones del servicio.


Aunque el experimento del “Califatobook” podría ser efímero ya que la página fue detectada este pasado fin de semana por los observadores del ciberyihadismo, y para el lunes ya estaba experimentando “problemas técnicos” que la hacían inviable. Ahora, la página contiene un mensaje en inglés en la que se asegura “un cierre temporal para proteger la información de sus miembros y su seguridad”.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

“Califatobook”, la plataforma social del EI

A simple vista no difiere del formato clásico de cualquier otra red social, si no fuese porque aparece acompañado del logotipo blanco y negro del Estado Islámico. Se trata de “5elafabook” (algo que cabe traducir como “Califatobook”), una plataforma creada por los seguidores del grupo extremista, hartos de que se les censure una y otra vez en las redes sociales “normales”. El número 5, o “jamsa”, es utilizado en los chats en árabe para representar el sonido “j”.

Aparentemente, la intención de sus creadores era poner en contacto a simpatizantes del Estado Islámico, para que pudiesen intercambiar información y contenidos sobre el grupo, que a menudo pueden ser difíciles de encontrar. Cualquiera que trate de seguir a esta organización en internet sabe que los videos de las ejecuciones o de la glorificación de los yihadistas suelen durar muy poco tiempo en sitios como YouTube o Vimeo, de donde son rápidamente retirados por infringir las condiciones del servicio.

Aunque el experimento del “Califatobook” podría ser efímero ya que la página fue detectada este pasado fin de semana por los observadores del ciberyihadismo, y para el lunes ya estaba experimentando “problemas técnicos” que la hacían inviable. Ahora, la página contiene un mensaje en inglés en la que se asegura “un cierre temporal para proteger la información de sus miembros y su seguridad”.

comentarios

Login