Cargando...
Por Redacción

Buscan la fórmula de unidad en el Frente de Izquierda



Desde su creación en 2011, el FIT rechazó dirimir internas y candidaturas mediante las PASO y promovió acuerdos para concentrar sus fuerzas en la disputa contra los otros candidatos.


Pero días antes del Congreso del PO, el PTS promovió una fuerte campaña mediática en la que instaló al diputado Nicolás del Caño como precandidato presidencial del FIT. Lo ratificó durante un acto partidario en diciembre de ese año, ante 6 mil personas que llenaron el microestadio de Argentinos Juniors.


El PO e IS rechazaron ir a internas durante meses y promovieron alcanzar acuerdos, que contemplaran también el reparto de candidaturas en la provncia de Buenos Aires, en Mendoza, Córdoba y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El PTS advirtió que no resolvería hasta junio -fecha límite para la que pautaba su Convención Electoral-, insistió con la idea de “una renovación de la izquierda” y se cerró un acuerdo limitado a la Ciudad: Myriam Bregman jefa de Gobierno, Marcelo Ramal legislador.


Motivados entonces por lo que consideraron “dilación” y “parálisis”, el PO e IS resolvieron, finalmente, ir a las PASO con una fórmula de unidad que, además, incluyera a agrupaciones y organizaciones que recientemente se han sumado al FIT, como Pueblo en Marcha o el Movimiento Popular La Dignidad/ Tupaj Katari de Carlos “Perro” Santillán. La fórmula nacional será Altamira-Giordano y la provincial Pitrola-Sobrero.


Ante los anuncios, la dirigencia del PTS acusó recibo: primero buscó deslindar responsabilidades advirtiendo que eran las otras fuerzas las que “ahora” querían ir a las PASO y, segundo, llamó a una Convención Electoral en la que definió una contramarcha: “Convocada para resolver sobre candidaturas, discusiones y perfiles del FIT que hay en debate y proclamar a los precandidatos hacia las PASO de agosto, que integrarán una lista única acordada o, en su defecto, una lista que competirá en internas”.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Buscan la fórmula de unidad en el Frente de Izquierda

Desde su creación en 2011, el FIT rechazó dirimir internas y candidaturas mediante las PASO y promovió acuerdos para concentrar sus fuerzas en la disputa contra los otros candidatos.

Pero días antes del Congreso del PO, el PTS promovió una fuerte campaña mediática en la que instaló al diputado Nicolás del Caño como precandidato presidencial del FIT. Lo ratificó durante un acto partidario en diciembre de ese año, ante 6 mil personas que llenaron el microestadio de Argentinos Juniors.

El PO e IS rechazaron ir a internas durante meses y promovieron alcanzar acuerdos, que contemplaran también el reparto de candidaturas en la provncia de Buenos Aires, en Mendoza, Córdoba y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El PTS advirtió que no resolvería hasta junio -fecha límite para la que pautaba su Convención Electoral-, insistió con la idea de “una renovación de la izquierda” y se cerró un acuerdo limitado a la Ciudad: Myriam Bregman jefa de Gobierno, Marcelo Ramal legislador.

Motivados entonces por lo que consideraron “dilación” y “parálisis”, el PO e IS resolvieron, finalmente, ir a las PASO con una fórmula de unidad que, además, incluyera a agrupaciones y organizaciones que recientemente se han sumado al FIT, como Pueblo en Marcha o el Movimiento Popular La Dignidad/ Tupaj Katari de Carlos “Perro” Santillán. La fórmula nacional será Altamira-Giordano y la provincial Pitrola-Sobrero.

Ante los anuncios, la dirigencia del PTS acusó recibo: primero buscó deslindar responsabilidades advirtiendo que eran las otras fuerzas las que “ahora” querían ir a las PASO y, segundo, llamó a una Convención Electoral en la que definió una contramarcha: “Convocada para resolver sobre candidaturas, discusiones y perfiles del FIT que hay en debate y proclamar a los precandidatos hacia las PASO de agosto, que integrarán una lista única acordada o, en su defecto, una lista que competirá en internas”.

comentarios

imagen imagen
Login