Cargando...
Por Redacción

Cada cinco minutos hay un embarazo no buscado



La paternidad irresponsable es sin dudas una de las problemáticas más preocupantes del sector sanitario a nivel local. Sin embargo, desde el año 2011 las estadísticas muestran una leve mejora aunque no por ello el tema deja de ser menos alarmante, ya que según datos recientemente presentados por Comité Científico del Centro Latinoamericano Salud y Mujer Argentina (Celsam-Ar), cada 5 minutos una mujer queda embarazada antes de cumplir los 20 años.


A nivel local, el análisis de los datos aportados por el Sistema Informático Perinatal del Ministerio de Salud correspondiente a los últimos tres años, evidencian una sensible mejoría aunque la tasa (en promedio) sigue siendo la peor de la década. En Mendoza durante el 2011 un 60,3 % de los embarazos que se produjeron fueron no deseados. En el la cantidad de fecundaciones no planificadas descendió a 57,8%, mientras que en el 2013 fue de 54,6%.


La maternidad adolescente (de 14 a 17 años), representa casi el 18% de la fecundidad provincial. Este es un fenómeno cada vez más atado a la pobreza y significa más riesgos para la salud tanto de la madre como del bebé, en tanto que la mortalidad infantil se duplica cuando el niño es hijo de una joven menor de 19 años (y se quintuplica si la mamá es una niña menor de 15), entre un tercio y la mitad de los embarazos de las jovencitas requiere alguna internación por complicaciones “naturales” durante el proceso de gestación.


Educación en falta

Las especialistas insistieron, una vez más, en lo que ya está perfectamente demostrado: cuanto más temprana es la educación sexual (un abordaje mucho más amplio y abierto que la mera enseñanza de la genitalidad o biología) menor es la proporción de embarazos adolescentes y de abortos juveniles y más tardío el inicio de las relaciones sexuales. Sin embargo, en nuestra provincia la educación sexual en colegios todavía tiene algunas trabas, en especial en colegios de ordenamiento religioso. Los ejemplos son varios y a la fecha todavía quedan chicos de cuarto y quinto año que todavía no tienen una mínima instrucción sobre sexualidad y/o métodos anticonceptivos. Mientras tanto, un 4% de los embarazos no deseados corresponde a chicas que todavía no cumplen 13 años, o sea, que probablemente estén cursando el primario.


“En nuestro medio vivimos en contradicción. Por un lado, los chicos son sometidos a una permanente erotización. Está probado que el mensaje erótico despierta deseo sexual, pero al mismo tiempo no se les informa: se muestran actores acariciándose, pero no se ve el preservativo en la mesita de luz. Por otro lado, tanto los padres como los docentes están mudos, no quieren hablar de sexualidad por temor a que eso despierte deseos entre los chicos.


Muchos adultos comparten los mismos mitos que el resto de la sociedad: que con el preservativo no se siente, que los anticonceptivos engordan. La cuestión que debería importarnos es que la vida sexual se iniciará de un modo o de otro: intentemos que sea de una manera responsable y eso tampoco se dice en todas las escuelas”, dijo a El Ciudadano Alicia Figueroa, médica ginecóloga perteneciente al Programa Nacional de Paternidad Responsable.


Herramientas paliativas

El sistema de salud público ofrece alternativas para acceder a información, atención de la salud y métodos anticonceptivos totalmente gratuitos. A partir de los 10 años se pueden concurrir a la atención sin la exigencia de ser acompañados por un mayor. El director del programa de Salud Reproductiva, Pablo Alonso, dijo a la prensa que una vez allí se evaluará si esa persona puede discernir sobre la práctica solicitada y se dará el consentimiento indicado para el servicio. Caso contrario, se le pedirá que en la próxima consulta sea acompañada por un adulto.


Otra forma de obtener información es el 0800 222 3444. En ese número se puede consultar sobre derechos, sexualidad, métodos anticonceptivos y/o enfermedades de transmisión sexual. También pueden canalizarse quejas por desvío de los servicios o vulneración de derechos. Esta línea es absolutamente confidencial y atiende los días: las jornadas hábiles de 9 a 21 y sábados, domingos y feriados de 9 a 18. Si el llamado se efectúa desde un teléfono fijo o público es gratuito y si es desde un celular tendrá el valor de llamada local.


La canasta anticonceptiva es bastante amplia en Mendoza y forma parte de una consejería para tener datos que permita hacer sugerencias adecuadas basadas en el conocimiento de la fertilidad (métodos naturales) y la intención es sumar otros. Además, el Gobierno desde el año 1995 ofrece preservativos masculinos, femeninos, DIU de diferente tipo, productos hormonales inyectables, orales y combinados, anticoncepción de emergencia y quirúrgicos totalmente gratuitos apuntados a evitar embarazos no planificados, los cuales son entregados en todos los centros de salud y hospitales públicos de la provincia./ Orlando Tirapu


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

Cada cinco minutos hay un embarazo no buscado

La paternidad irresponsable es sin dudas una de las problemáticas más preocupantes del sector sanitario a nivel local. Sin embargo, desde el año 2011 las estadísticas muestran una leve mejora aunque no por ello el tema deja de ser menos alarmante, ya que según datos recientemente presentados por Comité Científico del Centro Latinoamericano Salud y Mujer Argentina (Celsam-Ar), cada 5 minutos una mujer queda embarazada antes de cumplir los 20 años.

A nivel local, el análisis de los datos aportados por el Sistema Informático Perinatal del Ministerio de Salud correspondiente a los últimos tres años, evidencian una sensible mejoría aunque la tasa (en promedio) sigue siendo la peor de la década. En Mendoza durante el 2011 un 60,3 % de los embarazos que se produjeron fueron no deseados. En el la cantidad de fecundaciones no planificadas descendió a 57,8%, mientras que en el 2013 fue de 54,6%.

La maternidad adolescente (de 14 a 17 años), representa casi el 18% de la fecundidad provincial. Este es un fenómeno cada vez más atado a la pobreza y significa más riesgos para la salud tanto de la madre como del bebé, en tanto que la mortalidad infantil se duplica cuando el niño es hijo de una joven menor de 19 años (y se quintuplica si la mamá es una niña menor de 15), entre un tercio y la mitad de los embarazos de las jovencitas requiere alguna internación por complicaciones “naturales” durante el proceso de gestación.

Educación en falta
Las especialistas insistieron, una vez más, en lo que ya está perfectamente demostrado: cuanto más temprana es la educación sexual (un abordaje mucho más amplio y abierto que la mera enseñanza de la genitalidad o biología) menor es la proporción de embarazos adolescentes y de abortos juveniles y más tardío el inicio de las relaciones sexuales. Sin embargo, en nuestra provincia la educación sexual en colegios todavía tiene algunas trabas, en especial en colegios de ordenamiento religioso. Los ejemplos son varios y a la fecha todavía quedan chicos de cuarto y quinto año que todavía no tienen una mínima instrucción sobre sexualidad y/o métodos anticonceptivos. Mientras tanto, un 4% de los embarazos no deseados corresponde a chicas que todavía no cumplen 13 años, o sea, que probablemente estén cursando el primario.

“En nuestro medio vivimos en contradicción. Por un lado, los chicos son sometidos a una permanente erotización. Está probado que el mensaje erótico despierta deseo sexual, pero al mismo tiempo no se les informa: se muestran actores acariciándose, pero no se ve el preservativo en la mesita de luz. Por otro lado, tanto los padres como los docentes están mudos, no quieren hablar de sexualidad por temor a que eso despierte deseos entre los chicos.

Muchos adultos comparten los mismos mitos que el resto de la sociedad: que con el preservativo no se siente, que los anticonceptivos engordan. La cuestión que debería importarnos es que la vida sexual se iniciará de un modo o de otro: intentemos que sea de una manera responsable y eso tampoco se dice en todas las escuelas”, dijo a El Ciudadano Alicia Figueroa, médica ginecóloga perteneciente al Programa Nacional de Paternidad Responsable.

Herramientas paliativas
El sistema de salud público ofrece alternativas para acceder a información, atención de la salud y métodos anticonceptivos totalmente gratuitos. A partir de los 10 años se pueden concurrir a la atención sin la exigencia de ser acompañados por un mayor. El director del programa de Salud Reproductiva, Pablo Alonso, dijo a la prensa que una vez allí se evaluará si esa persona puede discernir sobre la práctica solicitada y se dará el consentimiento indicado para el servicio. Caso contrario, se le pedirá que en la próxima consulta sea acompañada por un adulto.

Otra forma de obtener información es el 0800 222 3444. En ese número se puede consultar sobre derechos, sexualidad, métodos anticonceptivos y/o enfermedades de transmisión sexual. También pueden canalizarse quejas por desvío de los servicios o vulneración de derechos. Esta línea es absolutamente confidencial y atiende los días: las jornadas hábiles de 9 a 21 y sábados, domingos y feriados de 9 a 18. Si el llamado se efectúa desde un teléfono fijo o público es gratuito y si es desde un celular tendrá el valor de llamada local.

La canasta anticonceptiva es bastante amplia en Mendoza y forma parte de una consejería para tener datos que permita hacer sugerencias adecuadas basadas en el conocimiento de la fertilidad (métodos naturales) y la intención es sumar otros. Además, el Gobierno desde el año 1995 ofrece preservativos masculinos, femeninos, DIU de diferente tipo, productos hormonales inyectables, orales y combinados, anticoncepción de emergencia y quirúrgicos totalmente gratuitos apuntados a evitar embarazos no planificados, los cuales son entregados en todos los centros de salud y hospitales públicos de la provincia./ Orlando Tirapu

comentarios

imagen imagen
Login