ciudadanodiario.com.ar
Búsqueda desesperada de una adolescente en Maipú
Cargando...
Por Redacción

Búsqueda desesperada de una adolescente en Maipú



Una chica de 16 años, oriunda de Maipú, desapareció el domingo por la noche después de haber asistido a misa. Su familia ahora intenta dar con su paradero, y se han hecho incluso cadenas de WhatsApp difundiendo su rostro, para poder tener aunque sea un dato que los lleve a encontrarla.


Se trata de Lorena Vekus, cuya familia entró en desesperación. Es que nadie discutió con ella, nunca había hecho nada parecido, y nunca había amenazado con huir. Paola, su madre, asegura que no hay motivos para que ella desaparezca por sí misma.


“No sé nada de nada. Llevaba la Biblia, una cartilla de catecismo y el celular. No llevaba ni siquiera abrigo. Ella sería incapaz de irse”, relataba presa del llanto Paola, la madre de la chica.


Por otra parte, una tía de Lorena relató que “el domingo los papás de mi sobrina la dejaron en la puerta de la parroquia Nuestra Señora de la Candelaria. Fue tipo ocho de la noche, más o menos”. Apenas terminada la misa, los padres se comunicaron con la adolescente y ella les contó que iba a regresar con sus amigas, a pie.


Pero tampoco las amigas la vieron. Nadie supo nada de su desaparición. La distancia entre la iglesia y la casa de la familia Vekus es de algo así como 10 o 12 cuadras.


Lorena Vekus vestía un pantalón de jean azul y una camisa verde. Mide cerca 1,55 metros, y tiene el pelo lacio, algo rojizo.


En caso de tener algún dato relativo al paradero de Lorena, tanto las autoridades como la familia piden que se comuniquen con la Fiscalía 10°, frente a la plaza departamental de Maipú, al teléfono 0261 449-5507.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Búsqueda desesperada de una adolescente en Maipú

Una chica de 16 años, oriunda de Maipú, desapareció el domingo por la noche después de haber asistido a misa. Su familia ahora intenta dar con su paradero, y se han hecho incluso cadenas de WhatsApp difundiendo su rostro, para poder tener aunque sea un dato que los lleve a encontrarla.

Se trata de Lorena Vekus, cuya familia entró en desesperación. Es que nadie discutió con ella, nunca había hecho nada parecido, y nunca había amenazado con huir. Paola, su madre, asegura que no hay motivos para que ella desaparezca por sí misma.

“No sé nada de nada. Llevaba la Biblia, una cartilla de catecismo y el celular. No llevaba ni siquiera abrigo. Ella sería incapaz de irse”, relataba presa del llanto Paola, la madre de la chica.

Por otra parte, una tía de Lorena relató que “el domingo los papás de mi sobrina la dejaron en la puerta de la parroquia Nuestra Señora de la Candelaria. Fue tipo ocho de la noche, más o menos”. Apenas terminada la misa, los padres se comunicaron con la adolescente y ella les contó que iba a regresar con sus amigas, a pie.

Pero tampoco las amigas la vieron. Nadie supo nada de su desaparición. La distancia entre la iglesia y la casa de la familia Vekus es de algo así como 10 o 12 cuadras.

Lorena Vekus vestía un pantalón de jean azul y una camisa verde. Mide cerca 1,55 metros, y tiene el pelo lacio, algo rojizo.

En caso de tener algún dato relativo al paradero de Lorena, tanto las autoridades como la familia piden que se comuniquen con la Fiscalía 10°, frente a la plaza departamental de Maipú, al teléfono 0261 449-5507.

comentarios

Login